Ago 4 2005
198 lecturas

Economía

Carta abierta acerca de hechos recientes en Haití

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Los programas del Comité de Servicio de Amigos Norteamericanos (*) que funcionan en Haití –o respecto de asuntos relacionados con inmigrantes y refugiados haitianos– están sumamente preocupados por el incremento de la violencia, que incluye violaciones, asesinatos, secuestros, robos, detenciones arbitrarias y abusos a los derechos humanos y a la ley que ocurren diariamente en ese país. 

Los ciclos recurrentes de violencia en Haití necesitan la urgente atención de todas las partes del conflicto dentro del país y ayuda persistente e imparcial de parte de la comunidad internacional.,  Deben encontrarse vías tanto para llevar las diferencias políticas por canales pacíficos y legales como para mejorar la seguridad general y asegurar el imperio de la ley.

foto

Incidentes trágicos, como el reciente secuestro, tortura y asesinato del periodista y poeta Jacques Roche, el gran número de violaciones y abusos a mujeres y los muchos asesinatos de haitianos deben cesar.  Alentamos a todas las partes a buscar soluciones no violentas y a entablar el diálogo para llegar a la reconciliación y a un futuro positivo para Haití.

La Declaración Universal de los Derechos del Hombre, adoptada por la Asamblea General de la ONU el 10 de diciembre de 1946, establece claramente que “nadie estará sujeto a detención (o) arresto arbitrario” y que “todo el mundo tiene el derecho a la libertad de opinión y expresión”.  Informes de organizaciones internacionales de derechos humanos sugieren que muchas personas, incluyendo al Padre Gerard Jean-Juste, pueden haber sido arrestadas y detenidas arbitrariamente, y permanecen bajo detención sin acusaciones formales. 

Alentamos a las autoridades haitianas a que respeten y apliquen la ley en todos esos casos.  Si es cierto que no hay base legal para su detención actual, respetuosamente solicitamos que el Padre Jean-Juste sea puesto en libertad.

 
 
——————————

(*) Fundado en 1917, el Comité de Servicio de Amigos Norteamericanos (AFSC) es una organización cuáquera compuesta de personas de varias creencias comprometidas con la paz y la justicia social en todo el mundo. 

Los programas del AFSC incluyen proyectos dedicados a la defensa de los derechos humanos y las soluciones pacíficas y justas a los conflictos en Estados Unidos y en todo el mundo.

Adicionalmente, el AFSC desde hace mucho tiene en Haití un programa de desarrollo comunitario integrado y una larga historia de servicios y defensa de los inmigrantes y refugiados haitianos.

Publicado en la revista Progreso Semanal (www.progresosemanal.com).

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario