Ene 9 2008
397 lecturas

Política

Chile y la nación mapuche. – LA LETRA NI CON SANGRE ENTRA (A LA MONEDA)

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

I. La carta

Excelentísima Presidenta de la República de Chile

Sra. Michelle Bachelet Jeria.

Presente.

A través de la presente, las organizaciones, asociaciones e instituciones mapuche que habitamos en Santiago y en todo el país, queremos manifestar a usted nuestras legitimas molestias, repudio, pena y desolación por lo que está ocurriendo con nuestro pueblo mapuche en pleno gobierno “democrático”, liderado por la Concertación de partidos políticos y en especial vuestro Partido Socialista, a quienes en más de una ocasión hemos apoyado para que sean Gobierno, desde la vuelta a la democracia (1990) antes (1974) y durante (1974-1988) el fatídico golpe militar de Pinochet.

Es por ello que en nuestro pueblo mapuche no logramos entender cómo la actual Presidenta, no es capaz de poner freno a tanta violencia en contra de nuestros derechos fundamentales.

No entendemos cómo la presidenta viaja a Estados Unidos, firma y se compromete con la Declaración Universal de los Pueblos Indígenas (13 de Septiembre de 2007) y no es capaz de promoverla al interior del Estado y menos aún procurar su implementación.

No entendemos cómo la presidenta no es capaz de instruir a sus ministros y lograr un acuerdo con los presos políticos mapuche que hasta ahora llevan más de 83 días en huelga de hambre y que sólo exigen un trato justo.

No entendemos cómo la presidenta no es capaz de frenar las acciones represivas violentas a nivel de guerra contra los mapuche, que legitimamente nos manifestamos exigiendo la devolución de tierras usurpads y regaladas por el Estado chileno a colonos y empresarios forestales que hoy ostentan la mayor riqueza de Chile.

No entendemos cómo la presidenta nos cita a reunión al Palacio de la Moneda, nos cuenta que ahora sí, en su gobierno se ratificará el convenio 169 de la OIT, que ahora si, se reconocerá constitucionalmente a los pueblos indígenas. Y lo que vemos a continuación es solo un manejo politico comunicacional ya que en la práctica ambos proyectos son dejados a la deriva y a libre trato político de los legisladores al punto de colocarles trabas, ajustes, prórrogas de fecha, inclusive reservas al tratado internacional de la OIT.

Frente al actuar de la Concertación que hasta diciembre de 2007, tenia mayoría en el Senado y en la Camara de Diputados. Hoy, enero de 2008, eso cambió bruscamente y ahora los proyectos emblemáticos de vuestro gobierno hacia los pueblos indigenas, deberán esperar y quizás nunca más serán vistos.

Señora presidenta, tenga la bondad de respondernos las legitimas dudas que nuestros dirigentes le han manifestado, para saber a que atenernos de ahora en adelante.

Porque mientras escribíamos estas notas, acaba de morir un joven mapuche, de 22 años, estudiante, y defensor de los legítimos derechos de nuestros Pueblos, en la Comunidad de Yeupeko de Vilcun, IX Región, a manos de las fuerzas represoras del Estado que usted hoy gobierna.

Y mientras nosotros los dirigentes mapuche e indígenas en general intentamos dialogar con vuestros ministros, intendentes y jefes de servicio, las fuerzas de Carabineros nos responden con ráfagas de metralletas, intentando acallar nuestras vidas.

Pero nuestra lucha continuará señora presidenta, haremos una fuerte reflexión de todo lo acontecido en estos tiempos y nos prepararemos para lo que viene, que al parecer será una cruda realidad.

Quedaremos muy atentos a vuestra respuesta, saludando atentamente a usted,

Organizaciones, Asociaciones, Comunidades e Instituciones Mapuche:

PARLAMENTO MAPUCHE (Chile).

Comunidades de Williche Osorno, La Union

Comunidades Pewenche, Alto Bio-Bio

Comunidades Lafkenche, Carahue, Pto.Saavedra

Y más de una docena de firmas, que pueden encontrarse en la revista Anaquel Austral

http://virginia-vidal.com.

II. Petición y solidaridad

Escribe el economista y dirigente social Marcel Claude:

Estimadas amigas y amigos,

La muerte de un mapuche en el sur victima de Carabineros, no tiene el mismo valor para el gobierno: cuando se mata a un Carabinero, el Gobierno toma partido, cuando se mata a un mapuche, el Gobierno guarda silencio.

Les ruego difundir entre sus contactos esta nota que más de 220 chilenos ya han firmado y que muchos más compartimos.

El documento

ANTE LA DECISIÓN DE “LIBERTAD O MUERTE”
DE LOS PRESOS POLÍTICOS MAPUCHE
Y EL SILENCIO DE LAS AUTORIDADES CHILENAS

Quienes firmamos la presente carta (profesionales, intelectuales y artistas, mapuche y no mapuche) hacemos un llamado a personas, organizaciones e instituciones respetuosas del derecho a la vida a solidarizar con los presos políticos mapuche que permanecen en huelga de hambre, protestando por la injusta condena que los tribunales les han impuesto. Exigimos, al mismo tiempo, a las autoridades políticas y judiciales del país la inmediata revisión y revocación del proceso que los ha condenado a 10 años y un día de prisión, proceso que ha tenido escandalosas irregularidades, tales como el uso de testigos sin rostro y el pago a los mismos de veinte millones de pesos por sus declaraciones.

Patricia Troncoso, Juan Marileo, Jaime Marileo, Juan Carlos Huenulao y sus familiares, todos campesinos mapuches que viven en comunidades indígenas acorraladas por empresas forestales y haciendas privadas, han visto atropellados sus más elementales derechos humanos, sufriendo persecuciones, torturas, allanamientos y vejaciones por parte de las fuerzas especiales de la policía y por el sistema judicial imperante.

La Ley Antiterrorista, herencia de la dictadura militar, se ha aplicado con especial saña a los mapuches durante los últimos gobiernos de la Concertación, situación que ha tenido como consecuencia el uso desproporcionado de la fuerza policial, la que ha violentado regularmente a ancianos, niños y mujeres mapuches, hechos que han sido ampliamente difundidos por los medios de comunicación y denunciados por el Dr. Rodolfo Stavengahen, Relator Especial de las Naciones Unidas.

Creemos que un gobierno democrático debe proteger los derechos de quienes han sufrido durante más de un siglo la discriminación, la violencia y la reducción de sus tierras, así como la negación de su cultura y forma de vida.

Exigimos, por lo mismo, consecuencia con las mesas de diálogo intercultural promovidas por los mismos gobiernos de la Concertación, como aquella que fuera denominada “Nuevo Trato y Verdad Histórica”, instancia relacionada con el respeto, tolerancia y reconocimiento de los pueblos indígenas y sus aspiraciones.

Estimamos que el Estado a través de todos sus órganos – de manera particular sus tribunales y el ejecutivo- debe asumir los acuerdos internacionales respecto al derecho de estos pueblos, no criminalizando sus justas y legítimas demandas y respetando sus derechos humanos.

Creemos, por último, que sólo el reconocimiento real y concreto de la diversidad de etnias presente en nuestro país puede permitir avanzar en la reivindicación plena de nuestros pueblos originarios.

En el “blog” de Marcel Claude (www.marcelclaude.blogspot.com) existe un enlace hacia el documento original y las firmas que lo avalan.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario