Oct 8 2011
295 lecturas

Cultura

Casi todos convivimos con algo que hizo Steve Jobs

Suele decirse que Dios está en todas partes. Pues entonces, para estos tiempos que corren Steve Jobs, fallecido hace apenas un par de días, era una especie de Dios porque en la mayor parte de los hogares del planeta hay algo que tiene que ver con sus desarrollos tecnológicos, sobre los que se inspiraron distintas marcas. Éstos van desde la computadora personal hasta el teléfono celular.|JUAN GUAHÁN

Hijo de madre soltera, abandonado por un pakistaní -su padre biológico, al que no habría llegado a conocer- fue adoptado y criado por otra familia. Su vida se constituyó en el símbolo de esta era digital. Incluso se puede decir que está un escalón más arriba que el propio Bill Gates, el hombre más rico del universo y dueño de Microsoft Windows.

Ambos nacieron en 1955 y son los más altos exponentes de este mundo informático que nos tiene rodeados por los cuatro costados. Eso fue lo que destacó el impulsor del software libre, Richard Stallman, quien, contra la opinión de la mayor parte del mundo escribió: “El pionero en hacer de la computadora una cárcel cool (de moda) diseñada para quitarles la libertad a los tontos ha muerto. No estoy contento por eso, pero sí de que ya no está”.

En el 2004 descubrió que tenía un cáncer de páncreas. De aquellos tiempos se recuerdan dos hechos que marcan a fuego lo que ha sido su existencia.

Contra la opinión de los especialistas decidió dejar de lado el tratamiento tradicional que -según muchos de ellos- permitirían revertirlo, optando por métodos alternativos. Que una de las personas más ricas y poderosas del mundo, que estaba a la cabeza de de los avances tecnológicos, que era un sinónimo de innovación y visión de futuro, tomara esa opción no parece lógico o ¿tal vez… si lo sea?

Vale la pena citar, como una de esas casualidades, que el médico canadiense Ralph Steinman (68 años), recientemente galardonado con el Premio Nobel de Medicina, también murió por un cáncer de páncreas. Ello ocurrió un par de días antes de haber sido honrado con dicho premio y cuatro años después de su detección. Steinman, sí experimentó y se medicó con remedios de la medicina tradicional. 

Steve Jobs, en el año 2005 fue invitado a dar una charla a los egresados de la famosa Universidad de Stanford, allí –ya informado de su enfermedad-. Dejó algunos conceptos que, por venir de quien vienen, merecen ser conocidos. Dijo “A veces la vida te pega en la cabeza con un ladrillo (…) recordar que vas a morir es la mejor forma que conozco de evitar la trampa de pensar que tienes algo que perder. Ya estás desnudo. No hay razón para no seguir tu corazón (…) la muerte era un concepto útil, pero puramente intelectual:

Nadie quiere morir. Ni siquiera la gente que quiere ir al cielo quiere morir para llegar allí. Y sin embargo la muerte es el destino que todos compartimos. Nadie ha escapado de ella. Y así tiene que ser (…) Es el agente de cambio de la Vida.

Retira lo viejo para hacer sitio a lo nuevo (…) el tiempo es limitado, así que no lo gastés viviendo la vida de otro". En 1976 fundó la empresa Apple. Esa que tiene por logo, de impreciso origen, una manzanita mordida. Son producto de sus ideas la célebre Macintosh (1984), la primera computadora comercial con ratón e interfaz gráfico. Otros productos que planeó y ejecutó, este adicto al trabajo, son iPod, iPhone y iPad, ahh… y también las pantallas táctiles. Todos estos desarrollos, bajo diferentes nombres y marcas, se difunden por todo el mundo. También incursionó en el cine animado produciendo algunas películas como Toy Story, Monstruos SA y Buscando a Nemo.

Es posible que sus desarrollos tecnológicos igual nos hubieran llegado porque estaban dentro de las posibilidades de lo conocido, las conveniencias del mercado  y los deseos de millones de personas, pero lo cierto es que fue él y no otro quien les dio existencia real. Todo lo que concretó este hombre parecía de ciencia ficción pero él lo hizo realidad. Mientras tanto ya se están preparando sus trabajos póstumos, entre ellos, el iCloud, una “nube”, un almacén que busca aglutinar y conservar los contenidos de los usuarios, con independencia del dispositivo físico con el que se accede.

Dentro de algunas décadas un vendedor ambulante encaramado en algún medio de transporte dirá “…y como si esto fuera poco, también le entregamos esto con lo que podrá acceder a su propia “nube” y todo al solo precio de…”. Así, posiblemente sin saber, estará rindiendo un homenaje a quien dijera que “la Muerte es posiblemente el mejor invento de la Vida”.
 

*Analista Question Latinoamérica

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario