Jun 15 2016
577 lecturas

Política

Brasil: No hay peor Cunha que la del propio palo

 

El Consejo de Ética de la Cámara de Diputados brasileña aprobó este martes – por 11 votos a favor y 9 en contra- la destitución por falta de decoro de Eduardo Cunha, titular suspendido de la Cámara baja, procesado por corrupción y por mentir ante el Congreso sobre la existencia de cuentas en Suiza. Cunha es el arquitecto del juicio político contra la suspendida presidenta Dilma Rousseff .

La sustentación del gobierno interino de Michel Temer, surgido luego del golpe judicial-empresarial-mediático ha sufrido un duro revés que puede destartalar sus planes de quedarse en la presidencia hasta 2018,

La decisión pasará ahora al pleno de la Cámara de Diputados, donde para ser ratificada se requiere el voto de al menos 257 del total de los 512 diputados. Si pierde su escaño, también perderá la inmunidad parcial que gozan los políticos electos y podría ser arrestado y procesado por tribunales menores en varios casos de corrupción en su contra.

Sobre él pesa un pedido de captura hecho por el fiscal general, Rodrigo Janot, y ayer el Banco Central le cobró una multa de unos 350 mil dólares por haber omitido sus cuentas en el exterior. La comisión, después de ocho meses de trabajo, un record para este tipo de trámite (el proceso de desafuero de Dircéu duró 50 días), determinó por mayoría que Cunha mintió ante el Congreso sobre la posesión de cuentas en el exterior.

El proceso contra el diputado había sido aplazado innumerables veces a través de maniobras comandadas por el correligionario del presidente Temer. El voto clave fue el de la diputada evangélica Tia Enron, del Partido Republicano Brasileño, una aliada de Cunha que dijo que nadie manda en su conciencia y le dio el empujón final. El instructor de la acusación en la comisión, Marcos Rogerio, afirmó que el legislador montó una verdadera fiesta de testaferros creados para esconder la existencia de cuentas en Suiza.br cunha y claudia cruz

El gobierno de Suiza confirmó el año pasado que Cunha tiene depósitos en su territorio por 5 millones de dólares, y en Brasil la justicia exige que él y su esposa, Claudia Cruz, una prsentadora de noticias de la Rede Globo, devuelvan 6 millones de dólares que obtuvieron de la corrupción en Petrobras. La Justicia Federal del estado de Paraná bloqueó los bienes de Cunha y le levantó el secreto bancario y procesó a la esposa de Cunha.

Cunha abrió un pedido de juicio político contra la presidenta el 3 de diciembre, luego de que el Partido de los Trabajadores se negara a protegerlo en el Consejo de Ética y votar a favor de su destitución por haber mentido sobre las cuentas en Suiza. Ahora tiene cinco días para pedir una revisión de la decisión del Consejo de Ética ante la Comisión de Justicia, que apenas revisa temas de procedimiento, tras lo cual la votación para definir la destitución del mandato parlamentario irá para el plenario de la Cámara de Diputados.

Cunha está procesado en la Operación Lava Jato por la Suprema Corte, sobre desvíos en Petrobras, por haber recibido sobornos de cinco millones de dólares en la negociación de un contrato de la empresa petrolera y también por una serie de corruptelas en la construcción del Porto Maravilha, el modernizado puerto de Rio de Janeiro construido para los Juegos Olímpicos. El Supremo Tribunal Federal el mes pasado lo suspendió del cargo de presidente de la Cámara de Diputados. “La única sanción posible es la pérdida de mandato”, dijo el instructor del caso en su alegato final.

En tanto, se informó que el Tribunal Federal Supremo rechazó las órdenes de aprehensión contra Renan Calheiros, presidente del Senado, y primero en la línea de sucesión de la jefatura de Estado; Romero Jucá, ex ministro de Planificación, y José Sarney, ex presidente, todos del Partido del Movimiento Democrático Brasileño, de Temer. Los tres están acusados por la fiscalía general de estar implicados en la corrupción en Petrobras, pero el máximo tribunal dijo que no hay pruebas suficientes para legitimar su arresto

Mientras, Dilma

br dilma dditoPor su parte, la presidenta suspendida Dilma Rousseff reiteró que está a favor de que haya nuevas elecciones en el país para superar la crisis política. En entrevista con agencias noticiosas extranjeras, Rousseff dijo que primero tendría que superar el juicio político en el que los senadores decidirán si la destituyen permanentemente, al insistir en un planteamiento hecho el pasado fin de semana.

Rousseff indicó que el país experimenta un desgaste político que debe superar. Si es necesario que haya nuevas elecciones, yo estaría a favor, manifestó.

El viernes pasado, Rousseff anunció en entrevista con la televisión local que de no proceder el impeachment (juicio político) convocará a un referendo para adelantar las elecciones y que sean los ciudadanos quienes decidan si su gobierno debe continuar. Dilma fue sometida al juicio político y suspendida por el Senado el 12 de mayo por acusaciones de recurrir a maniobras fiscales para ocultar huecos en el presupuesto federal.

Por lo pronto, el gobierno del presidente interino Michel Temer es evaluado como malo o regular por 67 por ciento de los brasileños, reveló una encuesta realizada por el Instituto Vox Populi, a pedido de la Central Única de los Trabajadores (CUT).

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario