Ene 24 2008
236 lecturas

Opinión

Chile. – …YA NO SE DIRÁ MÉDICO

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

El Servicio de Salud Bio Bio al parecer confía en que el Modelo de Salud Familiar traerá buenas nuevas a los diferentes Centros de Atención de la provincia, no obstante, las dudas se multiplican y día a día se vislumbran variables obstaculizadoras que elevan los niveles de escepticismo respecto de esta apuesta ministerial que debe ser implementada, a como dé lugar, dentro de los próximos meses.

A partir de entonces ya no se dirá médico. Se dirá Equipo Básico de Atención (EBA). No se dirá Hospital de baja complejidad sino Hospital Comunitario. Entre muchos otros cambios en la semántica de la Salud Pública que hacen pensar en un vuelco sustancioso en la calidad de la atención, aquella deuda estructural que tantos reproches le ha traído al sector Salud.

foto
Pero este proceso de adopción del nuevo paradigma biopsicosocial, no se soporta sólo (no debiera soportarse) en palabras novedosas ni en proyecciones estadísticas de buena fe. Claro está que la reforma tiene la palabra, pero no nos engañemos. Éste ha sido un proceso largo y turbulento que no termina de afinar sus cuerdas flojas en su intento por superar, entre otras cosas, el paradigma biomédico que incurrió –sin dimensionar sus efectos quizá– en una fragmentación creciente del individuo, respondiendo insatisfactoriamente en muchas ocasiones a la relación salud-enfermedad que se sabía (desde Alma-Ata –1978– en adelante) más dinámica y compleja que cualquier fluido, proceso, órgano o conexión de la que la Medina haya tenido noticia.

El Ministerio de Salud desde los noventas viene instalando soterradamente el tema de la salud familia. Hoy debe exhibirlo e iniciar la apuesta porque se han acabado los plazos. Además, no hay dudas de que el actual sistema de atención primario desde hace un buen tiempo se encuentra devaluado y requiere, por lo mismo, un vuelco cualitativo en sus lógicas de funcionamiento. Y este cambio implica otros, que, a decir verdad, no estoy tan seguro de que se hayan previsto, pues en el escenario actual existen tensiones que derechamente están violentando la labor clínica y las prioridades que el mismo Servicio de Salud establece.

Merecen revisión, en consecuencia, los indicadores cuantitativos que se usan para medir la eficiencia y eficacia de los funcionarios y centros de salud pública. Existe como ya lo decía, una tensión en las prioridades de cada servicio, dado que las metas sanitarias y los compromisos de gestión siguen privilegiando la atención en morbilidad mientras que la prevención figura como orientación central en este nuevo sistema que esta por concretarse. Tarea pendiente: idear métodos que valoren realmente la prevención de las patologías, las visitas domiciliarias y los tratamientos no curativos, entre otros.

Se ha dicho que el modelo biopsicosocial es una concepción holística e integral porque sitúa los usuarios en relación a las condiciones sociomateriales en que éstos se desarrollan, que es más abarcativo y complejo porque integra el saber del paciente. Y hemos sabido también que el Servicio de Salud Bio Bio ha hecho una inversión importantísima en recursos humanos, principalmente médicos y enfermeras; no obstante, me gustaría saber con qué rigurosidad se pretende abordar la imbricación de estas variables ambientales si en muchos casos no se ha logrado superar la imagen folclórica de la trabajadora social con claro sesgo asistencialista.

Cabe preguntarse si está considerada la incorporación activa de psicólogos, sociólogos, antropólogos y de otros profesionales al sistema de atención primaria y qué roles jugarán éstos en la adopción del nuevo modelo.

Ahora bien, si escudriñamos más en los imaginarios laborales de los médicos, por ejemplo, veremos cómo emergen nuevas contradicciones e interrogantes:

¿Quién asegura disponibilidad médica para trabajar en equipos (voluntades) cuando tradicionalmente éstos se han formado en una imaginería de la fragmentación y el individualismo?
¿Cómo hacer para que los Médicos Generales de Zona se comprometan con las demandas usuarias del sector que tienen a su cargo y no vean su labor en los Hospitales Comunitarios como una transición hacia la especialización (válida) que muchos de ellos buscan?

Finalmente, si hemos de hablar de plazos, habría que ver cuánto tiempo convivirán juntos ambos modelos y si se han previsto los tiempos de ajuste adecuados; hay que ver la audacia administrativa para mitigar los efectos contraproducentes y la disponibilidad profesional para adecuarse a los cambios.

Pero habrá que ver, primero que todo, cómo funciona el modelo de salud familiar –y en cuál familia.

—————————-

* Licenciado en Sociología, Universidad de Concepción, Chile.

A NUESTROS LECTORES

Piel de Leopardo es una revista gratuita –y continuará siéndolo–; para leerla,y hacer llegar los artículos que se quiera a amistades u otras relaciones, no es necesario identificarse de manera especial ni llenar formularios de ningún tipo.

Muchos lectores acceden al contenido de esta publicación a través de la tecnología RSS, otros han elegido suscribirse a la gacetilla que les informa todos los martes y viernes de los principales titulares de la edición. A éstos nos dirigimos en concreto.

Por diversas razones –cambio de casilla de correos electrónica, del servidor de correos, nueva configuración de las herramientas anti spam, etc…– un gran número de suscriptores no recibe la gacetilla o la reciben con algunas intrerrupciones.

A los efectos de depurar y poner al día la base de datos de nuestro envío, les rogamos volver a suscribirse. No tomará más que algunos muy pocos segundos.

En la columna a su izquierda de la pantalla, Gacetilla. Reciba gratis el adelanto de la noticia, sólo tienen que escribir la casilla electrónica en la que quieran recibirla y hacer un clic en la casilla OK.

Recibirán un correo informándoles que nuestros servidores han tomado nota de la suscripción.

Aquellos que prefieran utilizar el sistema RSS encontrarán en RSS de Piel de Leopardo la guía necesaria para utilizarlo.

Recuerden que, además, sus Cartas a Piel de Leopardo y Comentarios a los textos aparecidos son siempre bienvenidos. No se editan ni censuran.

El Editor.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario