Feb 7 2015
906 lecturas

Despacito por las piedras

CHINA Y RUSIA vs. LA OTAN

Cada día que pasa se hace más evidente la confrontación que tiene como protagonistas a China y Rusia -por un lado- y a La OTAN (alianza militar de los Estados Unidos con Europa) por el otro. Prácticamente no hay lugar del planeta donde este choque no se exprese de alguna manera, obviamente Argentina no es una excepción. No es aventurado pensar y plantear que el reciente viaje de la Presidenta a China y los últimos acontecimientos ocurridos en nuestro país se pueden inscribir en ese contexto. Ciertamente que los escenarios principales de este enfrentamiento son Ucrania (en Europa) y Siria (en el Medio Oriente). Aunque en este último caso también ocupan un espacio significativo los acontecimientos en Irak, Irán e Israel.

En los últimos meses dos hechos le han dado nuevo vigor a este conflicto.

Los acuerdos estratégicos que están desarrollando, más allá de sus diferencias, China y Rusia son una de esas novedades.

La presencia cada vez más activa y agresiva, del llamado Ejército Islámico, para muchos una creación de Estados Unidos e Israel, es el otro dato nuevo.

La silenciosa potencialidad alcanzada por China, exime de todo comentario. En el caso de Rusia, si bien está en dificultades económicas agravadas por la drástica baja del precio de los hidrocarburos, mantiene gran parte de su potencial, su fortaleza en el BRICS y el acuerdo con China contribuye a cubrir sus espaldas.

Si bien la cuestión militar sigue siendo la principal para inclinar la balanza de esta situación, la paridad de fuerzas hace difícil una definición cuyos efectos, sobre el conjunto de la humanidad, todos temen. Es por ello que no parece que sea una contienda generaliza la forma de resolverlo.

En ese marco adquiere mucho peso el debate sobre el centro del poder financiero mundial. Mientras Londres aspira a reemplazar a Nueva York en el rol de lugar central, ocurre que Hong Kong y Shanghái van adquiriendo una significación cada día mayor. La acción militar de los Estados Unidos en diferentes lugares adquiere formas nuevas que hay que observar: Pandillas juveniles, barras bravas, narcotráfico, acciones de inteligencia y múltiples ONG´s “intoxicando” el accionar de diferentes instituciones, son modalidades que ocupan el lugar o se complementan con las viejas tácticas de chantaje, hostigamiento, presiones o injerencias diplomáticas y militares.

Dos datos que nos dan dimensiones, distintas pero complementarias, de la situación actual. En su intercambio con China el déficit de los Estados Unidos, fue, en el 2013, de más de 300 mil millones de dólares. En diciembre del 2014 fueron aprobadas algunas modificaciones a la “Doctrina militar” de la Federación Rusa. Por esa decisión se reservan el derecho de usar armas nucleares “en respuesta a ataques con armas nucleares u otras formas de destrucción masiva en contra de Rusia y/o sus aliados, así como el ataque a la Federación Rusa con armas convencionales si ello supone una amenaza para la existencia del Estado”.

Juan Guahán, Question

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario