Ene 28 2008
578 lecturas

Economía

Chile, buenas ondas. – BACHELET Y EL MONUMENTO

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

La noticia de que la presidente estar√° presente en la jornada del primero de abril en la Avenida Vitacura entristece ‚Äďen casos enfurece‚Äď a las pocas personas de izquierda que todav√≠a apoyan al gobierno de la Concertaci√≥n. ¬ęEs el colmo¬Ľ, dicen algunos, ¬ęrendir homenaje a los asesinos de su padre¬Ľ.

Bacahelet habr√≠a respondido de manera afirmativa a la invitaci√≥n que le hiciera el dirigente de la UDI Pablo Longueira ‚Äďel que habla con el espectro de Guzm√°n.

Sin dudas la ling√ľ√≠stica puede explicar por qu√© se utiliza el t√©rmino nominado para significar candidato, chequear cuando se quiere decir revisar o memorial en vez de monumento u otra construcci√≥n en homenaje y recuerdo a alguien. Pero los asuntos del idioma que hablamos carecen absolutamente de importancia para pol√≠ticos, la mayor parte de los periodistas y en lo fundamental ‚Äďporque de otro modo no se puede entender tanta corrupci√≥n‚Äď entre los educadores.

Pero hay otras expresiones cuyo origen es m√°s oscuro y cuyo uso m√°s siniestro.

Hablar de la Constituci√≥n promulgada por el presidente Pinochet, por ejemplo, es una verg√ľenza; referirse al r√©gimen militar sin aclarar que fue una dictadura, una estupidez y atrasada cobard√≠a; decir ley constitucional en referencia a la de educaci√≥n (LOCE), un desatino ‚Äďentre otros ejemplos‚Äď. La dictadura militar-c√≠vica no promulg√≥ una constituci√≥n, la impuso a sangre y fuego; Pinochet no fue un gobernante, fue un asesino que mand√≥ asesinos y se rode√≥ de asesinos.

Si aquellos ‚Äďy otros que deben sus bienes y posici√≥n a la dictadura‚Äď lo hacen, vaya y pase: dejan en evidencia que esconden su atroz pasado en subterfugios; pero que lo hagan los medios period√≠sticos, los pol√≠ticos ‚Äאּque gobiernan!‚Äď, escritores, artistas, bur√≥cratas, en fin, es penoso.

Y si a uno de esos asesinos le levantan un monumento (¬°perd√≥n: memorial!) y pretenden inaugurarlo con la majestad que suele asociarse ‚Äďo sol√≠a‚Äď a las grandes ceremonias c√≠vicas, no se puede menos que pensar en una burla.

Asesino, en rigor, es el que mata (¬ęel cobarde con un beso ‚Äďrecordaba Wilde‚Äď, el valiente con la espada¬Ľ; entre gobierno y ¬Ņoposici√≥n? se cruzan demasiados besos, dicho incidentalmente). Pero cuando hablamos de cr√≠menes cometidos por integrantes de los aparatos represivos y armados del Estado, que no se extralimitaron en sus funciones, sino que cumplieron ‚Äďcon gozo o no‚Äď √≥rdenes precisas, convengamos en extender el calificativo a quienes dieron esas √≥rdenes ‚Äďo callaron cuando otros lo hicieron.

foto
Jaime Guzm√°n ‚Äďcon su carita de ni√Īo bueno tal vez un poco imb√©cil, las fisonom√≠as enga√Īan‚Äď fue un tipo brillante, un genio del mal; √©l acu√Ī√≥ la frase de que la dictadura era un caballo ch√ļcaro al que hab√≠a que domar, controlar. ¬ŅNadie le pregunt√≥ qu√© quiso decir con eso? No importa: nadie tampoco se pregunta por qu√© colabor√≥ hasta el final con la perversi√≥n humana e ideol√≥gica que mantuvo unida a la piara de 1973, y la mantiene todav√≠a, hasta hoy, unida, pr√≥spera y con buena salud.

¬ŅLe dar√° un beso Michelle Bachelet a la escultora Mar√≠a Ang√©lica Echavarri? Si Bachelet es la Presidente de la Rep√ļblica de Chile y Echavarri la responsable del engendro guzmancista, tenemos todo el derecho, la obligaci√≥n ciudadana, de considerar que ese beso no es una expresi√≥n de afecto personal, sino un acto protocolar que envuelve al Estado. ¬ęNo en mi nombre¬Ľ le dijeron al presidente de EEUU millones de estadounidenses.

No en mi nombre, digo también, pero a la presidente de Chile. No en mi nombre. No en nombre de mis muertos. Basta de canalladas.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A√Īadir comentario