May 18 2009
964 lecturas

Sociedad

Buenos Aires: orden de lo público, salud y desalojos ciudadanos

 Gonzalo Tarrués*

EL gobierno de la Ciudad desalojó ilegalmente la huerta de Caballito. Quienes la mantenían –vecinos, jóvenes, ambientalistas, pobres– necesitan solidaridad activa. Se han concentrado sobre la calle Rojas y la vía del ferrocarril. El hecho se produjo al clarear, con el despliegue de impudicia y violencia con que suele actuar el gobierno de la ciudad para "poner orden" en el espacio público. Con la huerta partirán sueños, trabajo y un esfuerzo de organización igualitaria y vecinal.

A las cinco y treinta de la mañana del lunes el jefe del CGP 6 –destacamento de corte para policial– junto a un grupo de infanteria de la Policía Federal Argentina, agentes uniformados y topadoras del GCBA, comenzaron a derrumbar la huerta Orgazmika de Caballito, sin orden judicial y basados unicamente en un informe de la defensoria del pueblo que informo situacion de potencial peligrosidad para la reproduccion del mosquito del dengue –que viene haciendo estragos en el norte del país.

Olvidaban, quizá, que la plaza del sector y las vias del tren adyacentes a la huerta son rociadas periodicamente con el veneno (llamado herbicida) Glifosato que mata todo tipo de vida, incluso mosquitos y personas.

Dotados de topadoras, grupo de infantería, policias de civil no identificados, y camiones para desmantelar el espacio, irrumpieron en el predio que desde hace más de ocho años vienen construyendo vecinos del barrio de Caballito. Golpearon duramente a personas que se encontraban en el lugar cuidando de la huerta y los sacaron. Luego continuaron destruyendo la huerta y barriendo con todo a su alrededor.
(Aquí más información).

Sin los correspondientes informes técnicos y como una vil excusa para aunar la uniformidad de los espacios verdes, el desalojo es ilegítimo, ilegal y violento; un joven fue golpeado brutalmente por efectivos de la PFA. No existe titulo alguno en poder del GCBA que autorice el desalojo, que no tiene base legal ni legitimidad. No hubo orden administrativa ni judicial para el paso de las topadoras, no hubo presente ningun fiscal ni funcionario judicial que hubiere garantizado la legitimidad del procedimiento a que tan afectos son la cabeza del gobierno citadino y sus epígonos.

La huerta Orgazmika surgió hace siete años, en plena crisis económica, con la idea de construir un espacio de trabajo colectivo y autónomo, para demostrar, y fomentar mediante el quehacer comunitario, la posibilidad de generar espacios verdes y autogeationados en las ciudades, reconstruyendo el saber de los cultivos organicos ya sea en espacios publicos o en recintos particulares.

En setiembre de 2008 quienes sustentaban la huerta ya habían reunido las firmas necesarias para interponer ante el gobierno de la Ciudad un Recurso de Reconsideración, conforme lo estipula la ley de Procedimientos Administrativos, solicitándole al jefe de Gobierno se revoque el decreto que significa la destrucción de la huerta.

Han tenido la respuesta que merecen los ciudadanos en estas extrañas democracias "de centro" del cono sur.

* Informe, desde Buenos Aires, de la periodista Leonor Silvestri.
La fotografía de apertura corresponde a Mauricio Macri, jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires; una corresponde a los vecinos en protesta; todas las demás a la huerta antes de las topadoras. El gato que se ve en una de ellas se llama Félix. En cuanto al niño que riega, gracias a Macri mañana podrá estar "en una esquina / apenas con su alma / perdiendo la vida".


Addenda

Alerta, el glifosato está en las plazas de Buenos Aires

David Viñas*

El glifosato, creado en los años sesentas (del siglo XX), es un herbicida de amplio espectro, no selectivo, utilizado para matar malezas (pastos anuales y perennes, hierbas de hoja ancha y especies leñosas). Es absorbido por las hojas y ejerce su acción herbicida a través de la inhibición de varias enzimas(1), impidiendo así que las plantas elaboren tres aminoácidos(2) aromáticos esenciales para su crecimiento y supervivencia.

