Ene 31 2006
283 lecturas

Política

CHILE: RECADO SOBRE LAS MOSCAS DE VERANO

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Hay moscas insoportables que musican y musican, como el colorín Zaldívar que sabe bien que lejos del panal de la abeja reina sus camaradas sin cargos serían la nada misma.

La miel no es muy abundante: algunos ministerios, subsecretarías, seremis y jefaturas de servicio que, por cierto, no pueden calmar el hambre de las ansiosas moscas, que todo lo quieren para sí. Por lo demás, incluso entre los hermanos coraje Zaldívar se da una cómica disputa sobre quién debe ser el ministro del Interior, o el contorsionista hermano Andrés o el agrario Rafael Moreno.

Los socios listos no lo hacen mal: quieren postular al internacionalista Luis Maira, en Relaciones Exteriores, disputándole la pega al fome de Alejandro Foxley; no faltan las monjas postulantes al dulce banquete del poder: la mijita rica Ximena Rincón, Yasna Provosti, Fanny Pollarolo, entre otras.

Nuestra abeja reina no puede dormir con tanto ronroneo de ambiciosas moscas, que se sientes capaces y probas para ocupar cualquier cargo; ningún jefe de los desprestigiados partidos políticos de la Concertación, haciendo caso omiso a su dignidad, respeta la afirmación de Michelle Bachelet de mantener una paridad entre hombres y mujeres en el Gabinete.

La decisión que nos haga conocer la presidenta será definitiva para el futuro de su reinado.

En la historia se prueba que los primeros días de gobierno marcan el futuro positivo o negativo de este proceso:

– en 1964, Eduardo Frei, con una amplia mayoría, se encerró en un fundo para evitar las moscas, pero nombró ministros arribistas, como Juan de Dios Carmona y William Thayer, que terminaron colaborando con la desastrosa dictadura de Daniel López Pinochet;

– Salvador Allende repartió todos ministerios entre comunistas, socialistas y mapucistas;

– Eduardo Frei Ruíz-Tagle, que de política sabía muy poco, encomendó a sus amigos Arraigada, Pérez y Troncoso, formar su desastroso primer ministerio con uno de sus ministros procesado en el caso coimas; era tal el caos en que recibió el gobierno el profesor Lagos, que no hubo miel para las moscas.

Querida abeja reina: no se deje dominar por las hambrientas moscas que pululan por doquier, especialmente en este caluroso verano: haga su gabinete como le dé la real gana. Ojalá, 100% de mujeres, que son más transparentes, menos maquineras, menos parlanchinas y más eficientes colmen el deseo de bienestar de los sufridos chilenos.

Sepa bien que Ud. ganó y los partidos políticos de la Concertación, hace tiempo rechazados, no tienen ningún derecho a seguir chupando de la miel del poder.

———————————–

* Profesor de Historia. Universidad Bolivariana
La versión que publicamos ha sido difundida por diversos medios chilenos; la hemos tomado del periódico Gran Valparaíso (www.granvalparaiso.cl).

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario