Ene 11 2005
680 lecturas

Econom铆a

Beber del propio jarabe: FMI advierte a Estados Unidos

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

A fines de 2003, el departamento del Comercio divulg贸 su estimado final del crecimiento de Estados Unidos: un salto de 8,2% del producto interno bruto (PIB) durante el tercer trimestre. Hac铆a 19 a帽os que el pa铆s no registraba un crecimiento tan acentuado. La prensa salud贸 en forma un谩nime 芦el retorno del crecimiento a Estados Unidos禄. Sin embargo algunos analistas se distanciaron de aquel entusiasmo observando que el desempleo hab铆a aumentado fuertemente entre el 2000 y el a帽o 2003 (4,0% en el 2000, 4,8% en 2001, 5,8 en 2002 y 6,1% en 2003). Dos hechos importantes fueron r谩pidamente evacuados.

foto
El crecimiento est谩 efectivamente ligado a un importante endeudamiento del pa铆s y a una transferencia de los gastos sociales hacia el sector militar. La econom铆a estadounidense est谩 orientada ahora hacia la guerra.

El crecimiento a cr茅dito

Estados Unidos ha financiado su crecimiento mediante el endeudamiento. En 2002, el pa铆s registraba su primer d茅ficit presupuestario desde 1997. Este 铆ndice ha ido aumentando poco a poco, de 1,5 por ciento en 2002, a 3,5 en 2003 y debe alcanzar un 4,2 en 2004. A modo de comparaci贸n, el pacto de estabilidad presupuestaria de la zona euro establece un l铆mite de 3 por ciento.

La deuda externa, que era en el 2000 de tres billones 600 mil millones de d贸lares (39 por ciento del PIB), se elev贸 en el 2003 a seis billones y medio de d贸lares (58 por ciento del PIB). Una inquietante evaluaci贸n que realiz贸 el Bur贸 presupuestario del Congreso indica que la deuda alcanzar谩 los 14 billones de d贸lares dentro de diez a帽os. El ex-secretario del Tesoro Paul O’Neill realiz贸 por su cuenta un estudio seg煤n el cual el d茅ficit de Estados Unidos alcanzar谩 en los pr贸ximos cincuenta a帽os la cifra de 44 billones de d贸lares.

El 7 de enero de 2004 el Fondo Monetario Internacional (FMI) organiz贸 una conferencia de prensa sobre las pol铆ticas fiscales de Estados Unidos y sus consecuencias para la econom铆a mundial1. Aunque fue creado y ha sido ampliamente manejado por Washington, el FMI present贸 toda una lista de acusaciones contra la pol铆tica econ贸mica de la administraci贸n Bush. Seg煤n el FMI, la deuda externa de Estados Unidos ha alcanzado un nivel sin precedentes para un pa铆s industrializado, fen贸meno que provoca un aumento de las tasas de inter茅s al tiempo que frena el crecimiento mundial.

El saqueo, 煤nica estrategia ante la deuda

Al observar el aumento vertiginoso de la deuda, que sobrepasa considerablemente la solvencia del pa铆s, Roberto Freeman cuestiona la orientaci贸n econ贸mica de la administraci贸n Bush. Existen, seg煤n Freeman, cinco estrategias posibles2.

La primera consiste en elevar los impuestos y pagar los plazos; es evidente que la administraci贸n Bush no ha escogido esta opci贸n. La segunda consiste en imprimir d贸lares, pero la pr谩ctica masiva de esa soluci贸n provocar铆a un inevitable derrumbe de la econom铆a.

La tercera estrategia -la que propone el FMI a los pa铆ses del Tercer Mundo- es la privatizaci贸n de los bienes nacionales y su venta al extranjero. Se podr铆a creer improbable la adopci贸n de esta opci贸n. Sin embargo, al permitir la ca铆da del d贸lar, la administraci贸n Bush no solamente favorece la exportaci贸n sino que facilita tambi茅n a los capitales extranjeros la compra de empresas estadounidenses.

Cuarta estrategia: negarse a pagar la deuda, como hicieron los bolcheviques al tomar el poder en Rusia. Para Robert Freeman esta opci贸n est谩 芦m谩s cerca de lo que se imaginan la mayor parte de los estadounidenses禄. En efecto, una parte significativa del d茅ficit tiene que ver con el financiamiento de la Seguridad Social, cuya privatizaci贸n era una de las prioridades de Bush antes de las elecciones.

Al parecer, la administraci贸n Bush ha optado resueltamente una quinta estrategia. 芦En definitiva, queda el saqueo禄, explica Robert Freeman. 芦Cuando el reembolso de la deuda de una naci贸n se hace tan importante que es imposible tranquilizar a los acreedores, esta tiene que buscar alguna fuente de riqueza, sea cual sea禄. Si Estados Unidos decidi贸 atacar Irak no fue porque Saddam Hussein tuviera armas de destrucci贸n masiva, ni para instaurar la democracia. El objetivo era apoderarse del control del petr贸leo, o m谩s bien del mercado internacional del petr贸leo.

Crecimiento econ贸mico dependiente de los gastos militares

Los hechos confirman el an谩lisis de Robert Freeman: bajo Bush, la econom铆a de Estados Unidos se ha orientado hacia la guerra y la conquista. La administraci贸n justific贸 el aumento del d茅ficit presupuestario mediante la necesidad de librar la guerra contra el terrorismo, justificaci贸n que permiti贸 tambi茅n desplazar los fondos destinados a las infraestructuras sociales hacia los gastos de guerra. Los gastos militares pasaron de 3,1 por ciento del PIB en 2001, a 3,4 en 2002 y 3,5 en 2003.

El crecimiento de ese gasto p煤blico benefici贸 a las empresas privadas que producen armamento. Las ventas de Northrop Grumman registraron as铆 un alza de 57 por ciento entre 2002 y 2003, y la firma pas贸 de un saldo negativo a la obtenci贸n de importantes ganancias. La divisi贸n militar de Boeing registr贸 un beneficio de explotaci贸n en alza de 38 por ciento. El volumen de negocios de Lockheed Martin, l铆der mundial de la industria de guerra, aument贸 en un 23 por ciento mientras que las ventas de su divisi贸n aeron谩utica aumentaban en 60 por ciento.

Pero seg煤n Robert Pollin, profesor de econom铆a en la universidad de Massachussets, los gastos de mano de obra y armamentos siguieron siendo relativamente bajos. La tajada m谩s grande se la llevaron Halliburton, Bechtel y algunos grupos privados m谩s, ligados a la administraci贸n Bush.

O sea, el crecimiento tan aplaudido por los analistas tiene que ver principalmente con las inversiones ligadas a la guerra. Durante el segundo trimestre de 2003, en plena guerra contra Irak, alrededor del 60% de la tasa de crecimiento pod铆a atribuirse a los gastos militares3.

foto

Desde la negativa a firmar el Tratado de Ottawa sobre la prohibici贸n de las minas antipersonales hasta la guerra contra Irak, pasando por el tit谩nico proyecto militar de 芦guerra de las galaxias禄 y el establecimiento de una guerra perpetua contra el terrorismo, todo indica la nueva orientaci贸n econ贸mica de Estados Unidos hacia la guerra y la conquista.

Durante el siglo pasado, la conversi贸n de una econom铆a de guerra en econom铆a de paz era extremadamente dif铆cil. La transformaci贸n de una industria militar era un asunto delicado. Hoy, el grado de sofisticaci贸n que han alcanzado las armas la hace imposible. La orientaci贸n econ贸mica que la administraci贸n Bush ha escogido no tiene, por consiguiente, marcha atr谩s. La guerra es, para Estados Unidos, la premisa de su supervivencia econ贸mica.

Notas

1 I.M.F. Says U.S. Debts Threaten World Economy, Elizabeth Becker y Edmund L. Andrews, New York Times, 8 de enero de 2004.

2 How Will Bush Deal With the Deficits? Connecting the Dots to Iraq, por Robert Freeman, CommonDreams.org, 5 de enero de 2004.

3 How the War Machine is Driving the US Economy, por Andrew Gumbel, The Independent,6 de enero de 2004.

————————————

Art铆culo original: FMI advierte a Estados Unidos

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A帽adir comentario