El glifosato va acompañado de otras sustancias para aumentar su eficacia, que no están especificadas en la etiqueta y que producen mayor toxicidad aguda.

El glifosato es el principio activo del herbicida Roundup (nombre comercial de Monsanto) con el que se fumigan los cultivos transgénicos(3) de soja, maíz y algodón. Estos cultivos transgénicos tienen resistencia al glifosato, fumigan los cultivos para matar el resto de hierbas y los cultivos no quedan afectados por el tóxico porque están preparados genéticamente para resistirlo.

Los trabajadores que aplican esta sustancia deben llevar vestimenta de seguridad (traje apropiado, guantes, máscara de gas, anteojos). En la plaza Giordano Bruno, además de incumplir esta normativa de seguridad (han sido vistos trabajando sin la vestimenta de seguridad, con la cara desprotegida y sin máscara), las personas que transitan por allí también son afectadas tanto en el momento de la aplicación como posteriormente: el tóxico queda en el aire durante un tiempo, las piedras con la que juegan las y los niñas/os quedan infectadas y las plantas y la tierra absorben este tóxico.

También están usando glifosato para eliminar las hierbas de las vías del Ferrocarril Sarmiento (entre otros); por eso encontramos periódicamente las plantas de las vías muertas. Mediante la aplicación terrestre (trabajadores aplicando manualmente), el tóxico se esparce por la zona hasta 400 metros del lugar donde se emplea. La toxicidad de estos productos (glifosato puro y fórmulas compuestas:Roundup) es mayor en casos de exposición dérmica (la piel tiene la capacidad de absorber sustancias) e inhalatoria (respirando en ambientes intoxicados por glifosato), aunque también en casos de ingestión.

Los riesgos que esta sustancia conlleva para la salud humana son: toxicidad subaguda (lesiones en glándulas salivales), toxicidad crónica (inflamación gástrica, problemas respiratorios, alergias), daños genéticos (en células sanguíneas humanas), trastornos reproductivos (reducción de espermatozoides, abortos, malformación fetal), efectos cancerígenos y contaminación de alimentos.

En los seres humanos los síntomas de envenenamiento incluyen irritaciones dérmicas y oculares, náuseas y mareos, edema pulmonar, descenso de la presión sanguínea, reacciones alérgicas, dolor abdominal, pérdida masiva de líquido gastrointestinal, vómito, pérdida de conciencia, destrucción de glóbulos rojos, electrocardiogramas anormales y daño o falla renal.

El glifosato afecta a todos los seres vivos, además mata plantas autóctonas y en peligro de extinción, contamina el suelo y las aguas superficiales y subterráneas. Según la EPA (Agencia de protección del medio ambiente de Estados Unidos ), el glifosato que llega al suelo es fuertemente absorbido, por eso, aunque es altamente soluble en agua, permanece en las capas superiores del suelo y tiene una vida media de más de 60 días (lo que tarda en ser descompuesto por microorganismos), incluso puede encontrárselo un año después.

Las plantas que no mueren, absorben el glifosato, que se encuentra en las partes que se usan como alimento, como por ejemplo en fresas, moras azules, frambuesas, lechugas, zanahoria y cebada. De esta forma nos encontramos en continua exposición a través del consumo de alimentos que contienen residuos de pesticidas –la mayoría, excepto los alimentos orgánicos(4).

Argentina es el segundo productor mundial de cultivos transgénicos con 19.1 millones de hectáreas en 2007, el 19% de la superficie destinada a este tipo de cultivos en todo el mundo; de los cuales 16 millones son de soya, 2.8 millones de maíz y unas 400.000 de algodón, según el informe de ISAAA (Servicio para la Adquisición de Aplicaciones Agrobiotecnológicas).

Prácticamente el 100% de la superficie de soja y el 90% de cultivos de maíz fueron sembrados con semillas tolerantes al herbicida glifosato.

Actualmente, en las zonas rurales usan glifosato formulado (Roundup) en los cultivos transgénicos a través de fumigaciones terrestres y aéreas, lo que conlleva un gran peligro para la salud de las personas que viven allí: ellas son rociadas, sus casas, las aguas, la tierra y los cultivos no transgénicos, además de que el viento esparce este tóxico en largas distancias.

Notas

(1) Una enzima es una proteína (componente celular) que posee función catalítica, es decir, que acelera procesos bioquímicos que acontecen en las células para mantener su funcionalidad y, por lo tanto, su existencia.

(2) Los aminoácidos son los monómeros (moléculas de pequeña masa molecular, es decir, largas cadenas de moléculas) de las proteínas. Existen 20 tipos distintos de aminoácidos que combinados de diferentes formas dan origen a todas la proteínas* que constituyen todos los seres vivos.

(3) Las proteínas son un elemento fundamental de la materia viva, son los ladrillos, y ejercen diferentes funciones en el organismo: estructurales, reguladoras, catalíticas (enzima), transportadoras de oxígeno y defensivas.

(4) Transgénico: en un organismo modificado genéticamente, es decir, aquel que tiene los genes manipulados en laboratorios. La técnica consiste en separar material genético (ADN) de un ser vivo (virus, bacteria, vegetal, no vegetal, humano, no humano) e introducirlo en otro para generarle propiedades nuevas: mayor productividad, aumento en los procesos de crecimiento, resistencia a la aplicación de herbicidas,…

Los alimentos orgánicos son aquellos cultivos que usan técnicas no contaminantes para el ambiente, están libre de agroquímicos y sus semillas no están manipuladas genéticamente (no son transgénicas). Los cultivos son enriquecidos mediante composta (material orgánico descompuesto mediante la acción de la naturaleza).

Bibliografía
:
– Kaczewer, Jorge: Los agroquímicos en las fumigaciones periurbanas y su efecto sobre la salud humana.
– Catro Soto, Gustavo: Diccionario transgénico
– Kaczewer, Jorge: Toxicología del glifosato: riesgos para la salud humana
– Grupo de Reflexion Rural: Pueblos fumigados
– Nivia, Elsa: Efectos sobre la salud y el ambiente de herbicidas que contienen glifosato
– Almeida, Mónica: El glifosato provoca las primeras etapas del cáncer.

Más información:

http://www.geocities.com/rap_al/efectosglifosato.htm
http://www.grr.org.ar/trabajos/agrotoxicos%20y%20salu.htm
http://www.ecoportal.net
http://www.biodiversidadla.org
http://www.wikipedia.org/wiki/Glifosato
http://es.wikipedia.org/wiki/Enzima

* Publicado en: http://argentina.indymedia.org.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

1 Comentário

Comentarios

  1. oscar
    20 mayo 2009 1:38

    Yo no puedo creer lo que leo, no me da la cabeza para entender de qué manera actúa la siquis, la maldad de estos facistas maquillados, espúreos,cobardes, insensatos, inútiles, poco operativos, con menos civilidad que un bucanero abandonado en la galería Cristy de Londres,con menos compromiso ético ni moral, con menos participación política que los tres pelagatos incultos que le soban el lomo, ridículo, esperpento hecho gobernante, policía decrépita, borracha, seres incompatibles con las más esenciales leyes de la civilización, idiotas útiles al servicio del patroncito de turno,ordinarios,
    mequetrefes, y por si no se entendió los aborresco con toda mi alma, pienso en ese chico, en esa pobre gente de buena voluntad en manos de éstos impresentables, ni el gatito se salvó.
    Después se preguntan:¿Por qué nos odian? Cual un gitano del destino los maldigo para siempre en la memoria del pueblo.