Feb 11 2012
1495 lecturas

AmbienteSociedad

Brasil, de empresa internacionalizada a sociedad biocentrada

Hay interpretaciones cl√°sicas sobre la formaci√≥n del Brasil como naci√≥n, pero √©sta del analista pol√≠tico Luiz de Souza Lima es seguramente singular y adecuada para entender a Brasil en el actual proceso mundial de globalizaci√≥n: La refundaci√≥n de Brasil: rumbo a una sociedad biocentrada (Rima, S√£o Carlos 2011). Su punto de partida es el hecho brutal de la invasi√≥n y expropiaci√≥n de las tierras brasile√Īas por los ¬ęcolonizadores¬Ľ a base de esclavitud y de la sobreexplotaci√≥n de la naturaleza.

No vinieron para fundar aqu√≠ una sociedad sino para montar una gran empresa internacional privada, una verdadera agroindustria, destinada a abastecer el mercado mundial. Ello result√≥ de la articulaci√≥n entre reinos, iglesias y grandes compa√Ī√≠as privadas como la de las Indias Occidentales, la de las Orientales, la holandesa de Mauricio de Nassau, con navegantes, mercaderes, banqueros, sin olvidar a las vanguardias modernas, dotadas de nuevos sue√Īos, en busca de un enriquecimiento r√°pido.

Ocupada la tierra, se trajeron aqu√≠ ca√Īa de az√ļcar y despu√©s caf√©, tecnolog√≠as modernas para la √©poca, capitales y esclavos africanos. √Čstos eran considerados ¬ępiezas¬Ľ a ser comprados en el mercado y carb√≥n a ser consumido en los ingenios azucareros. Con raz√≥n afirma Souza Lima: el resultado fue la aparici√≥n de una configuraci√≥n social original y desconocida por la humanidad hasta aquel momento, creada √ļnicamente para servir a la econom√≠a; en Brasil naci√≥ lo que se puede llamar la ¬ęformaci√≥n social empresarial¬Ľ.

La modernidad en el sentido de utilización de la razón productivista, de voluntad de acumulación ilimitada y de explotación sistemática de la naturaleza, de creación de vastas poblaciones excluidas, nació en Brasil y en América Latina. Brasil, en este sentido, es nuevo y moderno desde sus orígenes.

Europa pudo hacer su revoluci√≥n, llamada modernidad, con su derecho y sus instituciones democr√°ticas, solamente porque fue sustentada por la rapi√Īa brutal hecha en las colonias. Con la independencia pol√≠tica de Brasil, la formaci√≥n social empresarial no cambi√≥ su naturaleza. Todos los impulsos de desarrollo producidos, no consiguieron diluir el car√°cter dependiente y asociado que resulta de la naturaleza empresarial de nuestra conformaci√≥n social. La tendencia del capital mundial global todav√≠a hoy es intentar transformar nuestro eventual futuro en nuestro conocido pasado. A Brasil le cabe ser el gran suministrador de materias primas, con poco valor a√Īadido, para el mercado mundial.

La empresa Brasil es la categor√≠a clave, seg√ļn Souza Lima, para entender la formaci√≥n hist√≥rica de Brasil y el lugar que le ha sido asignado en el actual proceso de globalizaci√≥n desigual. El desaf√≠o consiste en gestar otro que nos sea adecuado y que nos dibuje un futuro diferente. La inspiraci√≥n viene de algo muy nuestro: la cultura brasile√Īa. √Čsta fue elaborada por los esclavos y sus descendientes, por los ind√≠genas que quedaron, por los mamelucos, por los hijos e hijas de la pobreza y del mestizaje. Gestaron algo singular, no deseado por los due√Īos del poder que siempre los despreciaron y nunca los reconocieron como sujetos e hijos e hijas de Dios. De lo que se trata ahora es de refundar Brasil, ¬ęconstruir por primera vez una sociedad humana en este territorio inmenso y bello, lo que nunca ocurri√≥ en toda la era moderna desde que Brasil fue fundado como empresa; fundar una sociedad es el √ļnico objetivo capaz de salvar a nuestro pueblo¬Ľ. Se trata de pasar de un Brasil como estado econ√≥micamente internacionalizado a un Brasil como sociedad biocentrada.

Como sociedad humana biocentrada, el pueblo brasilero dejará atrás la modernidad, corrompida por la injusticia y por el lucro, que está conduciendo a la humanidad a un abismo. No obstante, la modernidad entre nosotros, para bien o para mal, nos ayudó a forjar una infraestructura material que puede permitir la construcción de una biocivilización que ama la vida en todas sus formas, que convive pacíficamente con las diferencias y con la capacidad de sintetizar los más distintos factores.

En este contexto Souza Lima asocia la refundaci√≥n de Brasil a las promesas de un mundo nuevo que debe suceder a este agonizante, incapaz de proyectar cualquier horizonte de esperanza para la humanidad. Brasil podr√° ser un nicho generador de nuevos sue√Īos y de la posibilidad real de realizarlos en armon√≠a con la Madre Tierra y abierto a todos los pueblos.

Leonardo Boff es Teólogo y Filósofo

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A√Īadir comentario