Jun 14 2005
283 lecturas

Economía

Chile: terremoto. Se sintió también en países limítrofes

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Las primeras informaciones fueron confusas en cuanto a la fuerza del sismo. La mayor parte de los noticiarios de radio y TV la calcularon erróneamente, haciendo énfasis en la Escala Mercalli; recién al filo de las 22 quedaba claro que el fenómeno telúrico había tenido una magnitud que bordeó los 6.9 grados de la Escala Richter en la ciudad de Iquique; es decir, que debía haber ocasionado “daños muy severos” en áreas pobladas.

La Armada se apresuró en tranquilizar a la población de las áreas costeras –que había huido a las zonas altas de los puertos– asegurando: “Este evento sísmico no va a producir un tsunami. No hay peligro de tsunami para la población en la zona norte. Esto está confirmado y ratificado por los sensores del Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada”.

Sin embargo, al cierre de esta información, en especial en la ciudad de Iquique, eran muchos los habitantes que se aprestaban a pasar la noche en la zona de Hospicio, pese al intenso frío propio del desierto. “La gente quedó traumatizada por el tratamiento que se dio a la noticia de los maremotos en Asia este verano –dijo sicólogo Alberto Fuentes–, lo que potenció el miedo de la población ante el sismo”.

Pasadas las 22 el gobierno señaló oficialmente que hasta ese momento los muertos eran ocho personas, incluyendo tres niños, aplastados junto con dos adultos por un deslizamiento de rocas en una carretera de acceso a Iquique. No se descarta que pueda haber otras víctimas en los poblados cordilleranos. Se estima que recién mañana cerca del mediodía podrá tenerse un panorama cierto de los daños del temblor en esos poblados, pequeños y separados por grandes distancias.

El gobierno reaccionó con velocidad y excelentes reflejos solidarios ante la emergencia y, señaló, amanecerán en la zona distintas autoridades –incluyendo dos ministros– para coordinar los trabajos de ayuda y hacer un balance general de la situación. El ministro de Salud informó que los hospitales y puestos de asistencia trabajan normalmente y que están dotados de lo necesario para hacer frente a la situación.

El temblor de tierra se sintió en Perú, Bolivia y nor-oeste argentino.

LAS ESCALAS QUE MIDEN UN SISMO

Escala Richter. Efectos del terremoto. Se mide en grados. Representa la energía sísmica liberada en cada terremoto y se basa en el registro sismográfico.
br>Es una escala que crece en forma potencial o semilogarítmica, de manera que cada punto de aumento puede  significar un aumento de energía diez o más veces mayor. Una magnitud 4 no es el doble de 2, sino que 100 veces mayor.

Menos de 3.5 Generalmente no se siente, pero es registrado.

3.5 – 5.4      A menudo se siente, pero sólo causa daños menores.

5.5 – 6.0      Ocasiona daños ligeros a edificios.

6.1 – 6.9       Puede ocasionar daños severos en áreas muy pobladas. 

7.0 – 7.9      Terremoto mayor. Causa graves daños.

8  o mayor    Gran terremoto. Destrucción total de comunidades cercanas al epicentro.

Escala Mercalli. Creada por el sismólogo italiano Giusseppe Mercalli, no se basa en los registros sismográficos sino en el efecto o daño producido en las estructuras y en la sensación percibida por las personas.

Los grados no son equivalentes con la escala de Richter. Se expresa en números romanos y es proporcional, de modo que una Intensidad IV es el doble de II, por ejemplo.

 

Grado  I Sacudida sentida por muy pocas personas en condiciones especialmente favorables. 

Grado II –  Sacudida sentida sólo por pocas personas en reposo, especialmente en los pisos altos de los edificios. Los objetos suspendidos pueden oscilar. 

Grado III Sacudida sentida claramente en los interiores, especialmente en los pisos altos de los edificios, muchas personas no lo asocian con un temblor. Los vehículos de motor estacionados pueden moverse ligeramente. Vibración como la originada por el paso de un carro pesado.

Grado IV Sacudida sentida durante el día por muchas personas en los interiores, por pocas en el exterior. Por la noche algunas despiertan. Vibración de vajillas, vidrios de ventanas y puertas; los muros crujen. Sensación como de un carro pesado chocando contra un edificio, los vehículos de motor estacionados se balancean claramente. 

Grado V Sacudida sentida casi por todo el mundo; muchos despiertan. Algunas piezas de vajilla, vidrios de ventanas, etcétera, se rompen; pocos casos de agrietamiento de aplanados; caen objetos inestables . Se observan perturbaciones en  los árboles, postes y otros objetos altos. Se detienen de relojes de péndulo. 

Grado VI Sacudida sentida por todo mundo; muchas personas atemorizadas huyen hacia afuera. Algunos muebles pesados cambian de sitio; pocos ejemplos de caída de aplanados o daño en chimeneas. Daños ligeros.  
Grado VII Advertido por todos. La gente huye al exterior. Daños sin importancia en edificios de buen diseño y construcción. Daños ligeros en estructuras ordinarias bien construidas; daños considerables en las débiles o mal planeadas; rotura de algunas chimeneas. Advertido por quienes conducen vehículos en movimiento. 

Grado VIII Daños ligeros en estructuras de diseño especialmente bueno; considerable en edificios ordinarios con derrumbe parcial; grande en estructuras débilmente construidas. Los muros salen de sus armaduras. Caída de chimeneas, pilas de productos en los almacenes de las fábricas, columnas, monumentos y muros. Los muebles pesados se vuelcan. Arena y lodo proyectados en pequeñas cantidades. Cambio en el nivel del agua de los pozos. Pérdida de control en la personas que guían vehículos motorizados. 

Grado IX Daño considerable en las estructuras de diseño bueno; las armaduras de las estructuras bien planeadas se desploman; grandes daños en los edificios sólidos, con derrumbe parcial. Los edificios salen de sus cimientos. El terreno se agrieta notablemente. Las tuberías subterráneas se rompen. 

Grado X Destrucción de algunas estructuras de madera bien construidas; la mayor parte de las estructuras de mampostería y armaduras se destruyen con todo y cimientos; agrietamiento considerable del terreno. Las vías del ferrocarril se tuercen. Considerables deslizamientos en las márgenes de los ríos y pendientes fuertes. Invasión del agua de los ríos sobre sus márgenes. 

Grado XI Casi ninguna estructura de mampostería queda en pie. Puentes destruidos. Anchas grietas en el terreno. Las tuberías subterráneas quedan fuera de servicio. Hundimientos y derrumbes en terreno suave. Gran torsión de vías férreas. 

Grado XII Destrucción total. Ondas visibles sobre el terreno. Perturbaciones de las cotas de nivel (ríos, lagos y mares). Objetos lanzados en el aire hacia arriba. 

——————————

El gráfico se tomó de la edición electrónica del diario la Nación (www.lanacion.cl).

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario