Abr 16 2008
312 lecturas

Sociedad

Chile, industria del salmón: 1600 despidos

Con sorpresa e indignación reaccionaron alrededor de 350 trabajadores de la empresa salmonera Marine Harvest, al ser notificados entre gallos y la medianioche del 12 de abril que la planta procesadora Chinquihue cerraba sus puertas.

No fueron los primeros en perder su trabajo. Tampoco serán los últimos.

El despido sorpresivo de casi 700 trabajadores del estratégico sector del salmón, de un total previsto de 1.600, podría provocar grandes tensiones sociales. Según el dirigente Jaime Coronado, es una muestra más de que existe un peligroso “dejar hacer”, que finalmente se traduce en que las empresas actúan a su arbitrio.

Coronado, quien estuvo detenido durante varias horas tras las protestas de los trabajadores de la planta, dijo que poco antes del cierre (durante la madrugada del sábado), la empresa -de origen noruego- había asegurado que la medida estaba prevista para mediados de año. El dirigente del sector, que ha estado en conflicto en los últimos meses, demandó al Gobierno paralizar cualquier nueva concesión solicitada por Marine Harvest, mientras ésta no se haga cargo del drama ambiental y social que está dejando en la zona.

La clausura de la planta Chinquihue, en la sureña ciudad de Puerto Montt, responde –según alega la empresa- a la existencia del virus ISA, que ha provocado pérdidas de varias cosechas, por lo que en total despedirá a unos 1.600 trabajadores.

A comienzos de marzo de este año, personal de varias empresas del sector salmón, movilizados por mejoras laborales, pidieron al gobierno intervenir en el conflicto, pero las autoridades entonces lo describieron como un asunto “entre privados” y se limitó a exhortar a empresarios y trabajadores a dialogar.

El gobernador de la región, Óscar Valenzuela, dijo lamentar que los esfuerzos hechos para intentar aplazar esta medida (que se había anunciado se materializaría en junio) no hayan tenido resultado. Añadió que el gobierno había intentado poner en práctica algunos planes de reconversión laboral, pero a su juicio, el reciente cambio de gerente en la empresa pudo haber perjudicado este camino.

Marine Harvest, la mayor productora mundial de salmón de criadero, durante sus años dorados creció en Chile a un ritmo muy superior al que mantenían sus plantas en otros países. Hace 15 años empacaba aquí no más 3.000 toneladas anuales, pero al desatarse la crisis del virus ISA -negado en principio por la empresa- su producción superaba las 74.000 toneladas anuales, con una utilidad estimada en unos US$180 millones (datos de 2006).

Marine Harvest, controlada por la holandesa Nutreco -fabricante de alimento para peces de criadero y la mayor de su tipo en el mercado local-, daba empleo a alrededor de 3.000 personas en Chile.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario