Jul 24 2018
108 lecturas

CulturaOpiniónPolítica

Brasil: Por una Red de Legalidad Virtual para detener el fascismo

En pocos días, estaremos en una de las elecciones más surrealistas de nuestra historia, con el principal candidato del pueblo detrás de las rejas, víctima de un golpe y de abierta persecución política; y con dos candidatos de la derecha que harán de todo -apoyados por el aparato mediático hegemónico- para derrotar las candidaturas de izquierda.

Aislado por la justicia e ignorado por la prensa Luiz Inácio Lula da Silva va a agotar todas las posibilidades de ser nuevamente candidato en las elecciones presidenciales de octubre próximo, La estrategia coincide con el deseo de la mayoría de la población como muestran las encuestas. Algunos todavía esperan que la Corte Suprema pueda, en última instancia, autorizar la participación de Lula en las elecciones, aunque tenga posteriormente que enfrentarse con el examen, en el Plenario de la Corte, de la impugnación que seguramente será presentada.

Obviamente, existe jurisprudencia que permite la participación de candidatos condenados en segunda instancia en las elecciones. La cuestión, sin embargo, es que no estamos viviendo en una democracia. Y fuera del Estado democrático de derecho, la voluntad del pueblo no es tenida en cuenta, aún más cuando el pueblo no está en las calles.

Participar en las elecciones es la primera batalla que se cierra al final de la primera vuelta de las elecciones presideciales, cuando sabremos cuál candidato de la derecha, Geraldo Alckmin o Jair Bolsonaro- estará en la segunda vuelta o balotaje. No olvidemos que al condominio golpista (Red Globo, aparato judicial, empresarios, parlamentarios, Fuerzas Armadas y Policía Militar) se suman el crimen organizado y las milicias, visto el asesinato de la diputada Marielle Franco, del PSOL.

El desafío es inmenso y se corre contra el tiempo.

Resultado de imagen para brasil candidatos presidencialesLa campaña electoral tendrá poco más de veinte días. La televisión seguirá siendo el principal medio de difusión de las ideas de los candidatos. Los partidos PT, PSDB y MDB contarán con el 34% del tiempo de TV y radio de la campaña electoral, los candidatos Jair Bolsonaro, Marina Silva y Ciro Gomes con 4,2%. Al PT le deben asignar 11,5 minutos de los 95 de propaganda electoral diaria.

Sin embargo, ese tiempo será destinado no sólo a la campaña de Lula o del candidato por él ungido, sino también al enfrentamiento de la artillería pesada que vendrá, no tengamos dudas, del Poder Judicial, con denuncias y supuestos hechos que demandarán reacción inmediata de todos los demócratas.

El principal problema es que nosotros, los de los medios alternativos, hablamos para el mismo público y para algunos demócratas dispersos. En la práctica, nuestra Internet es una Ethernet. Urge, por lo tanto, formar una red de legalidad virtual, colaborativa, con la participación activa de militantes y demócratas. Resultado de imagen para brasil medioactivismo

La Red de la Legalidad, única alternativa en 1961, hasta ahora no fue recreada en la dimensión necesaria, aún cuando la expresidenta Dilma estuvo seriamente amenazada. Compuesta por millones de facebooks, twitters y otros medios, es posible alimentarla con informaciones y contrainformaciones, divulgando noticias y denunciando la actuación de los vendedores de la patria.

Necesitamos estructurar ese espacio virtual, con suficiente capacidad de combate, para dar respuestas rápidas a las mentiras, fake news, denuncias electorales y, sobre todo, a la red de Bolsonaro que sólo contará con Internet para comunicarse, ya que, sin alianzas, a él le corresponden escasos segundos para hacer campaña en televisión y radio.

La construcción de una red con capacidad de movilización y diseminación de contenido (textos, vídeos, memes, etc.) producidos por militantes, preferentemente, a partir de una línea editorial previa, necesita ser creada urgentemente y distribuida por la actual red de prensa alternativa.

Para que esto funciones es fundamental la concordancia y apoyo de los candidatos del PSOL y PCdoB, aun sin la formación de un frente de izquierda, porque estamos hablando de un problema común a todos.

No podemos permanecer de brazos cruzados. La guerra que estamos enfrentando trasciende a los partidos. Solos, los medios alternativos no podrán dar cuenta de la misión que tiene en este momento. Necesitamos la colaboración de todos, porque la gente quiere comprometerse y necesita orientación en este momento.

No se trata sólo de vencer las elecciones, sino de impedir la victoria del fascismo hoy representado tanto por Jair Bolsonaro como por Geraldo Alckmin. No tengamos dudas: la población está asustada y la mejor forma de lidiar con el miedo es la lucha.

La hora es ahora.

*Director de la Carta Maior

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario