Abr 10 2016
1981 lecturas

Pol铆tica

Chile: Auge y ca铆da de la UDI

La Uni贸n Dem贸crata Independiente (UDI), un conglomerado pol铆tico que ha cobijado durante m谩s de 30 a帽os a una derecha fervorosamente adicta a la dictadura de las FF.AA. que encabez贸 el general Augusto Pinochet, ha comenzado a desintegrarse en lo que parece el comienzo de su destino final.
Varios de sus principales dirigentes hist贸ricos y un n煤mero significativo de empresarios que se beneficiaron de las pol铆ticas neoliberales impuestas por el r茅gimen militar, y que han apoyado financieramente a la UDI en todos estos a帽os, han quedado expuestos a la sanci贸n p煤blica al conocerse una serie de escandalosas maniobras para manipular la redacci贸n de leyes en el Parlamento mediante el cohecho de diputados, senadores, ministros y ex funcionarios del Estado ligados a ese partido.
La UDI la fund贸 en 1983 el abogado Jaime Guzm谩n Err谩zuriz, uno de los principales colaboradores civiles de Pinochet, asesinado en abril de 1991 por el Frente Patri贸tico Manuel Rodr铆guez-Aut贸nomo, una facci贸n escindida del Partido Comunista en 1987. Dos de los llamados 鈥渃oroneles鈥 de la UDI -Jovino Novoa y Pablo Longueira-, quienes han sido conductores ideol贸gicos y pol铆ticos del partido desde sus or铆genes, est谩n comprometidos en procesos judiciales que investigan el financiamiento irregular que les proporcion贸 la empresa Sociedad Qu铆mica y Minera de Chile (Soquimich, hoy SQM), un conglomerado empresarial dedicado a la miner铆a no met谩lica controlado por Julio Ponce Lerou, ex yerno de Pinochet. Este personaje levant贸 un imperio transnacional gracias a sus relaciones con la dictadura y luego -recuperada la democracia en 1990- construy贸 espurios puentes con figuras de la Concertaci贸n de Partidos por la Democracia y con su sucesora, la Nueva Mayor铆a. ch pablo longueira
Ponce Lerou, radicado ahora en Austria, se mantiene como un 鈥渋ntocable鈥 para la justicia debido a los temores del oficialismo y oposici贸n de que sus eventuales revelaciones puedan conmocionar hasta sus cimientos los ya carcomidos soportes de la institucionalidad. En cambio la mano derecha de Ponce Lerou, el gerente general de SQM Patricio Contesse, es sindicado como el principal corruptor de la pol铆tica criolla. Contesse entreg贸 miles de millones de pesos de SQM a dirigentes de casi todo el espectro pol铆tico a cambio de participar en la redacci贸n de algunas leyes y otros favores que permanecen todav铆a en penumbras, a la espera de las investigaciones de los fiscales del Ministerio P煤blico.

Novoa y Longueira
Jovino Novoa estudi贸 en el colegio Saint George y en la Universidad Cat贸lica, donde, en 1963, se sum贸 a los fundadores del movimiento gremialista que lideraba Jaime Guzm谩n y que se opuso a los cambios que impulsaba la Iglesia Cat贸lica y que, m谩s tarde, encarn贸 el gobierno democratacristiano del presidente Eduardo Frei Montalva.
Poco despu茅s del triunfo de Salvador Allende, el 4 de septiembre de 1970, Novoa abandon贸 el pa铆s y se radic贸 en Buenos Aires. Jaime Guzm谩n le pidi贸 que en Argentina buscara fondos para la resistencia al gobierno de la Unidad Popular. Tras el golpe de septiembre de 1973, Novoa se incorpor贸 al gobierno dictatorial. En 1979 fue subsecretario general de Gobierno. Su misi贸n era preparar el plebiscito de septiembre de 1980, un gigantesco fraude destinado a ratificar la Constituci贸n elaborada por el r茅gimen militar con la colaboraci贸n decisiva de Jaime Guzm谩n.
En 1982 fue degollado el dirigente gremial de los funcionarios p煤blicos, Tucapel Jim茅nez, en una operaci贸n de la inteligencia militar. Novoa, desde su cargo en La Moneda era responsable de la Secretar铆a Nacional de los Gremios, organismo que participaba en el espionaje a los dirigentes sindicales, entre ellos Tucapel Jim茅nez.

Jovino Novoa

Jovino Novoa

Desde su puesto en la dictadura Novoa pas贸 a desempe帽arse como editor general de El Mercurio. En ese cargo reuni贸 a un grupo de ex ministros y colaboradores de Pinochet para defender desde el peri贸dico de Agust铆n Edwards los fundamentos del modelo pol铆tico y econ贸mico impuesto por el r茅gimen militar y los empresarios que lo apoyaron.
M谩s tarde, al vislumbrarse el retorno de la democracia, fund贸 la UDI junto con Jaime Guzm谩n y otros gremialistas. A la muerte de Guzm谩n, Novoa se transform贸 en el ide贸logo del partido, al que mantuvo apegado al ideario neoliberal de la dictadura militar-empresarial. En 2015 la justicia investig贸 a Novoa por la emisi贸n de boletas ideol贸gicamente falsas al conglomerado Penta, lo que permit铆a obtener subsidios que 茅l distribu铆a entre sus seguidores en la UDI para financiar actividades pol铆ticas y personales. En diciembre pasado, el ex senador Jovino Novoa confes贸 sus delitos tributarios y fue condenado a tres a帽os de pena remitida. Sin embargo no ha renunciado a su partido, que lo ampara.
Pablo Longueira, otro fundador de la UDI, precandidato presidencial en 2014, fue el motor pol铆tico del partido. Bajo su direcci贸n la UDI arm贸 una m谩quina electoral en sectores populares de Santiago y otras ciudades. De profesi贸n ingeniero, fue el principal art铆fice para que la UDI se convirtiera en el mayor partido de Chile, con una ancha base popular y la mayor bancada de diputados y senadores. En 2014 la UDI obtuvo 29 diputados y 7 senadores.
En el gobierno del empresario Sebasti谩n Pi帽era, entre 2010 y 2014, Longueira dej贸 el Senado para asumir como ministro de Econom铆a. En ese periodo, seg煤n el Ministerio P煤blico, recibi贸 de SQM m谩s de 700 millones de pesos mientras se redactaba una ley que obligaba a las empresas mineras a pagar un royalty. En el tr谩mite de esa ley, Longueira envi贸 el texto de un art铆culo clave a Patricio Contesse quien se lo devolvi贸 con las modificaciones que interesaban a SQM: y as铆 fue aprobado en el Parlamento.
Ante el esc谩ndalo provocado por estas actuaciones, Longueira renunci贸 a la UDI, asegurando que primero demostrar铆a su inocencia y luego volver铆a a la tienda para levantarla desde sus cenizas. La UDI, en tanto, reunida en asamblea, resolvi贸 abandonar los sectores populares como prioridad de su proselitismo y abocarse a los sectores de clase media, cada vez m谩s inquietos por una eventual crisis econ贸mica.
El fiscal Pablo G贸mez, que investiga la denominada 鈥渁rista royalty鈥 del caso SQM, ya tiene identificadas a 169 personas que emitieron boletas falsas, todas vinculadas a pol铆ticos de la UDI, Renovaci贸n Nacional, Partido por la Democracia, Democracia Cristiana y Partido Radical. Muchos de los delitos tributarios ya han prescrito, pero las sospechas de que estas pr谩cticas se remontan a inicios de la d茅cada de los 90 tienen por los suelos el prestigio de los pol铆ticos y la pol铆tica. Ch Bachelet y Matte
De igual modo se ha desmoronado la popularidad de la presidenta Bachelet y de su gobierno, tras conocerse el intento de su hijo mayor, Sebasti谩n D谩valos, y su esposa, Natalia Compagnon, de enriquecerse r谩pidamente con una especulaci贸n inmobiliaria financiada por el empresario Andr贸nico Luksic, due帽o del Banco de Chile y de varias compa帽铆as mineras. Paralelamente, se devel贸 tambi茅n que los equipos de colaboradores que prepararon el retorno de Michelle Bachelet a La Moneda se financiaron con fondos que aportaba SQM mediante boletas falsas por trabajos que nunca se realizaron. El ministro del Interior, Rodrigo Pe帽ailillo, considerado el 鈥渉eredero pol铆tico鈥 de Bachelet, debi贸 renunciar a su cargo al verse comprometido en los pagos il铆citos efectuados por SQM a una sociedad creada para financiar la precampa帽a presidencial de la actual gobernante.

Datos reveladores
En diciembre de 2015 se conoci贸 un estudio del bufete de abogados Shearman&Sterlin, de EE.UU., por encargo del directorio de SQM y que contabiliz贸 los controles internos, los riesgos de soborno y los pagos cuestionados efectuados por la minera.
Los abogados norteamericanos recopilaron 3,5 millones de documentos, revisaron m谩s de 930 mil y entrevistaron a 24 personas. El ex gerente general Patricio Contesse fue uno de los pocos que se neg贸 a testificar.
Los abogados concluyeron que SQM hab铆a efectuado tres rectificaciones tributarias ante el Servicio de Impuestos Internos por 7.129 millones de pesos -equivalentes a casi 15 millones de d贸lares- en seis a帽os. La cuenta completa incluy贸 1.425 pagos corregidos y 223 proveedores 煤nicos rectificados. Los puntos m谩s altos se alcanzaron en 2009, a帽o de elecciones presidenciales, y 2012, a帽o de comicios municipales.
Los abogados reportaron una lista de 20 proveedores de estas rectificaciones. Entre ellos Cristi谩n Warner, ex jefe de campa帽a de Marco Enr铆quez-Ominami; Sebasti谩n Pi帽era, ex presidente de la Rep煤blica; Giorgio Martelli, operador de la campa帽a presidencial de Bachelet; Cristina Bitar, due帽a de una empresa de comunicaci贸n estrat茅gica y asesora de la UDI; Marcelo Rozas, operador pol铆tico del matrimonio democratacristiano Gutenberg Mart铆nez y Soledad Alvear; el ex senador Carlos Ominami Pascual, padrastro de Marco Enr铆quez-Ominami y, Pablo Longueira.
Shearman&Sterling vincul贸 tambi茅n a otras sociedades o emisores de boletas falsas con pol铆ticos como Claudio Eguiluz, el fallecido Adolfo Zald铆var y el actual senador de Renovaci贸n Nacional, Andr茅s Allamand.
ch sqm1El 96,81% de los pagos il铆citos fueron aprobados por Contesse. En suma, los consultores identificaron a 236 proveedores que aparec铆an vinculados a 159 pol铆ticos.
Las reuniones entre Patricio Contesse y los pol铆ticos eran frecuentes, afirm贸 Shearman&Sterling. El informe mencion贸 que en mayo de 2014, el gerente de SQM program贸 reuniones con siete pol铆ticos en menos de 48 horas. El 19 de mayo, Contesse recib铆a a las 9 de la ma帽ana al senador Jovino Novoa. Ese mismo d铆a, a las 16 horas, a Ernesto Silva y Javier Macaya, dirigentes de la UDI. A las 18.45 tuvo una reuni贸n con el ex alcalde de Santiago, Pablo Zalaquett, militante de la UDI; y, a las 21 horas, Contesse tuvo una cena con el socialista Carlos Ominami. Al d铆a siguiente, a las 9:15 horas, el ejecutivo recib铆a a Pablo Longueira y a Cristian Leay, ambos de la UDI.
Finalmente, la investigaci贸n de los abogados norteamericanos se concentr贸 en 26 pol铆ticos asociados a 67 proveedores de boletas que recibieron 5,8 millones de d贸lares. El 45% estaba ligado a la UDI, el 11% a RN, otro 11% al PDC, 10% al PRI, 8% al PS, 7% al PRSD y 3% al PPD.

隆Caiga quien caiga!
ch udi1Estos datos y otras revelaciones que han copado la prensa nacional en los 煤ltimos 18 meses cubrieron con las sombras de la corrupci贸n a la pol铆tica. El ya escaso prestigio del gobierno, de los partidos y del Parlamento cay贸 de bruces. Las explicaciones no han aparecido. Por el contrario, desde La Moneda se ha intentado detener la marea de acusaciones evitando que el Servicio de Impuestos Internos presente las denuncias y querellas respectivas para que la Fiscal铆a Nacional pueda esclarecer los hechos ante los tribunales.
El presidente de la Corte Suprema, Hugo Dolmetch, hizo un llamado para que el SII contribuya a sanear la pol铆tica y coopere en la b煤squeda de la verdad, no s贸lo en el caso de SQM sino tambi茅n de varios otros grupos econ贸micos como Penta, Luksic, Ripley, Angelini, Corpesca, Saieh, Agrosuper y Matte, por mencionar algunos.
En este escenario, la UDI es la m谩s afectada y ya han surgido voces entre los militantes m谩s j贸venes que piden el retiro de los viejos dirigentes que cavaron la tumba del partido, pero los aludidos se aferran a sus cargos.

*Publicado en 鈥淧unto Final鈥, edici贸n N潞 848, 1潞 de abril 2016.

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    1 Coment谩rio

    Comentarios

    1. Antonio Casalduero Recuero
      13 abril 2016 21:33

      Debido a la corrupci贸n generalizada que abarca todo el espectro pol铆tico, a excepci贸n del PC, urge el llamado a una nueva constituci贸n, pero no a trav茅s de estos partidos ni congresistas ya tan desprestigiados, sino mediante el sistema m谩s democr谩tico que actualmente existe, que es la ASAMBLEA CONTITUYENTE, en la que todos los ciudadanos, los verdaderos y aut茅nticos propietarios de Chile, expresen su opini贸n a trav茅s de sus representantes m谩s directos, sean dirigentes sindicales, comunales, agrupaciones ciudadanas, gremiales, l铆deres de pueblos originarios, vecinales, centros de madre (no del CEMA- Chile), artistas, profesionales, juntas vecinales, centros juveniles, agrupaci贸n de mujeres, de homosexuales, juntas deportivas, etc. Solamente ellos son los 煤nicos llamados a decidir QU脡 CONSTITUCI脫N QUEREMOS. El parlamento, excepci贸n hecha regla por la escasa transparencia de sus integrantes, no son los m谩s indicados moralmente a redactar una nueva constituci贸n.