Mar 26 2008
275 lecturas

Economía

Brasil. – DISTRIBUCIÓN DE LA Y RENTA Y MORTALIDAD INFANTIL

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Según la Fiocruz, la mayoría de esos óbitos infantiles ocurrieron en los municipios con la peor distribución de la renta y habrían sido evitados con campañas de vacunación, diagnóstico y tratamiento anticipados y eficaces revisiones médicas a las embarazadas. Los municipios investigados registraron en los últimos tres años 63.000 muertes de niños menores de un año.

Los investigadores atribuyeron las muertes a diferentes variables socioeconómicas e indicadores sobre servicios e inversiones en salud. Los municipios con mayor índice de desarrollo humano registraron el menor número de fallecimientos de niños. Esos municipios cuentan con acueducto y alcantarillado, mayor número de médicos por mil habitantes y mayor gasto en salud por persona.

Los municipios con menores índices de mortalidad infantil están ubicados en las regiones sur y sudeste de Brasil, las más desarrolladas y ricas del país, dijo la Fundación Oswaldo Cruz. Los expertos de la fundación concluyeron que no existe una asociación entre menores tasas de mortalidad y un mayor número de puestos médicos por cada 10.000 habitantes:

“Un mayor número de establecimientos de salud no necesariamente refleja una mejor atención primaria o un servicio de salud más eficiente y equipado”, dijo uno de los responsables del estudio, el profesor Antonio Boign, de la Universidad de São Paulo.

foto

Ricos y pobres, dicotomía mortal

La tasa de mortalidad infantil se ha reducido en las últimas dos décadas de 83 niños por cada mil nacidos vivos en 1980, a 27 por cada mil en 2004. A pesar de la reducción, en Brasil, la tasa se mantiene elevada cuando se divide entre ricos y pobres.

“Reducir las tasas de mortalidad infantil por causas evitables en el país es fundamental –expresó la coautora del estudio, Alexandra Crispim Boing, de la Universidad del Valle de Itajaí (Univali)–. Pero esa misión no depende tanto de crear centros de atención médica sino de reducir las desigualdades.

“Miradas y acciones iguales en realidades distintas apenas acentúan las desigualdades, por lo que hay necesidad de políticas públicas coherentes con cada realidad. La distribución de recursos y el desarrollo de estrategias sociales y de salud tienen que tener en cuenta esta realidad”.

———————————–

* Agencia de noticias independiente argentina.
www.argenpress.info

Addenda

En diciembre de 2004, informaba ADITAL, agencia cristiana de informaciones latinoamericanas:

LAS AMENAZAS MUNDIALES A LA INFANCIA ESTÁN TODAS EN BRASIL

La pobreza, los conflictos armados y la expansión del virus HIV y del Sida son las principales amenazas a la infancia en todo el mundo, advierte el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

En el caso de Brasil, estos graves problemas mundiales se reflejan en la vida precaria de los niños del semiárido, en la violencia urbana que victimiza a jóvenes por criterios económicos y raciales, y de los bebés y madres adolescentes que son afectados por la enfermedad que debilita el sistema inmunológico humano.

Este diagnóstico está en el informe –Situación Mundial de la Infancia 2005–, lanzado ayer por el organismo internacional en diez ciudades brasileñas y en más de 60 países. El documento revela que la asociación entre miseria e infancia está solidificándose cada vez más en el país. “Los niños están por demás representados entre la población pobre”, afirma la representante del Unicef en Brasil.

Entre la población general, el índice de personas que viven con renta per cápita de hasta medio salario mínimo es del 33,5%. Ese índice es todavía más alto en la región del semiárido (Nordeste), donde el 75% de los niños viven en familias pobres.

foto
De acuerdo con la representante de la entidad, la pobreza no se traduce sólo en la baja renta. Esta situación crítica también aumenta el riesgo de mortalidad infantil y las chances de que los niños sean privados de los derechos al agua potable, al saneamiento adecuado y a la educación de calidad. Datos del IBGE muestran que 780 mil niños brasileros que cursan la 4ª serie de la Enseñanza Fundamental son analfabetos.

Aunque afortunadamente el país no sufre conflictos armados internos, principal preocupación exteriorizada por la Unicef en este informe, la violencia urbana tiende a sustituir en el país el estado de guerra que se encuentra en países tales como Colombia e Iraq.

En 2002, 14.000 jóvenes fueron víctimas de muertes violentas en Brasil, 12.000 de esas víctimas eran adolescentes varones. Datos del Ministerio de Salud muestran que cerca del 53% de los mismos eran negros. Las muertes violentas (homicidios, suicidios, accidentes de tránsito y otras) representan el 70% de las muertes de hombres adolescentes y el 34% de las muertes corresponden a mujeres adolescentes.

“El enfrentamiento de la violencia implica el combate a la impunidad de los que cometen violencia contra los niños y de la oferta de más oportunidades de educación. Ayudar a los adolescentes a construir proyectos de vida es también fundamental”, aconseja Unicef.

En relación con la expansión del virus HIV y del Sida entre la población infantil, Brasil celebra la disminución de la transmisión vertical, o sea: la contaminación ocurrida en el momento del parto o en el amamantamiento materno. Una buena noticia: el Programa Brasileño de DST/Sida ha sido muy exitoso en el combate de la transmisión vertical. Los índices están cayendo, dijo la representante de Unicef.

Para que esto continúe es necesario ampliar el acceso de las jóvenes gestantes al test de HIV. En Brasil, el 48% de los niños infectados por el HIV/Sida fueron contaminados verticalmente. En el área del HIV/Sida, la otra preocupación del UNICEF es el aumento acelerado de la infección entre las niñas adolescentes. La proporción de incidencia es de 2,1 niñas por cada 1,6 niños. Para detener este avance, el Unicef recomienda una vez más el aumento de la educación preventiva.

www.adital.org.br.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario