Nov 26 2007
349 lecturas

Economía

Chile. – SUPERMERCADOS LÍDER, UN ESTADO DENTRO DEL ESTADO

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Claudio Aguayo realiza habitualmente sus compras de víveres y menestras en el supermercado Líder próximo a la Plaza Pedro de Valdivia. Es también periodista, registro 3.400 del Colegio de la Orden en Chile. El 23 de noviembre de 2007, alrededor de las 16.30 fue detenido por el aparato de seguridad y vigilancia por el hurto de un paquete de queso cortado en láminas y otro, pequeño, de mantequilla.

Se dejó detener sin oponer resistencia y fue llevado hasta una oficina interior del establecimiento. Allí un funcionario de seguridad de apellido Meza, de una manera nada cordial, le comunicó que estaba detenido; habían llamado a Carabineros (policía uniformada) e iría preso.

foto
El periodista le señaló que tenía suficiente dinero para cancelar los productos, que todo se debía a una apuesta con algunos amigos y que no valía la pena continuar con la situación. Conviene reiterar: se trataba de una investigación periodística acerca de cómo actuaba el aparato de seguridad interna de la empresa.

Cabe mencionar que pocos días antes –en la edición del 28 de octubre al tres de noviembre de 2007– el periódico La Nación Domingo publicó un interesante artículo sobre lo que denominó “team de seguridad” de los supermercados Líder y Ekono; de allí se desprende una seria acusación: “emplear métodos similares a los de la CNI”; la CNI fue uno de los aparatos represores de más triste memoria durante la dictadura militar.

Meza manifestó que él no estaba allí para proteger o perdonar a delincuentes. Aguayo en varias oportunidades le expresó su condición de periodista mostrándole su credencial del Colegio de la Orden, intentando que el funcionario entendiera que, a lo mejor, se trataba de una investigación periodística.

El personal de Carabineros que llegó, una vez interiorizado de la “magnitud del suceso”, de la cantidad de dinero que tenía y de su condición de periodista, intentó mediar ante el hombre de seguridad sin lograrlo. Claudio Aguayo estuvo retenido alrededor de 40 minutos.

foto
En la actualidad Aguayo procesa el resultado de lo que pudo apreciar en el interior del supermercado en cuestión –y en otros–; por ejemplo: el trato vejatorio al personal que se retira del local luego de cumplido su turno de trabajo; el drama de las promotoras para cambiarse de ropa –se les impide acceder a dependencias donde tendrían mayor comodidad y privacidad–; la imposibilidad de que un cargador de Coca-Cola, seriamente herido en la cara, pudiera acceder a primeros auxilios por personal del supermercado, etc,…

Carabineros de Chile tuvo un comportamiento diametralmente opuesto al de la seguridad privada de Líder: fue extremadamente correcto pese a que el periodista tenía técnicamente calidad de delincuente y sometido al procedimiento ordinario en estos casos; una vez cumplido ese procedimiento Aguayo explicó la razón de su conducta y fue dejado en libertad.

El periodista está a la espera de saber si D&S lo demandará –en el caso que su departamento jurídico actúe con la misma tozudez que su aparato de seguridad interna– o dejará las cosas en su justa dimensión; los antecedentes están en la Fiscalía Oriente de Santiago.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario