Ene 6 2017
829 lecturas

PolíticaSociedad

Caleta Chanavaya contra el desfalco de los recursos fiscales

Marco Quevedo, abogado, está liderando una querella colectiva de pobladores. Representa anhelos de justicia en una región de Chile donde ya no existen autoridades, aunque cuenta con dos senadores, Jaime Orpis y Fulvio Rossi, ambos inhabilitados por un eufemismo, que en castellano significa coimeados por las pesqueras y mineras para sus campañas.
Iquique, de algún modo, es la metáfora del Chile actual y del modelo neoliberal en su plenitud.
Estos sujetos, uno del Opus Dei y el otro , de la Nueva Mayoría, eran los dueños del territorio y lame suelas de los poderosos.
Intenta, este valiente abogado, sensibilizar para que se investigue el gran perjuicio fiscal en prebendas de estos señores feudales que han hecho de la política su reducto para mantener prestigio social y económico.
La Caleta Chanavaya, ubicada unos 80 kilómetros al sur de Iquique, al lado norte de Pabellón de Pica, nos ofrece una versión adaptada de la ya extendida costumbre chilena del acarreo y del aprovechamiento, vía extensión de boletas, de los recursos fiscales.

En ella, habitan unos 30 vecinos, en su gran mayoría dedicados a la pesca artesanal o actividades conexas. Mas, su Junta de Vecinos exhibe elecciones de Directiva en que se registra la votación de 50 o más personas, que designan el mismo domicilio en la Caleta. Provienen de comunas como Iquique, Alto Hospicio y Arica y están ligados de una u otra forma, a quien, en los hechos, se ha convertido en una sempiterna presidenta de la Junta: Sonia Moreno Rodríguez.Resultado de imagen para Caleta Chanavaya

De reconocida vinculación con actores políticos de la comuna de Iquique, Moreno Rodríguez invoca la calidad de presidenta de la Junta de Vecinos para postular proyectos de mejoramiento para la Caleta, cuyos resultados, lamentablemente, no son visibles para los verdaderos habitantes de la misma.

A dicha condición de representante, agrega grados académicos de dudosa credibilidad como Licenciatura en Biología, Doctorados, Master in Bussines Administration. En alguna ocasión, dictó un módulo en un programa de posgrado ofrecido por la Universidad local.

Resultado de imagen para Caleta ChanavayaLuego de que  sus alumnos aclararon que no existía ni podía existir una especie a la que ella aludía, cesó su carrera académica. Sólo existe el lobo marino de un pelo y el de dos pelos. No existe el de tres pelos. La mayoría de sus alumnos eran biólogos no dispuestos a perdonar a quien sostuviera la existencia del lobo marino de tres pelos.

Pero volvamos a Caleta Chanavaya. Gustavo Contador habita hace años allí y conoce a  cada uno de los reales residentes. Está indignado porque advierte que pese a la unión y determinación de sus vecinos, las instituciones no muestran mayor interés en esclarecer hechos que ellos llaman estafa, defraudación.

A fines de 2012, ingresaron una querella criminal en el Juzgado de Garantía de Iquique, a fin de que se investigara y esclareciera la apropiación indebida de fondos provenientes de proyectos financiados por el Ministerio del Medio Ambiente y el Gobierno Regional.

Un Informe de la Policía de Investigaciones concluye que el destino de al menos nueve millones de pesos no está explicado, a pesar de los esfuerzos por cubrir dichos montos con la extensión de boletas de honorarios por conocidos y amigos de Moreno Rodríguez. Pero la Fiscalía Local de Iquique, aún no formaliza la investigación, a pesar de la petición de los querellantes.

En algún momento, los vecinos decidieron poner fin al imperio de Moreno Rodríguez, organizando elecciones verdaderas, en que participaran sólo residentes de la Caleta. Y lo lograron.

Pero al poco tiempo, Moreno Rodríguez organizó otra de sus elecciones apoyada, nuevamente por residentes de otros lugares. Y es que las formalidades de las elecciones en una Junta de Vecinos son tan mínimas, que basta con llenar algunos formularios y firmarlos para aparentar su celebración.

Y los plazos de impugnación son tan breves que una vez que los afectados toman conocimiento de la elección subrepticia, ya han transcurrido.

El modelo de negocios no se agota en Caleta Chanavaya. Vecinos de la localidad de Suca, también narran de la existencia de elecciones de su Junta de Vecinos, proyectos financiados por el Gobierno que no se ejecutan y facturas falsas.

Es un modelo rentable a escala menor, copia feliz de aquel que permite el financiamiento y soborno de nuestra clase política: acarreo y documentos falsos.

 

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

1 Comentário

Comentarios

  1. gerardo contardo
    7 enero 2017 4:58

    los desfalcos no son pocos en esto tiene mucho que ver el “seremi” de educacion Francisco Prieto quienes la ampararon para cometer estos delitos el hermano de este señor esta de testigo falso en este caso