Feb 3 2011
504 lecturas

Sociedad

Chile, pueblos indígenas: y ahora el sida

Surysur.

El director regional de ONUSIDA en América Latina visitará el seis de este mes de febrero la isla de Chiloé para conocer denuncias por discriminación y muerte de indígenas viviendo con VIH/sida. Lo acompañará una amplia delegación de personeros del sistema de Naciones Unidas para conocer en directo las denuncias por muerte y discriminación formuladas por la Organización Kelwo de Chiloé, integrada por indígenas viviendo con la enfermnedad. 

Willy Morales, presidente de Kelwo (imagen de apertura), denunció la muerte de J. F. H. N., indígena mapuche-williche, de 23 años, residente en la ciudad de Quellón, provincia de Chiloé, Chile, recolector de algas, fallecido el 24 de septiembre en condiciones de completo abandono y discriminación por vivir con VIH/SIDA. La denuncia es respaldada por el Secretariado Internacional de Pueblos Indígenas y Afrodescendientes ante el VIH/SIDA, la Sexualidad y los Derechos Humanos.

La muerte del hermano mapuche, según denuncia Morales a ONUSIDA, se produjo por “el abandono del sistema de salud que no respetó nuestras diferencias culturales y en ese caso en particular, desconociendo la lengua madre del afectado, el  mapudungun, única lengua que hablaba y utilizaba, produciendo desinformación y la muerte”. Según Morales, el fallecimiento de J. F. H. N, demostró las desigualdades en  las políticas públicas de salud cultural, intercultural y multicultural que se aplican en Chile.

ONUSIDA, informada de la alarmante situación, sumado a otras denuncias por la no inclusión de mensajes preventivos a los pueblos indígenas en la pasada campaña nacional del SIDA del Ministerio de Salud, decidió tomar cartas en el asunto y enviar una delegación especial a la isla de Chiloé para informarse y actuar en consecuencia. La misión de ONUSIDA en Chiloé “servirá para recordarle al Estado de Chile que es firmante del convenio 169 de la OIT”.

El mencionado convenio establece un marco legal de protección de los pueblos indígenas  y fija normas especiales aplicables a las etnias en diversos ámbitos, tales como el laboral, el educacional, de salud y de procedimiento judicial, entre otros; lo que significa reconocerles derechos políticos, participación en el Congreso, en las municipalidades y gobiernos regionales, derechos consuetudinarios a tierras, territorios y recursos naturales, consagrando el principio de la no discriminación.

Pese a la existencia del Convenio 169, la situación actual, denuncia el presidente de Kelwo, “demuestra que el VIH/SIDA es para los pueblos indígenas sinónimo de discriminación en Chile, reforzado por las barreras culturales de la lengua, la pobreza, el acceso a la educación y el aislamientos de las comunidades”.
 
La visita de ONUSIDA a Chiloé se realizará entre el 6 y 7 de febrero en territorio indígena Williche de Chiloé y será presidida por el Cacique Mayor, Armando Llaitureo Manquemilla.

Fuente: Organización KELWO – Chiloé
kelwochiloe@gmail.com

 

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario