Sep 21 2006
595 lecturas

Política

Cartago, Costa Rica. – BRUTAL REPRESIÓN A MANIFESTACIÓN CONTRA TLC

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

El jueves 14 de Setiembre, en horas de la noche, fue violentamente reprimida una manifestación estudiantil pacífica contra el TLC, con el saldo de varios heridos y detenidos. Esto sucedió cuando cientos de estudiantes de la Universidad de Costa Rica, de la Universidad Nacional, del Instituto Tecnológico de Costa Rica y de varios colegios, así como vecinos y vecinas de Cartago, protestaban pacíficamente durante los actos de conmemoración de la Independencia de Centroamérica.

La acción policial fue particularmente violenta; lanzaron gases lacrimógenos, embistieron con caballos a la gente, aún cuando habían niños con faroles y familias mirando la llegada de la antorcha de la independencia.

Prácticamente impusieron un estado de sitio en el centro de la ciudad, con retenes y barricadas, policías vestidos de civil y uniformados que requisaban ilegalmente a cualquier persona que pasaba (incluyendo mujeres, niños y niñas); y garroteraron, insultaron, y agredieron a golpes a estudiantes que se manifestaban pacificamente.

Pedimos a todas las organizaciones y movimientos sociales que nos ayuden a divulgar lo que está sucediendo en Costa Rica. Este es el único país de Centroamérica que aún no ratifica el TLC con Estados Unidos. La determinación de las organizaciones sociales, de los movimientos populares y estudiantiles es impedir su aprobación.

Según las últimas encuestas casi un 70% de la población se opone a este nefasto tratado que el Gobierno trata de imponer al precio que sea.

La solidaridad internacional es fundamental en esta lucha para contrarrestar la campaña mediática que ha lanzado el Gobierno, que se presenta ante el mundo como progresista y pacifista, mientras garrotea y encarcela a estudiantes que se manifiestan pacifícamente.

……………………………………………………

* Ensayista.

Addenda
LA ANTORCHA HÚMEDA

Los días 15 de setiembre se conmemora la independencia de América Central. El 14 por la noche un gran número de cartagineses esperaba en las calles la llegada tradicional de la antorcha de la libertad. Cartago es una ciudad antigua en Costa Rica. Antigua, pero no dormida.

Y despuertos estaban estudiantes y otros sectores que resolvieron –en un acto de independencia ciudadana– expresar a las autoridades presentes para una sesión especial del Consejo de Gobierno su oposición a la firma delñ tratado de libre comercio que unirá a Costa Rica al destino subordinado a Estados Unidos elegido por América Central.

Las fuerzas policiales recibieron órdenes de no dejar pasar a los manifestantes. Los vecinos más viejos aseguraban que en Cartago nunca se habían establecido cercos de seguridad que frenaran el acceso del público a los actos conmemorativos. Pronto fueron varios miles los que se agolpaban ante las barreras, colocadas a menos de 200 metros del edificio consistorial.

La llegada de la Antorcha se vio en peligro. Ni los manifestasntes parecían dispuestos a dejar de lado la protesta ni la policía a dejar que continúen las ceremonias. Entre medio, golpes, cargas, gritos, carreras. Más de una vez los periodostas que cubrían los hechos debieron buscar refugio.

Finalmente cerca de las nueve de la noche el símbolo de la independencia pudo ser entregada, simbólicamente, al presidente de la república.

“Esta antorcha –dijo el mandatario en un discurso que no alcanzó a ser entendido por la ciudadanía toda– nos obliga a rendir homenaje a las gestas del pasado, pero nos compromete también a iluminar con su luz las que nos aguardan en el futuro. Nuestra memoria no es una simple vitrina de logros obtenidos, que contemplamos clavados en la acera del tiempo”.

La voz estudiantil
UN 14 DE SETIEMBRE NEGRO EN CARTAGO

Versión de los hechos que, si no se logra romper el cerco desinformativo jamás será conocido por la opinión pública. Ni de Costa Rica ni del resto de América..

Oscar Barboza*

El 14 de septiembre en Cartago –antigua capital de Costa Rica– se dieron acontecimientos totalmente fuera de nuestra idiosincrasia, nuestras prácticas de celebración de la independencia y los tradicionales desfiles de faroles se mancharon porque, una vez más, el presidente de unos pocos, quiso hacer alarde de sus caprichos de poder, control y represión hacia la población civil.

Desde las 11 de la mañana se encontraba la vieja metrópoli totalmente acordonada en un perímetro de 300 metros a la redonda del Las Ruinas, lugar donde ocurrió el acto oficial del Consejo de Gobierno y las actividades programadas para recibir el fuego de la libertad, como tradicionalmente se hace.

Es inaudito e inaceptable que la fuerza pública requise y controle el libre tránsito de los ciudadanos cartagineses, como si fuesen terroristas; esto se presenció y aquejó a las y los ciudadanos durante todo el día. Parece ser que con el cuento de haber encontrado armas, explosivos y una lista de posibles amenazas de muerte contra los jerarcas del gobierno, han justificado todo este despliegue de estrategias militares y represiones, ¡Como que don Oscar se cree Mr. Bush y según él, corre un gran peligro!

Lo cierto es que los y las costarricenses nunca hemos tenido esas prácticas y siempre nos hemos manifestado de forma pacífica. Así lo hizo el Movimiento estudiantil de la UNA, UCR y TEC, una vez más respondiendo, a lo acordado por los Consejos Universitarios de oponernos a la aprobación del TLC, pero reiteramos, el gobierno piensa que tiene justificación de agredirnos e impedir nuestras manifestaciones.

El primer hecho de represión se presentó en el alto del Ochomogo donde un retén detenía los buses de las y los universitarios y de manera prepotente exigían que para dejarnos pasar se levantara una lista de nombres y que se le entregara a la fuerza pública, situación que pudimos librar solicitando nombres y números de placa de los oficiales.

Luego en la vieja metrópoli, mientras avanzábamos protestando en contra del TLC y nos dirigíamos a solicitarle al Consejo de gobierno, que retire de la corriente legislativa el TLC, fuimos agredidos por la policía: nos acordonaron, con macanas, patadas y empujones nos desplazaron más de 75 metros, hasta la esquina del Banco Nacional, donde, junto con la población cartaginesa, aguardamos y protestamos con consignas, pancartas e himnos patrióticos el acto de represión del Gobierno de Costa Rica.

Cerca de las 8:30 de la noche los antimotines y la policía montada en una formación de flecha –estrategia militar–, arremetieron en segundos contra los estudiantes universitarios y la población civil ahí presente, persiguiéndonos con los caballos por más de 200 metros en diferentes cuadras atropellando estudiantes, niños, niñas, ciudadanas y ciudadanos cartagineses, logrando así la desmovilización total de los manifestantes, e incluso realizando el arresto de 5 estudiantes, entre ellos el compañero de la UNA Gustavo Gamboa, quien tras ser encerrado, fue golpeado por los que se dicen defensores de la seguridad ciudadana.

La coincidencia que existe con la avanzada de los agresores públicos, es que ha esa hora iniciaba el discurso del Premio Nobel de la Paz. ¿No creen que es irónico?

Pero lo más indignante es como los medios de comunicación masivos tanto prensa escrita, como televisiva, tergiversa los hechos sucedidos, y pretende hacer creer al pueblo costarricense que estudiantes con pancartas y consignas agreden a los antimotines y a la policía montada. Incluso un noticiero nunca menciona en su nota que los hechos ocurridos en Cartago son agresiones contra estudiantes universitarios, niños, niñas, ciudadanos y ciudadanas cartagineses, reiterando así que el gobierno en complicidad con los medios de comunicación está imponiendo un régimen fascista de agresión, represión y control sobre la ciudadanía.

Los hechos de este 14 de septiembre del 2006, nos ponen en alerta, muchos analistas universitarios mencionan que así comenzó en Chile, cuando Pinochet asumió el poder; en Argentina cuando desaparecieron cientos de estudiantes, o el ajusticiamiento de los Estudiantes Universitarios en México, 1968.

Por esto instamos a los medios de comunicación a que dejen de ser cómplices del que realizó el primer golpe de Estado del siglo XXI en Costa Rica, que informen con la verdad, que presenten todas las posiciones: los que están en contra y que sigan con los que están a favor, que sean imparciales, porque si por la víspera se saca el día, sobre ustedes caerá toda la responsabilidad, sí aquí sucede lo que ocurrió en el pasado con los estudiantes latinoamericanos.

Además solicitamos a los Consejos Universitarios de la Universidad Nacional y de Costa Rica, responderle al señor Presidente de la República las declaraciones y discursos que dio a la prensa: que los Universitarios no somos ningunos ignorantes, sí sabemos lo que es el TLC, ya que mediante un proceso serio, académicos, estudiantes y administrativos hemos hecho un estudio del mismo y sus implicaciones; así logramos los pronunciamientos de las Universidades en contra de este Tratado.

——————————-

* Representante estudiantil al Consejo Académico Escuela de Ciencias Biológicas, Universidad Nacional de Costa Rica.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario