Mar 9 2020
351 lecturas

Pol铆tica

Biden vs Sanders: Los candidatos dem贸cratas y las opciones ante el trumpismo

Los resultados del 煤ltimo cap铆tulo de las primarias del Partido Dem贸crata, conocido como S煤per Martes, significaron un 茅xito para los sectores m谩s conservadores de esa agrupaci贸n pol铆tica. Joe Biden, ex vicepresidente de Barack Obama, sali贸 victorioso en 10 de los 14 Estados mientras que Bernie Sanders se impuso en 4.

Las consecuencias de la compulsa electoral evidencian una importante recuperaci贸n de los sectores del establishment neoliberal, a expensas de los grupos progresistas que inicialmente aparec铆an como capaces de desafiar a la estructura partidaria.

El an谩lisis segmentado de la votaci贸n revel贸 que Sanders recibi贸 una inmensa mayor铆a de los votos j贸venes y latinos, mientras que Biden recogi贸 la voluntad de las personas adultas mayores, el apoyo de los sectores suburbanos y la contribuci贸n de grupos afrodescendientes. Este 煤ltimo colectivo fue decisivo.

Su encolumnamiento tras el ex vicepresidente de Obama se consolid贸 luego de una alianza con el l铆der dem贸crata de Carolina del Sur, James Clyburn, integrante de esa minor铆a hist贸ricamente segregada. A su vez, la cantidad de j贸venes que particip贸 en la compulsa fue mucho menor a la esperada por parte de los grupos de apoyo a Sanders.

 

El voto de los seguidores de Clyburn apoy贸 masivamente a Biden por razones de 铆ndole pragm谩tica m谩s que ideol贸gica: Biden es considerado como el m谩s id贸neo para vencer a Donald Trump en las elecciones que se desarrollar谩n en noviembre de 2020. Seg煤n la inmensa mayor铆a de los analistas, el electorado dem贸crata desconf铆a de la capacidad de Sanders para congregar a las mayor铆as indiferentes a los dos grandes partidos, hecho que limita la potencialidad de obtener una victoria sobre el actual Presidente.

La coalici贸n de Biden con Clyburn permiti贸 el triunfo sobre Sanders en todo el sur. El ex Vicepresidente se impuso en Alabama, Arkansas, Carolina del Norte, Massachusetts, Minnesota, Oklahoma, Tennessee, Virginia, Texas y Maine.

Sanders, por su parte, logr贸 victorias en Colorado, Utah, Vermont (su Estado) y en California, el basti贸n m谩s importante de la cita electoral. El resultado del 煤ltimo martes le permiti贸 a Biden acumular 627 delegados de los 1991 necesarios para obtener la nominaci贸n presidencial dem贸crata.

El sistema de primarias de Estados Unidos se basa en una arquitectura electoral organizada para filtrar a quienes buscan plantear posiciones alternativas a las orientaciones trazadas por las grandes corporaciones. De esa manera, se logra cooptar con mayor eficacia a los delegados, 煤nicos responsables de elegir a los binomios presidenciales.

Existen cuatro tipos de votaci贸n, especificadas y predefinidas por cada Estado-distrito. Las primarias abiertas, las cerradas, las semicerradas y las de tipo top-two. Las tres primeras corresponden al sistema partidista 鈥揹onde votan solo los afiliados鈥 y la restante permite que sufraguen aquellas personas que no est谩n inscriptas como integrantes de un partido.

En estas 煤ltimas, las top-two, toda la ciudadan铆a puede participar, est茅 o no adscripta al padr贸n partidario. Los sistemas de sufragio en las primarias se efect煤an mediante dos formatos: el voto secreto o el asambleario (a mano alzada), conocido como caucus.

Las primarias eligen delegados que participar谩n de las convenciones donde se optar谩 por los candidatos. La cantidad de representantes necesarios para la nominaci贸n de un candidato var铆a cada cuatro a帽os de acuerdo a la proporci贸n de votos obtenidoselecciones ee uu por el partido en las 煤ltimas tres elecciones presidenciales.

Adem谩s de los delegados electos durante las primarias, existen los superdelegados 鈥搖n 15 % del total鈥 que son quienes forman parte del Congreso de los Estados Unidos, son gobernadores o miembros del Comit茅 Dem贸crata.

Para constituir el binomio presidencial, un candidato debe alcanzar el 50 % de los delegados en disputa, que este a帽o postula como n煤mero a alcanzar los 1991 electores. El pr贸ximo 26 de abril 鈥攃uando se terminen las compulsas en Connecticut, Delaware, Maryland, Pensilvania y Rhode Island鈥 es probable que se sepa qui茅n alcanzar谩 una suma suficiente para proclamarse.

De todas formas, en las pr贸ximas semanas se prev茅 una nueva ofensiva publicitaria apoyada por las grandes corporaciones para socavar cualquier intento de Sanders de disputar la presidencia contra Trump. El empresario Michael Bloomberg, ex alcalde de Nueva York entre 2003 y 2013, anunci贸 luego de abandonar la campa帽a por la candidatura 鈥搚 de gastar 500 millones de d贸lares en dicha postulaci贸n鈥 que apoyar谩 a Biden para evitar que el senador de Vermont, Bernie Sanders, gane la nominaci贸n.

Delegados y primarias

Seg煤n una gran parte de los superdelegados, el senador que se define como socialista expresa un indudable riesgo para el partido, al tiempo que Biden supondr铆a una garant铆a al proponer coaliciones por sobre los programas de gobierno, m谩s ideologizados. Sanders insiste en que 茅l se encuentra mejor posicionado para vencer a Trump. Aduce que es imposible derrotarlo con las mismas armas econ贸micas y geopol铆ticas que propone el ex Vicepresidente.

Las primarias del martes 煤ltimo pusieron en evidencia que una gran parte de los electores contin煤an rechazando los discursos basados en los derechos sociales, por haber sido defenestrados conceptualmente desde el macartismo hasta la actualidad. Las categor铆as ligadas a la socialdemocracia han sido demonizadas durante los 煤ltimos 70 a帽os como enemigas de los Estados Unidos.

Algo similar sucedi贸 en Gran Breta帽a, donde s贸lo los j贸venes acompa帽aron a Jeremy Corbyn en su intento por alterar la matriz cultural impuesta por la tradici贸n econ贸mica neocl谩sica instalada desde que Margaret Thatcher fue ungida como Primera Ministra. Adem谩s, en la interna dem贸crata la campa帽a motorizada por los seguidores de Sanders 鈥揳l ser ligeramente radicalizada frente a los ojos del supremacismo todav铆a imperante鈥 termin贸 generando una auto marginaci贸n respecto a las grandes mayor铆as.

Gracias a la l贸gica de la guerra permanente, el modelo imperial que postula y el m贸rbido patrioterismo que lo acompa帽a, Estados Unidos contin煤a siendo una de las sociedades m谩s individualistas, violentas y materialistas del mundo.

Es responsable de haber invadido m谩s de 30 pa铆ses independientes en el 煤ltimo siglo y de haber desestabilizado proyectos pol铆ticos 谩vidos de transitar senderos soberanos. Sus bancos controlan gran parte de los flujos financieros globales. Sin embargo sus indicadores sociales se han visto deteriorados 鈥攅n t茅rminos relativos en las 煤ltimas cinco d茅cadas鈥 respecto al resto de los pa铆ses que gozan de altos est谩ndares de Desarrollo Humano (IDH) .

Los trabajadores carecen de aguinaldo, de indemnizaci贸n por despido y de vacaciones pagas. Un porcentaje m铆nimo de los asalariados est谩 agremiado en sindicatos. La inmensa mayor铆a se encuentra endeudada de por vida, debido a la obtenci贸n de cr茅ditos orientados a solventar una vivienda y/o financiar la formaci贸n educativa para sus hijos. La atenci贸n m茅dica de calidad es inalcanzable para quienes viven de su empleo y la expectativa de vida decreci贸 en los 煤ltimos 40 a帽os.

Sus trayectos laborales est谩n sometidos a presiones inauditas y las empresas para las cuales trabajan los amenazan en forma permanente con reducir sus salarios, producto de la competitividad y las presiones migratorias.

Seg煤n Noam Chomsky, gran parte de la ideolog铆a que atraves贸 la sociedad civil se debe al legado t贸xico de la esclavitud, agravado por el triunfo de la l贸gica neoliberal.

A grandes rasgos, el estadounidense promedio descree de cualquier cambio estructural porque el supremacismo infect贸 su cultura pol铆tica: creen que sus impuestos se orientar谩n a proteger a vagos, sucios y marginales sin advertir que la mayor铆a de sus aportes (casi el 50 % de sus impuestos) se destina a la industria de la guerra y a sostener 200 bases militares en el exterior de su pa铆s.

Sanders advirti贸 en la 煤ltima semana que detr谩s de Biden opera Wall Street. Y al se帽alarlo, no se priv贸 de citar a uno de los primeros Presidentes de Estados Unidos, 聽Thomas Jefferson, uno de los encargados de redactar la Declaraci贸n de la Independencia en 1776.

En una carta dirigida a John Taylor, de 28 de mayo de 1816, escribi贸: 鈥淧ienso que las instituciones bancarias son m谩s peligrosas para nuestra libertad que ej茅rcitos enteros listos para el combate. Si el pueblo americano permite un d铆a que los bancos privados controlen su moneda, los bancos y todas las instituciones que florecer谩n en torno a los bancos, privar谩n a la gente de toda posesi贸n鈥.

**Soci贸logo, doctor en Ciencias Econ贸micas, analista senior del Centro Latinoamericano de An谩lisis Estrat茅gico (CLAE, www.estrategia.la). Publicado en elcohetealaluna.com

 

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

A帽adir comentario