Nov 19 2011
1001 lecturas

Opinión

Business friendly

Un economista franc√©s llamado J√∂el Halpern escribi√≥ hace poco una nota relativa a las finanzas. El tema est√© de moda muy a pesar nuestro, que somos los que pagamos la fiestuza. La nota de Halpern llam√≥ mi atenci√≥n por su t√≠tulo, un parafraseo de una c√©lebre cita de Mao Ze Dong: ¬ęLas finanzas son un tigre de papel¬Ľ. | LUIS CASADO.*

Lo que podemos hacer en este país no tiene límites. Este tipo de gobierno sabe ayudar y fomentar los negocios.

Hyman Roth a Michael Corleone, en El Padrino, de Mario Puzzo.

En su nota, plena de humor, Halpern se cachondea del dogma económico que intenta convencernos de que la tierra es plana y de que el mercado es como el pan con chancho. Lo cito:
¬ęEn la c√©lebre par√°bola de la ¬ęmano invisible¬Ľ de Adam Smith que presenta las virtudes del mercado, el carnicero le vende carne de calidad a sus clientes y al hacerlo realiza al mismo tiempo su felicidad de ellos y la suya propia, porque gana tanto m√°s bien su vida cuanto que satisface al pr√≥jimo¬Ľ.

En este principio se apoya la teor√≠a econ√≥mica que hace del ego√≠smo el motor central de toda actividad humana. Por si no te hab√≠as percatado estamos hablando del capitalismo. Admitamos que un sistema construido en torno al ego√≠smo, al individualismo y al egocentrismo pueda funcionar (la realidad nos muestra que s√≥lo para unos pocos, pero admitamos…) y sigamos la reflexi√≥n de J√∂el Halpern, que escribe lo siguiente:

¬ęSi el mercado de la carne funcionara como un mercado financiero, el carnicero vender√≠a carne podrida que sus clientes comprar√≠an √°vidamente para revenderla aun m√°s cara (y cada vez m√°s podrida) a otros operadores que a su vez est√°n a la b√ļsqueda de un beneficio futuro y no de alg√ļn consumo de carne. √Čsta √ļltima, la carne, terminar√≠a por llegarle finalmente a alg√ļn consumidor que al alimentarse con ella se intoxicar√≠a. Pero es probable que el carnicero ni siquiera les hubiese vendido verdadera carne, sino m√°s bien la promesa futura de entregar carne de bovinos a√ļn no nacidos…¬Ľ

T√ļ que esto lees o escuchas, crees que Halpern y yo mismo nos estamos refiriendo a alguna oscura teor√≠a econ√≥mica, descrita en jerga de economista, esa que no entienden ni ellos. ¬°Craso error! Para que te des cuenta de c√≥mo practican con el personal el dulce juego del emboque, saca la cabeza por la ventana y mira lo que ocurre en el mundo real. Exxon primero, y luego Anglo American, le vendieron a Codelco[1] s√≥lo una promesa.

La promesa de que alg√ļn d√≠a, en el futuro, si tales y cuales condiciones estuviesen reunidas, Exxon primero, o Anglo American despu√©s, le ceder√≠an a Codelco una parte de lo que hubiese, visto que en el momento de la firma de la promesa nadie pod√≠a prever el futuro. Ni siquiera los boludos [en el lenguaje coloquial de Chile: huevones, como sin√≥nimo de tontos] que, ampar√°ndose en el depreciado t√≠tulo de economista, se dedican a vender la pomada de los or√°culos, las ps√≠quicas, y los videntes: sus pre-visiones del futuro.

John Kenneth Galbraith, ese gran intelectual y economista yanqui, sol√≠a decir: ¬ęLas previsiones en econom√≠a s√≥lo tienen el prop√≥sito de darle alguna respetabilidad a la astrolog√≠a.¬Ľ En esa estamos. Buena parte de la inestabilidad monetaria, financiera, econ√≥mica y social en la que nos debatimos tiene que ver con este invento de los compraventeros de las finanzas: la compra, o la venta a futuro. A eso dedican buena parte de su tiempo los banqueros, los filibusteros de las finanzas que llaman ¬ęhedge-funds¬Ľ, las grandes compa√Ī√≠as de seguros y por cierto las AFP.[2]

Niels B√∂hr, el gran cient√≠fico dan√©s, premio Nobel de f√≠sica en 1922, y uno de los fundadores de la mec√°nica cu√°ntica, se apretaba la tripa ri√©ndose de los papanatas que muy seriamente hac√≠an pre-visiones y se equivocaban siempre. Su mejor chiste se resume en una frase: ¬ęLa previsi√≥n es un oficio muy duro, sobre todo cuando se trata del avenir¬Ľ.

Como queda en evidencia, la √ļnica diferencia entre un economista que hace previsiones y un adivino profesional, es que este √ļltimo tiene s√≥lo una gran bola, y es de cristal…

Tal vez por esa raz√≥n Niels B√∂hr ‚ÄĒque era un chato [tipo] silencioso y retra√≠do pero definitivamente rumboso‚ÄĒ defini√≥ a un experto como ¬ęuna persona que ha cometido todos los errores posibles en un campo muy estrecho del conocimiento¬Ľ.

¡Dios tuyo, en qué manos estamos!

1] Corporación Nacional del Cobre
2] Administración del Fondo de Pensiones

 * Ingeniero.
En Other News (www.other-news.info). Difundido por Radio Tierra, Santiago de Chile (www.radiotierra.cl), en la secuencia ¬ęCr√≥nicas Comicon√≥micas¬Ľ

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A√Īadir comentario