Sep 25 2007
799 lecturas

Sociedad

Blackwater Inc. – PRIVATIZAR LA GUERRA

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

La empresa de seguridad privada Blackwater es una compa√Ī√≠a que la mayor√≠a identifica con la privatizaci√≥n del complejo militar industrial, una etapa primaria del Proyecto para un Nuevo Siglo de EUU1 y la revoluci√≥n neoconservadora.

Blackwater es la firma de mercenarios de mayor alcance del mundo, con 20.000 soldados, en la base militar privada más grande del planeta, una flota de 20 aviones y helicópteros artillados y una división privada de inteligencia. La empresa también está fabricando sus propios dirigibles no rígidos de vigilancia y sistemas de detección de blancos.

Blackwater est√° dirigida por Erik Prince, un cristiano supremacista blanco de extrema derecha y ex marino de guerra, cuya familia tiene profundas conexiones neo-conservadoras. El √ļltimo llamado de Bush para que surja un cuerpo voluntario c√≠vico-militar acomod√≥ la excesiva ¬ęoleada¬Ľ de medio millar de millones de d√≥lares en contratos federales obtenidos por Blackwater, facilit√°ndole a Prince la creaci√≥n de un ej√©rcito privado para defender la cristiandad alrededor del mundo contra musulmanes y otros.

Una de las √ļltimas jugadas de Dick Cheney antes de abandonar el ministerio de Defensa, cuando sirvi√≥ al gobierno de George H. W. Bush (el padre), fue arreglar que el Pent√°gono encomendara un estudio a Halliburton ‚Äďsu propia empresa‚Äď sobre c√≥mo privatizar la burocracia militar. Ese estudio cre√≥ efectivamente la base para una nueva guerra concebida para continuar medrando de la bonanza presupuestaria.

Durante los a√Īos de Clinton, Erik Prince elabor√≥ anticipadamente un proyecto que se aprovechar√≠a despu√©s: la subcontrataci√≥n o tercerizaci√≥n militar (‚Äúoutsourcing‚ÄĚ en ingl√©s), comenzando con una suerte de privatizaci√≥n del entrenamiento policial. Blackwater comenz√≥ como prestadora privada de servicios ‚Äúoutsourcing‚ÄĚ en adiestramiento de las polic√≠as de ciertos estados en 1996, en un predio de Carolina del Norte llamado Great Dismal Swamp (Gran Pantano Triste), instalaci√≥n privada de entrenamiento militar que tiene un consejo ejecutivo integrado por ex miembros de la marina de guerra y de las fuerzas especiales de elite.

foto
Una d√©cada m√°s tarde, Blackwater es la firma de mercenarios de mayor alcance del mundo, embriagada con la misma visi√≥n del gobierno de Bush de ¬ęuna necesaria revoluci√≥n en los asuntos militares‚ÄĚ: o sea, el ‚Äúoutsourcing‚ÄĚ, o privatizaci√≥n, de las fuerzas armadas.

En su cuenta 2007 sobre el estado de la Uni√≥n, Bush pidi√≥ autorizaci√≥n al congreso para aumentar el tama√Īo del cuerpo activo del ej√©rcito y la marina en 92.000 efectivos en los pr√≥ximos cinco a√Īos. El presidente dijo: ¬ęUna segunda tarea que podemos tomar juntos es dise√Īar y establecer un cuerpo civil voluntario de la reserva. Tal cuerpo funcionar√≠a como nuestra reserva militar. Facilitar√≠a el fortalecimiento de las fuerzas armadas, permitiendo que empleemos a civiles con habilidades cr√≠ticas para servir en misiones en el exterior cuando EEUU lo necesite¬Ľ.

Y esto es, exactamente, lo que el gobierno de Bush ya ha hecho, largamente, a espaldas del pueblo estadounidense, precis√≥ el periodista Jeremy Scahill. Los contratistas privados constituyen actualmente la segunda ‚Äúfuerza‚ÄĚ m√°s grande en Iraq.

En la cuenta pasada al congreso, hab√≠a cerca de 100.000 contratistas en Iraq, 48.000 de ellos trabajando como soldados privados, seg√ļn un informe de la Oficina de Responsabilidad Gubernamental. Estos soldados han operado casi sin ning√ļn descuido o apremio legal coercitivo y son pol√≠ticamente expeditos, como contratistas que marchan a la muerte sin contarse en el peaje oficial. Con Prince llamando a la creaci√≥n de una ¬ębrigada de contratistas¬Ľ ante audiencias militares, la administraci√≥n Bush ha encontrado una puerta trasera para ensanchar la ocupaci√≥n a una dimensi√≥n que no necesita explicar.

Blackwater tiene actualmente cerca de 2.300 efectivos desplegados activamente en nueve pa√≠ses y est√° ampliando agresivamente su presencia dentro de las fronteras de EEUU. Proporciona seguridad para los diplom√°ticos de EEUU en Iraq, custodiando desde Paul Bremer y John Negroponte al embajador actual de EEUU, Zalmay Khalilzad2. Entrena tropas en Afganist√°n y ha sido activa en el Mar Caspio, donde existe una fuerza especial instalada a pocos kil√≥metros de la frontera iran√≠. Seg√ļn otros informes, actualmente est√°n negociando directamente con el gobierno regional sudan√©s meridional para comenzar a entrenar a las fuerzas cristianas de Sud√°n.

Las conexiones de Blackwater son impresionantes. Joseph Schmitz, el ex inspector general del Pent√°gono, cuyo trabajo fue despejar el camino en beneficio de los contratistas de la guerra, se ha encaramado como vice presidente de la casa matriz del Grupo Prince, de Blackwater y del consejo general de Blackwater.

Bush emple√≥ recientemente a Fred Fielding, ex abogado de Blackwater, para substituir a Harriet Miers como su abogado estrella; y Ken Starr, el ex querellante de Whitewater3 y, a la vez, el fiscal que condujo la acusaci√≥n para destituir al presidente Clinton por ‚Äúimpeachment‚ÄĚ4, ahora es consejero legal de Blackwater y ha conseguido que el Tribunal Supremo archive todos los pleitos entablados por quienes luchan contra esa empresa por il√≠citos que involucran muertes.

Cofer Black, veterano de la CIA de treinta a√Īos y ex jefe del centro de contraterrorismo de la agencia, acreditado como punta de lanza del programa extraordinario que interpret√≥ los atentados del 11 de septiembre, ahora es ejecutivo ¬ęsenior¬Ľ de Blackwater y quiz√°s su operativo de mayor poder.

Prince y otros ejecutivos de Blackwater han sido importantes recolectores de fondos del presidente Bush, de Tom DeLay, ex l√≠der de la mayor√≠a de la C√°mara de Representantes, y del ex senador Rick Santorum. El senador John Warner, cabeza anterior del comit√© de las fuerzas armadas del Senado, llamaba a Blackwater ¬ęnuestro socio silencioso en la guerra global contra el terror¬Ľ.

Notas del traductor

1 La pol√≠tica imperial expansionista, de rapi√Īa de petr√≥leo y, en general, de recursos naturales que materializa el guerrerismo del actual gobierno de EEUU se inspira en este documento (Project for a New American Century, PNAC, en ingl√©s), redactado en 1997 con participaci√≥n de Dick Cheney, Donald Rumsfeld y Paul Wolfowitz, entre otros ‚Äúide√≥logos‚ÄĚ neoconservadores que se apropiaron del poder junto con Bush al comenzar el nuevo siglo 21.
El PNAC se convirti√≥ en una organizaci√≥n neoconservadora ‚Äď‚Äúsin fines de lucro‚ÄĚ‚Äď, cuya p√°gina Internet (www.newamericancentury.org) proclama con descaro que ‚Äúapoya una mayor militarizaci√≥n estadounidense, el desaf√≠o de gobiernos hostiles, avanzando hacia la libertad democr√°tica y econ√≥mica‚ÄĚ.

2 Hoy hay otro embajador, Ryan Crocker.

3 Whitewater fue un escándalo político-financiero por reparticiones de fondos y propiedades inmobiliarias de Hillary Clinton y sus asociados James B. McDougal y Susan McDougal en la Whitewater Development Corporation, empresa de Arkansas perteneciente a la cónyuge de Bill Clinton cuando éste fue gobernador de ese estado entre 1978 y 1992.

4 Se refiere al escándalo sexual Bill Clinton-Mónica Lewinsky.

—————————

* En Democracy Now! del 26 de enero de 2007, titulada: ‚ÄúOur Mercenaries in Iraq: Blackwater Inc and Bush‚Äôs Undeclared Surge‚ÄĚ.

puede leerse aquí.

Traducci√≥n de Ernesto Carmona. Carmona cada a√Īo traduce y publica en castellano y en diversos medios las 20 notas investigadas por el Proyecto Censurado, una iniciativa de la Universidad de Somona, California, referida a noticias importantes que no tienen cobertura adecuada en los medios period√≠sticos de Estados Unidos.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A√Īadir comentario