Feb 9 2021
239 lecturas

CulturaSociedad

Bajo la máscara de la pandemia, la nueva cara del Foro Social Mundial

Veinte años después de la celebración del primer Foro Social Mundial (FSM) en Porto Alegre, al sur de Brasil, como contraevento del Foro Económico Mundial de Davos, la cumbre de los ricos, México debía ser el lugar de encuentro de cientos de movimientos sociales y organizaciones no gubernamentales para debatir alternativas a la crisis multidimensional global existente.
Pero las cosas resultaron ser diferentes. Debido a la pandemia, que algunos vieron como la causa, pero la mayoría como el catalizador de esta crisis, las delegaciones de todas partes del mundo pudieron celebrar más de mil eventos grandes y pequeños en la capital mexicana como es habitual. Así que el Consejo Internacional del FSM, formado por unos 50 miembros, decidió sin más hacer de la necesidad virtud y celebrar un Foro Social Mundial virtual del 23 al 31 de enero de 2021.Resultado de imagen para foro social mundial virtual 2021

El sábado 23 de enero, a las 12 en punto, se inició en Oceanía una virtual «marcha inaugural» alrededor del globo, en el otro lado -desde el punto de vista de Europa- a menudo olvidado del planeta. Los aborígenes y los pequeños agricultores de las islas amenazadas de extinción se quejaban de la tierra reseca en la que tenían que vivir. Las grandes empresas extranjeras habían comprado las escasas reservas de agua dulce.
A continuación, la «marcha inaugural» se desplazó por el globo, zona horaria por zona horaria, utilizando zooms. Los vídeos se mezclaron con relatos de varias ciudades, en su mayoría pequeñas, de la India, Siberia, África Oriental e Italia, seguidos de entrevistas con figuras notables como el crítico estadounidense Noam Chomsky, la ex ministra de Cultura de Malí Aminata Traore, el vicepresidente de la Confederación Sindical Mundial CSI y Ashish Khotari, una de las principales voces del movimiento por el cambio global en la India.
Las mujeres argentinas, exitosas en su lucha contra el aborto, completaron el cuadro ante unas 10.000 pantallas de ordenador que seguían el espectáculo en 144 países. Finalmente, la marcha terminó en Hawái, ocupado por Estados Unidos durante 150 años. Dos mujeres jóvenes de la isla de Kauai hablaron de su oposición a Monsanto, al igual que Ann Wright, que dimitió como coronel del ejército estadounidense en protesta por la guerra de Iraq.
Resultado de imagen para foro social mundial virtual 2021
Política de paz multifacética

El primer día del FSM se dedicó a la paz y la militarización. «El desarme universal para la transformación social y medioambiental» fue el tema de la primera gran mesa redonda. En este caso, Binalakshmi Nepram, del norte de la India, pronunció un discurso tan emotivo como racional, en el que llamó la atención sobre la represión local cotidiana llevada a cabo con armas europeas y estadounidenses, así como sobre las 26 guerras que se libran en la actualidad.
El sistema sanitario, literalmente deteriorado por las políticas de austeridad en la mayoría de los países del Sur global, y la injusta distribución de las vacunas en la pandemia recibieron la misma atención que los más de cien millones de nuevos desempleados como consecuencia de las políticas económicas aplicadas por la mayoría de los gobiernos en beneficio de las grandes empresas incluso en tiempos de crisis. Se destacó la destrucción ecológica, así como el creciente papel de los militares, cuyo creciente poder autoritario está creando el peligro de un conflicto armado.

Reiner Braun, de la Oficina Internacional de la Paz (IPB), Owen Tudor, vicepresidente de la Confederación Sindical Internacional (CSI), Jan Kavan, ex ministro de Asuntos Exteriores de la República Checa y presidente de la Asamblea General de la ONU 2002-2004, hicieron un llamamiento a la sociedad civil internacional para que se movilice a nivel mundial. Por primera vez en el Foro Social Mundial, el movimiento pacifista mostró su fuerza y se centró en las estrategias de resolución de conflictos, en lugar de limitarse a distanciarse de los poderes que se reúnen habitualmente en el Foro Económico Mundial de Davos.

«Espacio abierto» frente a «espacio para la acción»

De este modo, no sólo un nuevo rostro, sino también un nuevo espíritu se hizo sentir en el FSM en línea (véase www.wsf2021.net), que puede remontarse a años de debate en el seno del Consejo Internacional. Por un lado estaban y están los representantes de conocidas ONG europeas y brasileñas de procedencia cristiana que, remitiéndose a la llamada «Carta de Porto Alegre», se empeñan en impedir que el Foro Social Mundial aparezca como un actor político sui generis.
Las declaraciones políticas y los llamamientos a movilizaciones mundiales en nombre del FSM son tan mal vistos por ellos como la representación de partidos políticos (de izquierda) y organizaciones de resistencia armada como las de los zapatistas en México o el PYD en las regiones kurdas del noreste de Siria. Sin embargo, frente a estos «horizontalistas», las voces que quieren que el FSM deje de ser un «espacio abierto» y se convierta en un «espacio para la acción» ganaron cada vez más influencia ante la propagación de las crisis.Resultado de imagen para foro social mundial virtual 2021 espacio abierto
Un grupo relativamente pequeño de pensadores de renombre, como el sociólogo portugués Boaventura dos Santos, la científica social belga Francine Mestrum, del Centro Trocontinental, y el fundador de la agencia del Tercer Mundo Inter-Press-Service, Roberto Savio, lograron «recuperar» muchos de los mayores movimientos sociales del mundo, como Vía Campesina, Amigos de la Tierra, la Oficina Internacional de la Paz, etc. «traer de vuelta» y otras, como la Confederación Sindical Mundial CSI, así como la Organización Internacional Progresista fundada recientemente por el ex ministro de Economía griego Yanis Varufakis, entre otros (véase www.foranewwsf.org).

«Cambiar el sistema» es el lema
Sin embargo, lo más importante será la actitud de los movimientos sociales en México, donde se espera que se celebre un «verdadero» Foro Social Mundial a principios de 2022, una vez superada la pandemia. Después de toda una serie de elecciones en América Latina, donde -siguiendo el ejemplo de Bolivia- podría haber incluso una reacción de la izquierda bajo las nuevas condiciones marco en los Estados Unidos.
Una cosa ha quedado muy clara en los numerosos seminarios web de este FSM: la demanda de un cambio de sistema, es decir, de una renovación fundamental del sistema político y económico bajo el que sufren las grandes mayorías de la población, especialmente en los países del Sur global, es ahora también compartida por las clases medias. El sueño de una vida mejor, que supuestamente traería el American way of life, finalmente se ha acabado.
Esto también se reflejó en el FSM 2021 en una «Declaración de los Movimientos Sociales, de Paz y Medioambientales» conjunta, que a pesar del intento de los conservadores en el Consejo Internacional de impedir tal declaración, pudo ser adoptada por un gran número de organizaciones en los últimos dos días.
*Periodista y antropólogo austríaco con amplia experiencia en América Latina, fue cofundador del Foro Social Mundial, Director del Instituto de Investigación de Asuntos Sociales en Viena y  facilitador de Diálogos de Paz en Siria y Nicaragua.

 

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    Añadir comentario