May 19 2004
1185 lecturas

Política

Chile: Oceana exige ratificar el Convenio de Estocolmo

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

El Convenio de Estocolmo para la eliminaci√≥n de los Contaminantes Org√°nicos Persistentes (COPs), firmado en mayo de 2001 y suscrito por 161 pa√≠ses, entre ellos Chile, se encuentra en su Segundo Tr√°mite Constitucional en el Senado, luego que en diciembre pasado fuera aprobado por la C√°mara de Diputados y hasta la fecha no ha sido ratificado por el Estado chileno. Por esta raz√≥n, Oceana, a trav√©s de una carta enviada el lunes¬† 17 a los 48 senadores de la Rep√ļblica, inst√≥ al Congreso Nacional a ratificar este convenio en forma inmediata.

El Convenio de Estocolmo establece obligaciones concretas para reducir y eliminar las emisiones de estos tóxicos, por lo que el país estará obligado a definir la situación actual de los COPs y las acciones para su eliminación.

En Chile, los antecedentes cient√≠ficos se√Īalan que el aumento de actividades industriales implica la liberaci√≥n al ambiente de sustancias qu√≠micas t√≥xicas. Asimismo, el uso sostenido e intensivo en actividades agr√≠colas y forestales que se ha efectuado en el pa√≠s, en las √ļltimas d√©cadas, han provocado contaminaci√≥n de ecosistemas terrestres y acu√°ticos, da√Īos en el medio marino y en la vida salvaje.

Oceana est√° particularmente preocupada por la presencia de estas sustancias en el medioambiente oce√°nico y¬† los efectos nocivos que puede traer a la salud de las personas y de las especies marinas. Cabe se√Īalar que el mar es uno de los principales medios de propagaci√≥n de los COPS en el mundo, los que adem√°s, tienden a acumularse en las latitudes extremas del planeta, afectando gravemente al Pac√≠fico Sur y la Ant√°rtica.

Los COPs y sus efectos

Los Contaminantes Org√°nicos Persistentes son un grupo de sustancias qu√≠micas t√≥xicas derivadas de la actividad industrial, en algunos casos, y utilizadas como plaguicidas, principalmente, en otros.¬†Dioxinas, furanos, PCBs, DDT, lindano, entre otros, forman parte de la extensa y variada lista de COPs, de la cual 12 fueron clasificados por el Programa de Medio Ambiente de las Naciones Unidas como los de mayor toxicidad, es decir, con mayor capacidad de provocar alteraciones en las estructuras anat√≥micas y/o en las funciones org√°nicas regulares de un ser vivo. Por lo tanto, a la eliminaci√≥n de este grupo, llamado ¬ęDocena Sucia¬Ľ o los ¬ęDoce Malditos¬Ľ, se le ha dado prioridad a trav√©s de la firma del Convenio.

Todos los COPs tienen en com√ļn la caracter√≠stica de ser persistentes en el ambiente una vez liberados a √©l;¬† de transportarse f√°cilmente de un lugar del planeta a otro, a trav√©s del aire y de los mares; y de ser bioacumulables en los tejidos grasos de los seres vivos.

Como trascienden al paso del tiempo, se van acumulando en el suelo y en napas subterráneas, desde las cuales pasan a formar parte de los organismos vivos pertenecientes a los eslabones primarios de la cadena alimentaria, como los peces, en el caso de la contaminación acuática. En estos seres los COPs se adhieren a los tejidos grasos -pues son liposolubles-, se acumulan en ellos y aumentan su concentración en la medida que se avanza desde los eslabones menores a los mayores de la cadena alimentaria.

Por lo tanto, el ser humano que ingiere carne, pescados, mariscos, leche, huevos, o cualquier producto derivado de un ser que vivió en un medio contaminado con COPs, estará recibiendo una gran dosis de tóxicos.  Esta se incorporará a los tejidos grasos, hígado por ejemplo, potenciando el desarrollo de una serie de enfermedades y malformaciones, tanto en la persona que consume los tóxicos, como en las generaciones futuras que deriven de ella.

El toxafeno, empleado como plaguicida en las plantaciones de algod√≥n del Caribe y Am√©rica Central, atraviesa todo el Atl√°ntico, transportado por la corriente del Golfo, para reaparecer en el Mar del Norte. Asimismo, se sabe que la atm√≥sfera transporta COPs hacia regiones polares, donde se condensan y depositan con las bajas temperaturas. Este √ļltimo caso explicar√≠a la alta concentraci√≥n de organoclorados (COPs) hallados en la leche materna de las mujeres del norte de Qu√©bec, en Alaska.

Cáncer, infertilidad, mutaciones celulares transmitidas genéticamente, deformaciones en fetos, defectos neurológicos, desorden endocrino, problemas de reproducción como infertilidad, endometriosis, problemas de aprendizaje y cambios en el sistema inmunológico,  son algunos de los riesgos a los que se exponer el ser humano por consumo de COPs.

……………………………………

* Publicado el 19 de mayo de 2004 enwwwportaldelpluralismo.cl.

Oceana es una organizaci√≥n internacional sin √°nimo de lucro, dedicada a la protecci√≥n y recuperaci√≥n de los oc√©anos de todo el mundo mediante la realizaci√≥n de campa√Īas que incorporan argumentos cient√≠ficos, legales y de educaci√≥n ciudadana. Fundada en 2001, Oceana dispone de colaboradores y ciberactivistas en 150 pa√≠ses, que est√°n decididos a defender activamente el medio ambiente marino. La oficina central de Oceana se encuentra en Washington DC, y la organizaci√≥n tiene oficinas adicionales en Alaska (Juneau), Suram√©rica (Santiago, Chile) y Europa (Madrid, Espa√Īa), as√≠ como en distintos emplazamientos de la costa. √önete a Oceana para ayudar a generar un impulso decisivo en defensa de los mares.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A√Īadir comentario