Jul 4 2013
1442 lecturas

Política

Bloqueo internacional a presidente de Bolivia

Como un reguero de pólvora, el Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales Ayma, volvió a ser noticia de primera plana a nivel internacional: hace siete años el “primer presidente indígena” del continente realizaba una gira por varios países del mundo y en las últimas horas fue “secuestrado” o retenido porque cuatro países europeos impidieron que el avión presidencial, en pleno vuelo, utilice su espacio aéreo.

«Esto no es una provocación a Evo Morales, sino a Bolivia y a toda Latinoamérica. Es una agresión a América Latina de algunos países europeos», dijo el mandatario sobre la escala forzosa en el aeropuerto de Viena (Austria) por las sospechas de que el ex agente de seguridad del gobierno de Estados Unidos, Edward Snowden, se encontraba en la aeronave presidencial.

El Jefe del Estado Boliviano debió permanecer cerca a 14 horas en el aeropuerto austriaco, donde aterrizó de emergencia porque Francia, Portugal, Italia y España revocaron las autorizaciones para que el avión presidencial utilice espacio aéreo y aeropuertos de esos países en su retorno de Rusia a La Paz.

En Moscú (Rusia) participó en la Segunda Cumbre del Foro de Países Exportadores de Gas.

Evo Morales Ayma, en su intervención en el evento, abogó por la defensa de los recursos naturales considerados como una propiedad de los pueblos, deben estar administrados por los Estados y demandó apoyo tecnológico y científico para beneficiar a las naciones y atender la demanda internacional del energético.

Al defender y compartir la experiencia de la nacionalización de los hidrocarburos, el Jefe de Estado, señaló: «Los países especialmente en América Latina y el Caribe donde los recursos naturales pasan a manos del Estado, administrados por el Estado que son de los pueblos, permanentemente somos agredidos, porque históricamente saquearon nuestros recursos y la experiencia de Bolivia es como recuperar esos recursos para beneficio de los pueblos», mencionó.

La Organización de Estados Americanos (OEA) exigió explicaciones a los países europeos que impidieron que el avión presidencial sobrevolase sus territorios, porque pusieron «en riesgo» la vida del mandatario, mientras la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) convocó una reunión extraordinaria para analizar la situación y la Comunidad Andina de Naciones (CAN) rechazó la acción porque vulnera las convenciones internacionales.

En nombre de la OEA, Miguel Insulza, aseguró hoy que los países europeos deben dar explicaciones por poner en riesgo la vida del Presidente de Bolivia. «Nada justifica una acción tan irrespetuosa con la más alta autoridad de un país», remarcó.

Mientras los países de UNASUR se alistan para celebrar una reunión de emergencia convocada por el presidente del Perú, Ollanta Humala, su par argentina Cristina Fernández de Kirchner escribió en su cuenta de twitter: “Ollanta va a convocar a una reunión de UNASUR. Son las 22h25 en Perú. Mañana será un día largo y difícil. Calma, no van a poder’.

Después de intercambiar criterios con el Jefe de Estado para evitar que el avión presidencial boliviano sea requisado, Fernández escribió: “Simplemente perfecto, fuerza Evo”.

Desde Uruguay, su presidente José Mujica se declaró indignado por el intento de humillación, mientras que el jefe de la diplomacia ecuatoriana, Ricardo Patiño, aseguró que es una tremenda ofensa, por decir lo menos y su par venezolano, Elías Jaua, afirmó que ese país asume como propia la agresión internacional.

“Siento que es un pretexto para amedrentarme, intimidarme y escarmentarme, un pretexto sobre todo, para tratar de acallarnos contra la lucha de las políticas de saqueo, contra las invasiones y de dominación…No puedo entender que Francia, Italia, Portugal y España digan y afirmen que me detengan porque estaba llevando a un señor Edward Snowden”, remarcó el Presidente de Bolivia.

Secuestro imperial

El Artículo 40 de la Convención de Viena de 1961 señala que “si un agente diplomático atraviesa el territorio de un tercer Estado que le hubiere otorgado el visado del pasaporte, si tal visado fuere necesario, o se encuentra en él para ir a tomar posesión de sus funciones, para reintegrarse a su cargo o para volver a su país, el tercer Estado le concederá la inviolabilidad y todas las demás inmunidades necesarias para facilitarle el tránsito o el regreso”.

Ante la violación a la Convención de Viena, desde diferentes puntos del territorio nacional, se escucharon voces de rechazo, protesta y movilización.

Resumiendo ese sentir, el vicepresidente Álvaro García Linera, calificó a la bol garcia lineraretención del Jefe de Estado como un secuestro articulado al imperialismo norteamericano.

“Queremos decir a los bolivianos, queremos decir al mundo que el Presidente Evo Morales, nuestro presidente, el presidente de los bolivianos, hoy por hoy está secuestrado en Europa; queremos decirle a los pueblos del mundo que el Presidente Evo Morales ha sido secuestrado por el imperialismo y está retenido en Europa’, expresó.

Acompañado del gabinete ministerial en pleno, García Linera denunció, asimismo, la violación flagrante de la Convención de Viena en lo que concierne a los vuelos oficiales y la utilización de espacios aéreos y aeropuertos, previamente consentida.

El dignatario boliviano denunció incluso un intento de chantaje de un funcionario diplomático de España para que Morales Ayma admita- contra la norma internacional- la requisa de la aeronave oficial de Bolivia.

“No podía permitir que revisen el avión porque no soy ningún delincuente y segundo ustedes saben por normas internacionales es avión oficial. El Presidente tiene inmunidad inviolable, su derecho de transitar en cualquier parte del mundo. Yo rechacé por dignidad, tengo la obligación de defender la dignidad, la soberanía porque no es una ofensa al Presidente, es a todo un pueblo, es a toda una región como Latinoamérica” confesó Evo Morales Ayma, a tiempo de emprender vuelo de retorno al corazón del continente latinoamericano.

El ministro de Relaciones Exteriores de Austria, Michael Spindelegger, aseguró antes de la salida del presidente boliviano que la policía del aeropuerto de Viena realizó un «registro voluntario», autorizado por el piloto y comprobó que Snowden no se encontraba a bordo.

«Es una información importante para todos que no haya un polizón a bordo del avión presidencial. Se ha tratado de un rumor tan persistente que ha causado problemas mundiales», lamentó Spindelegger.

Desde Bruselas, la Comisión Europea confirmó que es competencia de cada Estado miembro decidir si acepta o rechaza el acceso a su espacio aéreo, según la portavoz comunitaria de Transporte, Helen Kearns.

Durante su vida sindical Evo Morales Ayma combatió en las zonas productoras de coca a la DEA norteamericana y ya siendo ungido presidente no sólo expulsó al embajador estadounidense de territorio nacional sino que también a organismos dependientes del país del norte.

Lo cierto es que la arbitraria decisión de las autoridades de Francia, Italia, Portugal y España de negar su espacio aéreo al avión presidencial de Bolivia ha generado una voz unánime de protesta en todos los sectores sociales del territorio nacional y también una gran repercusión a nivel mundial porque no sólo se violó las convenciones internacionales sino que se intentó atentar contra lo más sagrado: la soberanía y dignidad de todo un pueblo…

*Periodista y escritor boliviano.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

1 Comentário

Comentarios

  1. Antonio Casalduero Recuero
    9 julio 2013 22:55

    Ha sido gratificantemente digno el gesto de Evo Morales, una dignidad a toda prueba, oponerse a ser pisoteado por las economías europeas y alzar su mirada limpia y orgullosa; y más aún, que todos los países latinoamericanos se hayan indignado como si fuera una humillación hecha a todos los integrantes de esta región. Pese a haber transcurrido más de quinientos años desde el primer pisotón de Colón, muchos europeos aún siguen mirándonos con una visión colonizadora como si fuéramos todos indios, ¡y a mucha honra!