Abr 16 2008
1141 lecturas

Política

Bolivia. El turno del aceite

Lo de siempre, en palabras del presidente boliviano: "sólo quieren más plata". Evo Morales se refería al conflicto detonado por la industria aceitera de soja, que eligió dar vacaciones a su personal y no producir para el mercado interno. La siembra de soja en Bolivia es subvencionada por el Estado.

El presidente Morales advirtió en Cochabamba que nacionalizará las fábricas de aceite que no atiendan a los bolivianos porque, dijo, "no es posible" que un sector subvencionado por el Estado castigue al pueblo.

El primer mandatario aludía al conflicto suscitado luego de promulgarun decreto que impíde temporalmente exportar aceite comestible de soja, una medida que obedece a su promesa de gobierno: "primero la familia boliviana y segundo exportamos".

Sin mencionarla en forma directa Evo Morales se refería a la emprtesa Fino, de capitales peruanos con una nómiuna de 500 trabajadores. El presidente mencionó a las que están "en vacación colectiva retirando trabajadores", y manifestó que si no se reabren las plantas "decidiremos, con el acuerdo de ustedes, nacionalizar esas fábricas de aceite". Fino dejó de exportar aceites por un valor de US$ 3,7 millones y dio vacaciones a una parte de sus empleados reasignando en diferentes tareas al resto.

Morales recordó que el Estado boliviano subvenciona la producción de soja y, por lo tanto, la fabricación de aceite, por lo que "no se puede entender" que "con subvención del Estado castiguen al Estado y al pueblo". Además señaló como contrabandista a un dirigente político de oposición de Santa Cruz, también empresario aceitero, por tratar de llevar el producto al exterior a través de la frontera con Chile.

El presidente de Bolivia selamentó que haya gente en el país que "sólo piensa en ellos y sólo quieren más plata" frente al objetivo de su Gobierno de garantizar el cambio hacia "la igualdad de derechos entre ricos y pobres".

Destacó que sus opositores "perdieron el gobierno nacional, asegurando que "vamos a garantizar autonomía", pero "para el pueblo, no autonomía para las logias, los contrabandistas o los terratenientes".

Morales aprovechó su visita a Cochabamba para localizar una parcela de 50 hectáreas que servirá para construir la sede del Parlamento Suramericano, según lo decidió la Unión de Naciones Suramericanas  en la cumbre celebrada en esta ciudad en diciembre de 2006.

En la ciudad de Santa Cruz decenas de productores salieron a las calles con sus vehículos y camiones pesados para protestar por la prohibición que, aseguran, ha puesto en situación crítica a las mayores aceiteras. El presidente de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), Mauricio Roca, dijo que la medida gubernamental era "política" (en contra de los empresarios) y aseguró que el gobierno asumió la medida por revanchismo ante la decisión de Santa Cruz de declarar su autonomía.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A√Īadir comentario