Mar 23 2013
732 lecturas

Despacito por las piedras

CHIPRE: CORRALITO Y DESPUÉS…

Chipre es una isla, en la que residen poco más de un millón de habitantes. Está en el Mar Mediterráneo, políticamente integra la Unión Europa, aunque geográficamente sea parte del cercano oriente. Sus vecinos más próximos son Turquía, Grecia y Siria. De hecho, Turquía controla un tercio del territorio de la isla con autoridades que solo ellos reconocen.

Hasta hace pocos años los gobiernos de Europa consideraban a la economía chipriota como ejemplar. Sus mayores ingresos provienen del turismo. El sistema bancario creció desmedidamente. Actualmente es cuatro veces más grande que el PBI de ese país, entre las causas de este desfasaje está que la banca chipriota llegó a pagar hasta el 10% de interés por los depósitos. El dinero proveniente del exterior pertenece a ciudadanos griegos, británicos y rusos, estos últimos tienen entre un 20 y 30% del total de dichos depósitos. En algunos de estos casos, particularmente entre los rusos se estima que se trata de bienes que tendrían vínculos con el lavado de dinero.
En los últimos dos años la economía empezó a tener dificultades y el sistema financiero colapsó. La quita que tuvieron que soportar los acreedores de Grecia, con motivo de la reciente crisis en ese país, contribuyó a la explosión de la burbuja financiera de Chipre.
En los inicios de esta semana los chipriotas se encontraron con los bancos cerrados. Al día de hoy no hay dinero y se nota en supermercados, farmacias y demás negocios, casi inactivos. ¿Qué pasó? Lo que en Europa se conoce como la “troika” (el Fondo Monetario Internacional –FMI-; el Banco Central Europeo –BCE- y la Comisión Europea) había decidido “ayudar” con 10 mil millones de euros a Chipre con la condición que se aplique una “tasa” a los depósitos bancarios (entre el 6 y 10% de los mismos). Ese dinero iría a los bancos para que puedan cumplir con sus compromisos. Lo pagarían todos los depositantes, entre ellos los integrantes de las mafias financieras, pero el principal afectado sería el pueblo chipriota que –al igual que los ahorristas argentinos en el 2001- vio congelados sus depósitos. Cabe recordar que los depósitos de los chipriotas constituye más del 60% del total. Ahora, el “corralito” impuesto ha sido extendido hasta el próximo martes.
El parlamento griego no aprobó la propuesta de la “troika”. El gobierno chipriota fracasó en su intento por conseguir un crédito ruso entregando el gas de su mar territorial. La premier alemana, Angela Merkel, advierte que Chipre “no abuse de la paciencia” de los directivos de la “zona euro”. Las autoridades de la Iglesia Ortodoxa Griega, a la que adhiere un 80% de la población, han ofrecido los bienes de dicha Iglesia como garantía de los recursos necesarios para salir de esta crisis.
Los dirigentes de la Unión Europea sostienen que este es un “caso aislado”. Además el PBI de Chipre no llega al 0,2% del europeo, pero todos coinciden que la Unión Europea está jugando con fuego al romper con las seguridades y garantías que se suponía que tienen los depósitos bancarios. Afirman que no hay peligro de un “contagio” al que todos temen, dada la crisis europea que constituye el trasfondo de todas estas situaciones.

 

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

1 Comentário

Comentarios

  1. liliana bina
    28 marzo 2013 18:46

    “Las autoridades de la Iglesia Ortodoxa Griega, a la que adhiere un 80% de la población, han ofrecido los bienes de dicha Iglesia como garantía de los recursos necesarios para salir de esta crisis.” Cualquier parecido con la Iglesia católica Argentina , es puro error…