Mar 22 2015
787 lecturas

Despacito por las piedras

BRASIL E ISRAEL: SIN CAMBIOS PERO CON NOVEDADES

En Brasil e Israel hay continuidad de las respectivas administraciones estatales pero hay cambios sobre los cuales es bueno hacer algunas reflexiones.

 

BRASIL

Dilma Rousseff gan√≥ las elecciones y a comienzos de este a√Īo inici√≥ su segundo mandato, con un c√ļmulo de dificultades que acecha su gobierno. Hay antecedentes que no se pueden olvidar: Su triunfo electoral -en segunda vuelta- fue demasiado ajustado, no cuenta con una suficiente mayor√≠a parlamentaria y su gobierno est√° salpicado por varios esc√°ndalos vinculados a la corrupci√≥n. No obstante ello la situaci√≥n parec√≠a estar bajo control. En los √ļltimos d√≠as importantes movilizaciones, en varias ciudades del pa√≠s, se caracterizaron por la dureza de sus planteos opositores. Hay dos datos de esas movilizaciones que llaman la atenci√≥n: La aparici√≥n de pancartas reclamando la ‚Äúvuelta constitucional‚ÄĚ de los militares y otros carteles de un tono semejante escritos en ingl√©s. Ambos hechos no formaban parte ‚Äďhasta ahora- del folklore pol√≠tico brasile√Īo. Los temas que tienen al gobierno de Dilma en el ojo de la tormenta son la crisis econ√≥mica con un crecimiento nulo y la corrupci√≥n en torno a la empresa petrolera PETROBRAS. Es bueno recordar que la IV Flota de los Estados Unidos, dependiente del ‚ÄúComando Sur‚ÄĚ con sede en Miami, est√° patrullando las costas atl√°nticas en √°reas donde Brasil explora y extrae buena parte de su petr√≥leo. En defensa de sus riquezas Brasil est√° construyendo submarinos nucleares para contrarrestar esa actividad estadounidense.

M√°s all√° de esta cuesti√≥n puntual llama la atenci√≥n que situaciones semjantes se est√©n produciendo en Venezuela y que nuestro pa√≠s tambi√©n padezca agresiones parecidas. Todo ello lleva a pensar que los Estados Unidos parecen dispuestos a marcar la cancha de lo que consideran su ‚Äú√°rea de influencia‚ÄĚ o ‚Äúpatrio trasero‚ÄĚ.

 

ISRAEL

Nadie duda de la importancia que tiene Israel, no solo en el Medio Oriente sino tambi√©n en el conjunto de la pol√≠tica mundial. Es conocida su influencia sobre las decisiones del poder pol√≠tico norteamericano. No es menor la incidencia de jud√≠os, estrechamente ligados al estado israel√≠, sobre el sistema financiero mundial. Por todo ello, lo que acontece al interior del Estado de Israel se constituye en un tema de pol√≠tica internacional. En estos d√≠as hubo elecciones en Israel. Triunf√≥ el Likud, partido del actual Premier Benjamin Netanyahu. Consigui√≥ 30 de los 61 esca√Īos necesarios para formar gobierno. Las minor√≠as √°rabes fueron tercera fuerza consiguiendo 14 diputaciones. El Likud, de por s√≠ conservador, apelar√° a una alianza con sectores ferr√©amente nacionalistas y religiosos ultra ortodoxos para alcanzar la mayor√≠a requerida para formar gobierno.

Cuando parecía que Netanyahu sería vencido por opciones más moderadas hubo un giro en su discurso. Lo radicalizó declarando que no habría un Estado Palestino y que continuarían los asentamientos, condenados hasta por las Naciones Unidas, en Cisjordania y Jerusalén. El miedo y no la paz parecen formar parte del programa de gobierno triunfante.

Juan Guah√°n, Question

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A√Īadir comentario