Ene 28 2014
753 lecturas

OpiniónPolítica

BRICS brinda por el 2014: Sueños multipolares y desarrollismo contradictorio

Los líderes del BRICS verán juntos la final del mundial de futbol. Dos días después celebrarán su VI cumbre, en Fortaleza, Brasil. Ahí relanzarán su lucha por una globalización multipolar, opuesta al unilateralismo del G8. Durante los rituales de año nuevo estadistas del BRICS expresaron sus deseos geopolíticos y sus principales retos para el 2014.

Por ejemplo, participar en la negociación de conflictos regionales, intensificar las contradicciones del desarrollo (como la proletarización masiva de campesinos en China) y afrontar desafíos como la crisis en Ucrania y las elecciones en India y Brasil.

El sueño chino: proletarización masiva para construir una sociedad de bienestar

A sus 60 años, Xi Jinping, practica el difícil arte de gobernar a 1.351 millones de personas con esperanza de vida (en adelante e.v.) de 75 años, capaces de producir anualmente un PIB, de 8,227 billones de dólares, según datos del Grupo Banco Mundial (GBM). El dirigente comunista pertenece al grupo étnico Han, el más grande del mundo (1200 millones de personas). En 2014 se propone sentar las bases, para lograr “el sueño chino”, de celebrar el primer centenario del Partido Comunista de China, en 2021 con “sociedad modestamente acomodada de manera generalizada”.

La tarea no será fácil. Debe sacar a 100 millones de personas de la pobreza, en un contexto en que el crecimiento disminuyó de 9.3, en 2011, a 7.6, en 2013. El 31 de diciembre, Xi Jiping recordó las metas establecidas, por el pleno Comité Central, celebrado, del 9 al 12 de noviembre de 2013: fortalecer el mercado, contraer la intervención estatal, crear un mercado de tierras, fundar nuevas zonas de libre comercio y liberalizar Shanghái. Según Miguel Ángel Hidalgo, del Observatorio de Política China, los comités locales dejan de rentar la tierra a los campesinos locales y se la transfieran a especuladores urbanos: es inminente una proletarización masiva.

¿Brasil para todos o solo para los VIPs?

Dilma Rousseff de 66 años, gobierna a 193 millones de personas (e.v. de 73 años) quienes generan un PIB anual de 2,253 billones de dólares (según GBM). El 29 de dezembro, en su mensaje de año nuevo, la exguerrillera de Vanguardia Armada Revolucionaria de Palmares, dijo que en 2013, las protestas recordaron el pendiente histórico de disminuir la desigualdad, pero también fue el año de menor desempleo en toda la historia de Brasil.

La revista Carta capital, recordó recientemente, que en julio del año pasado, Joseph Blatter, entonces presidente de la FIFA, presionó al gobierno brasileño para incrementar la seguridad y evitar, que durante el próximo mundial se presenten protestas como las ocurridas durante la Copa Confederaciones. BYROM una de las empresas de la mafia del futbol que repletará sus arcas durante el mundial, tiene un lema de atención VIP que ilustra el modelo económico promovido por los gangster del fut: “Todo el mundo es importante solo que unos son más importantes que otros”. Dilma encabeza actualmente las preferencias electorales, pero todo lo que pueda ocurrir durante el mundial podría cambiar las cosas.

Rusia: Usar la presidencia del G8 para que el BRICS negocie conflictos regionales
Âëàäèìèð Ïóòèí ñòàë êàâàëåðîì "Ñàêñîíñêîãî îðäåíà áëàãîäàðíîñòè"
Vladimir Putin dirige a 143 millones de personas (e.v. de 69 años) cuyo PIB es de 2,015 billones de dólares anuales (datos de GBM). El rukavaditi Putin recibió el año en Khabarovsk, en el sureste de la Federación Rusa, en un territorio muy afectado por las inundaciones. El año que comienza traerá retos descomunales: apagar el incendio político en Ucrania, confirmar el cierre de la base militar estadounidense en Tajikistán y evitar ataques terroristas en los juegos olímpicos de invierno. Rusia presidirá la cumbre del G8, a celebrarse en Sochi, del 4 al 5 de junio, y ha propuesto un tema candente: la negociación de conflictos regionales.

India: crisis por agroindustrialización del campo y cesión de poder a trasnacionales

Manmohan Singh es el octagenario dirigente de un país con 1 237 millones de personas (e.v. de 66 años) con un PIB de 1,842 billones de dólares (datos de GBM), en su mensaje de año nuevo recordó que en 2004 al asumir el poder, prometió un nuevo trato para el campo basado en: expansión de créditos, aumento de precios de los productos agrícolas, e inversión en hortalizas, para convertir a India en un potencia agroexportadora de azúcar, frutas y aves de corral.

Vandana Shiva califica esa política como un desastre para los productores que transfirieron a las trasnacionales decisiones tan importantes como: qué quieren comer, cómo quieren que sean sus paisajes y sobre todo como quieren vivir. En 2014, 7oo millones personas elegirán la Lok Sabha (la Asamblea Nacional), lo más probable es que el Partido del Congreso, de Manmohan Singh, pierda su liderazgo.

Sudáfrica, del apartheid a la nueva burguesía

La compleja y fascinante sociedad sudáfricana cuenta con una población de 51 millones de personas (e.v. de 55 años) su PIB es de 0,824 billones de dólares (cifras del GBM). El 10 de diciembre, durante la despedida de Nelson Mandela, en el *NFB Stadium* de Johanesburgo, Jacob Zuma recibió simultáneamente la visita y el reconocimiento de numerosos jefes de estado, y una intensa silbatina popular, las dos caras del complejo proceso sudafricano y de las contradicciones que sacuden al Congreso Nacional Africano: el reconocimiento mundial por la derrota pacífica del Apartheid y el descontento por la implantación de un modelo económico, basado en la explotación leonina de los mineros para volver supermillonarias a las empresas mineras europeas.

Uno de los motores de la economía mundial radica hoy en las potencias emergentes. Las políticas del BRICS son muy importantes porque plantean paradigmas distintos a los del G8, por ejemplo la industrialización, la construcción de infraestructura y la expansión del mercado interno. Sin embargo también tiene su lado oscuro en la creciente tendencia a buscar el “crecimiento a toda costa”. Hay que seguir la próxima cumbre de los BRICS, porque ahí se jugarán temas tan importantes como: el ritmo de la economía mundial, un posible contrapeso al G8 y la participación de las potencias emergentes en la resolución de conflictos regionales.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario