Jul 28 2006
595 lecturas

Opinión

Chile incomprensible: – EL ESTADO SUBSIDIA A LA PRENSA OPOSITORA

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Desapareció no hace mucho el diario Siete, periódico ligado a la Concertación que contaba con el respaldo económico de COPESA. Una vez más, una publicación escrita sucumbe ante la contundente y masiva concentración de los medios de comunicación, que atenta contra la libertad de expresión y el derecho a la información. Lo penoso es que el Estado de Chile y, especialmente los gobiernos de la Concertación, han fomentado la falta de diversidad y de pluralismo en nuestro país.

Así lo demuestra un estudio del Observatorio de Medios, dirigido por la periodista Manuela Gumucio. Este análisis constató que el Estado subsidia directamente a El Mercurio y a COPESA, asignándole el 80% de los recursos publicitarios destinados a la prensa escrita. El Estado gastó durante 2005 más de 10 mil millones de pesos (20 millones de dólares) en publicidad.

De estos recursos, el 50% (unos 4 millones de dólares) de lo destinado a los diarios fue directo a los periódicos de la empresa El Mercurio, principal matutino del país, cuyo propietario es Agustín Edwards. En segundo lugar, se ubicó COPESA, que edita La Tercera, La Cuarta y la revista Qué Pasa. Este consorcio recibió más de 2 millones de dólares.

Mientras estos dos grandes holdings de la prensa escrita obten√≠an importantes recursos del Estado, administrado entonces por el ex Presidente Ricardo Lagos, en Chile desaparec√≠an en tiempos recientes las revistas Rocinante, Plan B y Lat.33, entre otros medios independientes. El √ļltimo caso, de comienzos de junio de 2006, corresponde a Siete cuando se comunic√≥ el cierre del diario por falta de recursos econ√≥micos, despu√©s de menos de dos a√Īos de circulaci√≥n.

El estudio del Observatorio de Medios se√Īala tambi√©n que existe poca transparencia en las distintas reparticiones p√ļblicas para asignar sus recursos publicitarios. Por ejemplo, la Tesorer√≠a de la Rep√ļblica destina el 90% del avisaje a El Mercurio y Fonasa m√°s de la mitad, lo que resulta absurdo y contradictorio dado que los afiliados al Fondo Nacional de Salud no leen precisamente el diario de Agust√≠n Edwards.

M√°s bien el subsidio de los gobiernos de la Concertaci√≥n a estos dos grupos de la prensa escrita se ampara en ese pacto c√≥mplice entre la coalici√≥n de gobierno y los grupos econ√≥micos, que justamente establecen la agenda p√ļblica a trav√©s de los grandes medios de comunicaci√≥n. O sea, mientras la Concertaci√≥n se acomoda a El Mercurio, sucumbe la libertad de xxpresi√≥n, la diversidad y el pluralismo en Chile.

———————————–

foto

* Economista y dirigente social. Director de Océana, oficina para América del Sur y Antártica.
Publicado en la revista digital Por la Libre: www.porlalibre.org.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A√Īadir comentario