Jun 14 2012
532 lecturas

Sociedad

Chile, educación / La olla no para de hervir

Padres y apoderados de alumnos de los principales liceos de niñas y varones de la capital chilena han resuelto hacerse oír en el conflicto por la educacion pública gratuita y de calidad bajo la tuición del Estado.| SurySur

 

Con la consigna ahora nos toca a los padres, y con el objetivo de intentar detener la escalada de la movilización estudantil que se plantean algunos sectores adultos —hay colegios en toma nuevamente y otros el huelga de alumnos—, centenares de padres se han autoconvocado para el mediodía del sábado 16 de junio frente al Liceo de Aplicación (clausurado “por reparaciones” ya casi dos años), para, descontado el apoyo a sus hijos, analizar que rol jugarán ante la desidia de las autoridades y el uso político del movimiento estudiantil por parte de diversos sectores.

 

Se preguntan los padres y apoderados en una suerte de convocatoria que recogen las redes sociales: “¿Qué quieren políticos y autoridades, que vuelvan los paros y las tomas de liceos? ¿Que se pierda otro año escolar? ¿Que termine de frustrarse otra generación de jóvenes?”

 

Y suman: “Es hora de que los adultos, padres y apoderados, digamos presente en esta lucha por el futuro de Chile. Es hora de hacer todo lo posible para que nuestros hijos, varones y mujeres, no salgan de nuevo a las calles para ser apaleados, gaseados, empapados, vejados y ninguneados por los incapaces.

 

“Es preciso que nos juntemos para hacer algo por ellos, los jóvenes. Demostremos que la educación pública es también un problema de la familia. No cerremos los ojos ante una situación que debe ser calificada como terrible”.

 

Cabe destacar que al menos en un Liceo ya pararon los estudiantes por falta de profesores, en otros han debido intervenir los tribunales por cuanto se les negó el derecho a matricularse a muchos dirigentes estudiantiles que en 2011 protagonizaron una agónica huelga, con toma de los establecimientos, por más de seis meses.

 

Es la primera vez en el país que las familias del estudiantado parecen determinadas a jugar un rol ante el desastre educacional y la consiguiente manipulación de las estadísticas sobre rendimiento escolar que da a conocer el gobierno, las que de manera milagrosa indican una mejoría de los índices de calidad durante el último año, en que prácticamente no hubo clases.

 

La iniciativa planteada pone a otro actor de peso en el difícil y complejo escenario de la educación en el país.

 

En el ámbito universitario las cosas no están mejor y se fijó para el próximo 28 un paro nacional y movilizaciòn en las principales sedes uiversitarias.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario