Abr 6 2007
276 lecturas

Cultura

Brasil, letras. – UN ESCRITOR DE DOS LENGUAS

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Graduado en Bibliotecología y doctorado en ciencias de la Información, Miranda ha publicado mas de 30 librosen los últimos 40 años, la mitad de ellos de poesía.

Tu País está Feliz (primera edición en Caracas, 1971 y la 12a. en imprenta, en Brasil) es su obra mas conocida; fue llevada al teatro por el grupo Rajatabla de Caracas (en 1971, 1984 y 2006) y por Cuatro Tablas, de Lima (1971. Perversos (edición traducida al castellano por Elga Pérez-Laborde fue publicada en Brasil y presentada en la UMCE, Santiago, en 2004) y San Fernando Beira Mar (Eloísa Cartonera, Buenos Aires. 2006) son sus obras mas recientes en castellano.

–¿Qué ocurre con la poesia brasileña, cuáles son los principales temas, estilos, dónde hay mayor movimiento, tanto en lo creativo como en lo editorial?

–Brasil es casi un continente y hay cientos de ciudades con grupos activos de poetas y todo tipo de creación artística con que la poesía se relaciona, desde la música, pasando por el teatro y las “midias” en general, sin olvidarse de la poesía popular. Hay también el fenómeno de las periferias, que tienen estilos propios y seguidores; me refiero a las favelas que además de organizar escuelas de samba también producen poesía, música, cine, danza, con fuerza y creatividad.

foto–La situación de la narrativa es muy distinta a la de la poesia, ¿qué influye en eso?

–La narrativa sigue las mismas líneas ya descritas, pero con la diferencia de que tiene mas publico y espacio en la editoriales y mejor difusión en la prensa y en la TV, con la posibilidad de que se conviertan en programas para la televisión, el cine, el teatro.

Mientras es difícil vivir de la poesía; se da la situación de que los narradores pueden ganar dinero. Los narradores son mas profesionales, desarrollan proyectos editoriales y tienen un esquema de difusión. Funciona así con un grupo selecto de autores. La poesía no tiene grandes editoriales con excepción de los nombres clásicos y de los más notables que consiguen vender, a pesar de que las distribuidores no la consideran una mercancía rentable.

–¿Cuáles son los temas recurrentes de tu obra en lo narrativo, en lo dramatico, en la poesia que has escrito durante estos años

.
–Por cierto, quien conoce mejor mi obra literaria es una chilena que vivió en Venezuela y ahora vive en Brasil: Elga Pérez-Laborde, que es doctora en Teoría Literaria. Ha dedicado parte de su tesis de doctorado estudiando el esperpentismo en mi poesía. Ahora está preparando una antología de mis poemas con un estudio sobre las técnicas y los temas de mis veinte libros, considerando también los que están accesibles solamente en la web. Algunos libros son “orgánicos”, componiendo piezas enteras, como son Brasil Brasis, Canto Brasilia, Eu Konstantinos Kaváfis de Alexandria y Terra Brasilis.

Por los títulos se puede pensar que Brasil es mi tema principal. No lo es. Cuando me refiero a Brasil o a Venezuela (en el caso de Tu País está Feliz, con la 12ª. edición en curso) estoy tratando de un tema mas universal, que el local apenas encubre. No soy un poeta telúrico, me interesa mas la condición humana y sus vicisitudes.

–Hablemos de tu exilio en Venezuela en la epoca de las dictaduras militares en tu pais. Cuéntanos de ello.

–Venezuela es mi segunda patria, me considero venezolano. Estuve en Venezuela del 66 al 72 del siglo pasado… Fue un autoexílio para huir de la dictadura y del cerco creciente sobre los intelectuales y artistas. Siendo joven (llegué en Caracas con mis 25 años de edad) me resultó fácil avanzar en una lengua que ya conocía, por haber vivido un año en Argentina, y luego empecé a escribir en castellano en el afán de comunicarme a través de la poesía.

Y los primeros poemas que leía en público, en festivales de música y poesía, fueron exitosos. Partí para la producción del espectáculo Tu país está feliz, que estrenó en el Ateneo de Caracas, en 1971. Luego se presentó en una docena de países, ganando prémios y la consagración de crítica y público. El grupo de teatro Rajatabla nació allí y ahora, 36 años después, es una fundación, con sede propia, escuela de teatro, café concert, una institución reconocida, un verdadero milagro en nuestro continente.

fotoTu país está feliz es una obra colectiva: de un poeta brasileño, de un músico (Xulio Formoso, un venezolano) y un director (el argentino Carlos Giménez).

Acaban de remontar Tu País está Feliz (las puestas han sido en 1971 y 1984). Con Tu País está Feliz también empezó el grupo peruano Cuatro Tablas, aún activo. Ahora están montando, por primera vez, en Brasil, en São Paulo. Era imposible hacerlo en mi país en los años de plomo de la dictadura militar. Tu País está Feliz se presentó en Chile en 1972.

–¿Qué referencias y conocimientos actuales tienes de la poesia chilena y de lo que ocurre en Latinoamerica?. ¿Es muy distinto a lo que ocurre en Brasil?. ¿Es el idioma una barrera?

Chile es un país de poetas y escritores y, además de ganarse dos Premios Nobel en poesía, tiene nombres que son reconocidos en todo el mundo, desde Vicente Huidobro hasta Nicanor Parra –y los mas recientes–. Empezamos con ellos nuestra página de poesía chilena bilingüe: www.antoniomiranda.com.br/Iberoamerica/chile/chile.html.

Vamos ampliar la nómina traduciendo los poetas publicados por La Pata de Liebre para que los lectores de otros países hispánicos y, en particular, los lusófonos de Brasil, Portugal y África, puedan conocer estos autores extraordinarios. Casi todas las traducciones son mías pero cuento también con la autoridad de traductores como Anderson Braga Horta y José Jerónimo Rivera en esta difícil tarea.

También mantenemos, con el mismo formato, páginas para todos los países iberoamericanos además de incluir los poetas que viven en Estados Unidos, Canadá, y Europa. Hay estilos que se asemejan (sobretodo en sus orígenes cercanos a los movimientos europeos) y otros que son pecualiares, a partir de los experimentalismos del siglo XX. La barrera del idioma la estamos venciendo de dos maneras: aprendiendo el castellano (en el caso de Brasil) y traduciendo…

–¿Cuáles son los movimientos literarios mas importantes hoy en Brasil, en que ciudades se desarrolla una mayor actividad…?

Me imagino que Rio de Janeiro o São Paulo son dos centros fuertes en ese sentido.

–Sigue todavía el versolibrismo que heredamos del modernismo brasileño (que no tiene mucho que ver con el de ustedes) y los vanguardismos de la poesía concreta de los años 50. Poca influencia recibimos de los surrealistas, pero sí hemos tenido y seguimos teniendo autores que se expresan por el automatismo verbal, sin embargo lo que mas se manifiesta es una poesía que cultiva la forma como expresión. Y hay el creciente movimiento de la poesía visual en la Internet. Aunque hay quien consiga renovar en el soneto petrarquiano…

En Brasil no se puede separar la poesía de la música, sea que la música recurre a los poetas (a João Cabral de Melo Neto, por ejemplo, con Chico Buarque de Holanda, entre muchos) como hay grandes poetas que hacen música, como era el caso de Vinicius de Moraes, para citar el más conocido en el exterior.

–¿Cómo es la vinculacion de los escritores de su pais con Europa y con el resto de America Latina?

–Muy cercana a Europa, desde sus orígenes, pero ahora de forma mas diversificada, incluyendo a países latinoamericanos (antes no era tan frecuente) pero también con autores de otras regiones como Japón o Estados Unidos. Hay como un redescubrimiento de América Latina a pesar de que las influencias han sido más notables en el periodo del “real maravilloso” y de la novelística de mitad del siglo pasado.

–Usted es un autor prolifico. ¿Cuál es el genero que mejor le acomoda?

–Escribo novelas, poesías y ensayos pero lo mas frecuente es la poesía. Mis espectáculos teatrales son, en verdad, poemas dramáticos. A veces soy híbrido en el sentido de hacer proesía, poemas-ensayos, poesofia –como indicaba el argentino Roberto Juarroz–. Mi próximo libro de poesía, Do azul mas distante (Del azul mas distante) es fuertemente narrativo, pero es esencialmente poesía… No hay géneros puros.

–¿Cuales son los autores de lengua castellana mas difundidos en su país, tanto en la poesia como en la narrativa?

–Son muchos y siempre hay nombres nuevos que se imponen y permanecen en cuanto otros desaparecen. Se traduce mucho en Brasil. Pablo Neruda es un caso emblemático, porque sigue vendiendo como en décadas pasadas, en ediciones populares. Quizás más que en Chile, considerando la dimensión del mercado brasileño.

–¿Quiénes son, en su opinion, los mas altos exponentes de la literatura brasileña en el mundo?

–Los autores mas extraordinarios son (mantengamos el presente) Guimarães Rosa, Euclides da Cunha y Jorge Amado. Paulo Coelho es un fenómeno universal. Hay quien le niegue calidad pero ha logrado llegar a la Academia Brasileña de Letras, que es disputadísima: un lugar para pocos. No he leído su obra pero sí sus letras de música de los años 70 y defiendo que tenían calidad literaria, eran irreverentes, renovadoras.

La poesía brasileña ha tenido menos suerte pero hay nombres traducidos muchas veces al español como Carlos Drummond de Andrade, João Cabral de Melo Neto, Alfonso Romano de Sant´Anna, Lêdo Ivo, Vinicius de Moraes…

–Jorge Amado y Carlos Drumond de Andrade son muy leidos en América Latina, ¿cómo los ve en el tiempo?

–Jorge Amado era visto en mi juventud como un autor “comunista”, como un narrador más político que literario. Sus novelas crecieron e incorporaron una temática mas costumbrista y bien elaborada, siendo adaptadas al cine y a la teledramaturgia con enorme éxito en todo el mundo. Doña Flor y sus dos maridos estuvo en cartelera por meses y la novela vendió y sigue vendiendo bien. Y Drummond es eterno. Tiene obras menores y clásicos pero el conjunto es de un genio.

–¿Qué significa para un escritor como usted vivir en Brasilia, sede del gobierno del país?

–Es difícil ser reconocido desde Brasilia. Pero yo he vivido parte de mi vida en Rio de Janeiro y luego en otros países: Inglaterra, Puerto Rico, Argentina. Doy clases en México, en España, publico en São Paulo, en Buenos Aires. Viajo mucho, me traducen con frecuencia.

En los últimos tiempos apuesto en la internet y los resultados han sido animadores, considerando el número de visitas a mi página web y la difusión de mis poemas en páginas de muchos países, de Francia a Italia, de España a Estados Unidos y en muchos países de América Latina. También publico músicas y vídeos breves para difundir mis textos, con recursos multimedia. Desde muy joven me gusta experimentar otros espacios: el teatro, el cine, las galerías de arte, los festivales, los vídeoclips.

–¿Cuál es la relacion entre literatura y poder en su pais?

–Difusa. A pesar de que muchos autores dependen de dinero público para publicar libros o para montar sus espectáculos no hay “autores oficiales”. Gobiernos han intentado cohonestar a los creadores, sin lograrlo, salvo en casos muy específicos. El brasileño es muy irreverente, no hay mucho espacio para patriotismos y nacionalismos extremados, y tampoco para fanatismos. Los autores más políticos raramente se revelan ideológicamente comprometidos, o no se percibe.

–¿Qué vínculos tienen entre sí los escritores brasileños?

–Hay muchos gremios de escritores, nacionales y locales. Pero su poder de difusión y de agregación es limitado. Hay muchas instituciones regionales porque la federación brasileña comprende regiones muy autónomas –unas con más visibilidad que otras– que tienen públicos considerables.

Imagínese un estado como São Paulo o Rio Grande do Sul, Bahia y Minas Gerais, con millones y millones de personas, cientos de miles de autores y lectores. Se puede ser famoso sin ser conocido en otras partes.

Algunos festivales de poesía, encuentros de escritores, ferias de libros, como la de São Paulo, y festivales como el de Parati, que ganan espacio en los medios y proyectan la idea de que hay una elite de escritores, en que algunos nombres son frecuentes. Después de estos encuentros nacionales parece ser que ellos se refugian en sus espacios regionales, con mas o menos posibilidades de un reconocimiento nacional…

Somos infieles con nuestros autores. En Brasil nunca hubo lugar para los heroes y para las divas eternas… son como fuegos de artificio, duran poco y los que permanecen necesitan renovarse, replantearse, reconquistar.

–¿Qué ocurre hoy, politicamente, con el gobierno del presidente Lula, la oposicion, el futuro de esa potencia sudamericana?

–Lula es un símbolo. Representa mucho pero no ha logrado mucho porque vive la contradicción de su discurso tercer-mundista y su política económica conservadora. Hay corrupción comprobada, hay ineficacia en sus ministerios, sus apoyos políticos son heterodoxos: van de la derecha a la izquierda, pasan por el sindicalismo y llega al nepotismo. Tiene una nueva oportunidad, con el aval del voto, y no hemos perdido la esperanza.

El país tiene instituciones fuertes, la democracia tiene raíces y el gobierno tiene (para bien y para mal) límites claros. No hay lugar para aventuras. Y Lula es un animal político que maneja bien estas contradicciones y encarna esta forma macunaímica (de Macunaíma, el personaje de la célebre novela de Mário de Andrade) de metamorfosearse y adaptarse constantemente…

La oposición ha sido aplastada en la última elección pero luego resurgirá denunciando nuevos escándalos, que vienen de muchos gobiernos y con los cuales hemos convivido con cierta apatía y conformismo, muy a la brasilera. Pero las cosas se mueven.

———————————

foto* Escritor. Director de la revista cultural La pata de liebrewww.lapatadeliebre.cl–. La entrevista tuvo lugar en Brasil.

Más información sobre el entrevistado: www.antoniomiranda.com.br.

Sobre poesía y movimientos culturales y artísticos del Brasil –y de América– puede leerse www.revista.agulha.nom.br, una de las publicaciones literarias más importantes del continente, editada en Fortaleza y dirigida por Floriano Martins y Claudio Willer.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario