May 11 2019
546 lecturas

OpiniónPolítica

Chile: Los evidentes efectos del nepotismo

Sebasti√°n Pi√Īera tuvo que pagar un alto precio en su imagen p√ļblica por el ‚Äúgustito‚ÄĚ de llevar a sus hijos a su visita de estado a China y Corea del Sur. Finalmente, no ha podido liberarse de la convicci√≥n que existe respecto de que sus herederos aprovecharon su viaje para establecer buenas relaciones de negocios con el Asia, despu√©s de haber creado recientemente una empresa con tal prop√≥sito.

‚ÄúDe tal palo tal astilla‚ÄĚ dice la gente al recordar la trayectoria del actual Presidente en estas materias, cuando todas sus funciones p√ļblicas de alguna forma han favorecido su prop√≥sito de convertirse en uno de los multimillonarios del pa√≠s, pese a las triqui√Īuelas de aquel fideicomiso ciego que discurri√≥ en un momento para disimular el que ha sido su af√°n dilecto: atesorar bienes en esta tierra, contar con los recursos necesarios para escalar en la pol√≠tica y, ahora, asegurarle el porvenir a sus hijos, nietos, bisnietos y algunos amigos.REDES| ‚ÄúNepotismo y corrupci√≥n a vista de todo el mundo‚ÄĚ: Cuestionan reuni√≥n de hijos de Pi√Īera con empresas tecnol√≥gicas durante gira presidencial en China

Sin embargo, aunque sus detractores lo critiquen, lo cierto es que el Jefe de Estado cuenta con la complicidad general de la clase pol√≠tica. No es solo √©l que se ha enriquecido durante el ejercicio de sus cargos p√ļblicos. Los hay pr√°cticamente de todos los colores pol√≠ticos, salvo algunas excepciones muy honrosas o la de quienes ya hab√≠an logrado este objetivo durante la Dictadura o, incluso, antes.

Por lo mismo es que para La Moneda y el Parlamento es tan dif√≠cil legislar contra el nepotismo y el tr√°fico de influencias. Un c√≠nico personaje me reconoc√≠a hace algunos a√Īos que el poder no ten√≠a ning√ļn sentido si no se lo ejerc√≠a constantemente y se le aseguraba a sus familias un sustento suficiente como para compensar las ausencias filiales de quienes ejercen los altos cargos p√ļblicos. Un sentimiento, por cierto, que tiene muy a maltraer a la mayor√≠a de las democracias del mundo y que lleva a los ciudadanos a desistir de esa idea de Churchill en cuanto a que hasta las malas democracias son siempre preferibles a las dictaduras. Al mismo tiempo que aceptar, aunque sea a rega√Īadientes, la sentencia de aquel corrupto l√≠der sindical mexicano: ‚Äúun pol√≠tico pobre es un pobre pol√≠tico‚ÄĚ.

Los fueros que hasta hoy favorecen a las autoridades son una de las m√°s importantes prerrogativas del poder para escapar o dilatar la acci√≥n de los Tribunales de Justicia. Incluso en la certeza de que un parlamentario haya cometido un serio delito com√ļn, las polic√≠as est√°n obligadas a considerar su rango y esperar si √©ste es desaforado finalmente para poder someterlo a proceso y condenarlo. Un privilegio que resguarda a la clase pol√≠tica en su ‚Äúprivacidad‚ÄĚ, aunque en el periodismo se nos haya ense√Īado que ‚Äúla vida privada de los personajes p√ļblicos debe ser necesariamente p√ļblica‚ÄĚ y develada por los medios de comunicaci√≥n si ello conviene al inter√©s nacional.

Resultado de imagen para trump nepotismoEn virtud de lo anterior es que hay no pocos mandatarios de todo el mundo que se han visto acorralados por la prensa y obligados a abandonar sus cargos, como hoy se intenta con las denuncias en pro de la destitución de un desquiciado como Donald Trump. En Chile, sin embargo, ya vemos cómo uno y otro imputado político consigue finalmente su sobreseimiento, aunque sea recurriendo a la prescripción de sus delitos. Lo que demuestra que es cuestión de contar con buenos abogados procesalistas y jueces dóciles para alargar eternamente los juicios con tal propósito.

As√≠ tambi√©n se puede explicar que un diputado de la Rep√ļblica choque con su autom√≥vil y atropelle a una persona para, enseguida, huir del lugar y evitar el agravante de conducir en estado de intemperancia alcoh√≥lica. As√≠ como a√Īos antes, otro parlamentario lograra tambi√©n salvar a su hijo de una condena por manejar ebrio y matar a un transe√ļnte. Dilaciones procesales y lenidades judiciales que hacen al hijo de la ex mandataria Bachelet estar seguro que resultar√° impune de las m√ļltiples denuncias que se le han hecho por tr√°fico de influencias y fraude al Fisco. Con el descaro a√Īadido de criticar p√ļblicamente a Pi√Īera por haber llevado a sus hijos a su √ļltima gira presidencial.

Desde siempre, hay que reconocerlo, la carrera judicial est√° altamente condicionada por la posibilidad de que los jueces tengan ‚Äúbuenos contactos‚ÄĚ en La Moneda o el Parlamento, instancias donde se ‚Äúnegocian‚ÄĚ sus ascensos entre los distintos sectores pol√≠ticos. La falta de independencia del Poder Judicial, en este sentido, as√≠ como la inexistente autonom√≠a presupuestaria de nuestra jurisprudencia, explican buena parte de estas impunidades y, ahora, que sean los propios magistrados los que buscan tambi√©n enriquecerse con coimas y favores de los empresarios y pol√≠ticos que son investigados por el Ministerio P√ļblico. Como lo indican esas denuncias concretas, como se sabe, en la Sexta Regi√≥n del pa√≠s, pero que se supone pueden estallar en todo el pa√≠s y muy especialmente en las notar√≠as, cuyos titulares son nombrados por los jueces en connivencia con los caudillos locales y regionales.

La misma discusi√≥n que se ha abierto, ahora, para el nombramiento de una nueva integrante de la Corte Suprema ha devehttps://static.t13.cl/images/sizes/1090x613/1524447872-piera.jpglado en estos d√≠as c√≥mo los que llegan al m√°ximo tribunal solo por excepci√≥n pueden exhibir nada m√°s que los m√©ritos profesionales para desempe√Īarse en dichas funciones. Ya hemos se√Īalado antes c√≥mo los jueces c√≥mplices de los cr√≠menes de Pinochet lograron mantenerse en sus funciones por otros largos a√Īos, en la certeza, que muchos pol√≠ticos ten√≠an, de que era preferible entenderse con los jueces corruptos y abyectos que arriesgarse a renovar nuestros tribunales con integrantes id√≥neos e independientes.

De esta manera, parece muy dif√≠cil que quienes tienen que legislar puedan acordar leyes para otorgarles independencia a los jueces y terminar con las prebendas que actualmente tienen como ‚Äúrepresentantes‚ÄĚ del pueblo. A ello debemos agregar la legitimidad que surge de aquellas acciones de resistencia ciudadana para evadir el cumplimiento de las leyes. Para negarse a pagar, por ejemplo, las tarifas de la locomoci√≥n colectiva o de la electricidad, burlar las leyes del tr√°nsito y buscar el enriquecimiento r√°pido y f√°cil con el tr√°fico de drogas, los asaltos y otras pr√°cticas que nos han llevado a constituirnos en un pa√≠s peligroso y acosado por el miedo. ¬ŅPor qu√© no robar y delinquir cuando lo hacen con desparpajo los gobernantes, los militares y las polic√≠as, los jueces y hasta los sacerdotes y pastores.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A√Īadir comentario