Ene 20 2013
1230 lecturas

Política

Chomsky/ La mayor amenaza a la paz mundial

Al informar sobre el debate final de la campa√Īa presidencial en Estados Unidos, The Wall Street Journal observ√≥ que ¬ęel √ļnico pa√≠s m√°s mencionado (que Israel) fue Ir√°n, al cual la mayor√≠a de naciones de Medio Oriente ven como la mayor amenaza a la seguridad de la regi√≥n¬Ľ.

Los dos candidatos estuvieron de acuerdo en que un Irán nuclear es la mayor amenaza a la región, si no al mundo, como Romney sostuvo explícitamente reiterando una opinión convencional.

Acerca de Israel, los candidatos rivalizaron en declararle su devoci√≥n, pero ni as√≠ los funcionarios israel√≠es se dieron por satisfechos. Esperaban ‚Äúun lenguaje m√°s ‚Äėagresivo‚Äô de Romney‚ÄĚ, seg√ļn los reporteros. No fue suficiente que Romney exigiera que no se permitiese a Ir√°n ¬ęalcanzar un punto de capacidad nuclear¬Ľ.

Tambi√©n los √°rabes estaban insatisfechos, porque los temores √°rabes acerca de Ir√°n se ¬ędebatieron desde la √≥ptica de la seguridad israel√≠, no de la regi√≥n¬Ľ, y las preocupaciones de los √°rabes se pasaron por alto: una vez m√°s, el tratamiento convencional.

El art√≠culo del Journal, como incontables otros sobre Ir√°n, deja sin respuesta preguntas esenciales, entre ellas: ¬Ņqui√©n exactamente ve a Ir√°n como la amenaza m√°s grave a la seguridad? ¬ŅY qu√© creen los √°rabes (y la mayor parte del mundo) que se puede hacer ante esa amenaza, la vean como la vean?

La primera pregunta es f√°cil de contestar. La ¬ęamenaza iran√≠¬Ľ es abrumadoramente una obsesi√≥n de Occidente, compartida por dictadores √°rabes, aunque no por las poblaciones √°rabes.

Como han mostrado numerosas encuestas, aunque los ciudadanos de los países árabes en general no simpatizan con Irán, no lo consideran una amenaza muy grave. Más bien perciben que la amenaza son Israel y Estados Unidos, y muchos, a veces importantes mayorías, ven en las armas nucleares iraníes un contrapeso a esas amenazas.

En altas esferas de Estados Unidos algunos est√°n de acuerdo con la percepci√≥n de las poblaciones √°rabes, entre ellos el general Lee Butler, ex jefe del Comando Estrat√©gico. √Čl dijo en 1998: ¬ęEs en extremo peligroso que en el caldero de animosidades que llamamos Medio Oriente¬Ľ, una naci√≥n, Israel, deba contar con un poderoso arsenal de armas nucleares, ¬ęque inspira a otras naciones a tenerlo tambi√©n¬Ľ.

A√ļn m√°s peligrosa es la estrategia de contenci√≥n nuclear de la que Butler fue dise√Īador principal por muchos a√Īos. Tal estrategia, escribi√≥ en 2002, es ¬ęuna f√≥rmula para una cat√°strofe sin remedio¬Ľ, y llam√≥ a Estados Unidos y otras potencias at√≥micas a aceptar los compromisos contra√≠dos dentro del Tratado de No Proliferaci√≥n Nuclear (TNPN) y hacer esfuerzos de ¬ębuena fe¬Ľ para eliminar la plaga de las armas at√≥micas.

Las naciones tienen la obligaci√≥n legal de tomar en serio esos esfuerzos, decret√≥ la Corte Mundial en 1996: ¬ęExiste la obligaci√≥n de avanzar de buena fe y llevar a t√©rmino las negociaciones orientadas al desarme nuclear en todos sus aspectos, conforme a un control internacional estricto y efectivo¬Ľ. En 2002, el gobierno de George W. Bush declar√≥ que Estados Unidos no est√° comprometido por esa obligaci√≥n.

Una gran mayoría del mundo parece compartir la opinión de los árabes sobre la amenaza iraní. El Movimiento de Países No Alineados (Mnoal) ha apoyado con vigor el derecho de Irán a enriquecer uranio; la expresión más reciente fue en la reunión cumbre en Teherán, en agosto pasado.

India, el miembro más populoso del Mnoal, ha encontrado formas de evadir las onerosas sanciones financieras de Estados Unidos a Irán. Se llevan a cabo planes para vincular el puerto iraní de Chabahar, reacondicionado con asistencia india, con Asia central a través de Afganistán. También se informa que las relaciones comerciales se incrementan. Si no fuera por las fuertes presiones de Washington, es probable que estos vínculos naturales tuvieran una mejoría sustancial.

China, que tiene estatuto de observadora en el Mnoal, hace lo mismo en buena medida. Expande los proyectos de desarrollo hacia occidente, entre ellos iniciativas para reconstituir la antigua Ruta de la Seda hacia Europa. Una vía férrea de alta velocidad conecta a China con Kazajstán y más allá. Es probable que llegue a Turkmenistán, con sus ricos recursos energéticos, y que se conecte con Irán y se extienda a Turquía y Europa.

China tambi√©n ha tomado el control del importante puerto de Gwadar, en Pakist√°n, que le permite obtener petr√≥leo de Medio Oriente evitando los estrechos de Ormuz y Malaca, saturados de tr√°fico y controlados por Estados Unidos. La prensa paquistan√≠ reporta que ¬ęlas importaciones de crudo de Ir√°n, los estados √°rabes del Golfo y √Āfrica podr√≠an transportarse por tierra hacia el noroeste de China a trav√©s de este puerto¬Ľ.

En su reunión de agosto en Teherán, el Mnoal reiteró su vieja propuesta de mitigar o poner fin a la amenaza de las armas nucleares en Medio Oriente instaurando una zona libre de armas de destrucción masiva. Los pasos en esa dirección son, sin duda, la manera más directa y menos onerosa de superar esas amenazas, la cual es apoyada por casi el mundo entero.

El mes pasado se presentó una excelente oportunidad de aplicar esas medidas, cuando se planeó una conferencia internacional sobre el tema en Helsinki.

Se realizó una conferencia, pero no la que estaba planeada. Sólo iran nucleare_okorganizaciones no gubernamentales participaron en la reunión alternativa, organizada por la Unión por la Paz, de Finlandia. La conferencia internacional planeada fue cancelada por Washington en noviembre, poco después de que Irán accedió a asistir.

La raz√≥n oficial del gobierno de Obama fue ¬ęla turbulencia pol√≠tica en la regi√≥n y la desafiante postura de Ir√°n sobre la no proliferaci√≥n¬Ľ, seg√ļn la agencia Associated Press, junto con una falta de consenso sobre ¬ęc√≥mo enfocar la conferencia¬Ľ. Esa raz√≥n es la referencia aprobada al hecho de que la √ļnica potencia nuclear de la regi√≥n, Israel, se neg√≥ a asistir, alegando que la solicitud de hacerlo era ¬ęcoerci√≥n¬Ľ.

En apariencia, el gobierno de Obama mantiene su postura anterior de que ¬ęlas condiciones no son apropiadas a menos que todos los miembros de la regi√≥n participen¬Ľ. Estados Unidos no permitir√° medidas para someter las instalaciones nucleares de Israel a inspecci√≥n internacional. Tampoco revelar√° informaci√≥n sobre ¬ęla naturaleza y alcance de las instalaciones y actividades nucleares israel√≠es¬Ľ.

La agencia de noticias de Kuwait inform√≥ de inmediato que ¬ęel grupo √°rabe de estados y los estados miembros del Mnoal acordaron continuar negociando una conferencia para instaurar una zona libre de armas nucleares en Medio Oriente, as√≠ como de otras armas de destrucci√≥n masiva¬Ľ.

El mes pasado, la Asamblea General de la ONU aprobó por 174-6 una resolución en la que llama a Israel a adherirse al TNPN. Por él no votó el contingente acostumbrado: Israel, Estados Unidos, Canadá, las Islas Marshall, Micronesia y Palau.

Días después, Estados Unidos realizó un ensayo nuclear, impidiendo una vez más a inspectores internacionales el acceso al sitio de la prueba, en Nevada. Irán protestó, al igual que el alcalde de Hiroshima y algunos grupos de paz japoneses.

Desde luego, instaurar una zona libre de armas at√≥micas requiere de la cooperaci√≥n de las potencias nucleares: en Medio Oriente, eso incluir√≠a a Estados Unidos e Israel, que se niegan a darla. Lo mismo ocurre en otras partes. Las zonas de √Āfrica y el Pac√≠fico aguardan la aplicaci√≥n del tratado porque Estados Unidos insiste en mantener y mejorar las bases de armas nucleares en las islas que controla.

Mientras se llevaba a cabo la conferencia de ONG en Helsinki, en Nueva York se realizó una cena bajo los auspicios del Instituto sobre Políticas sobre el Cercano Oriente, de Washington, ramificación del cabildo israelí.

Seg√ļn una nota entusiasta sobre esa ¬ęgala¬Ľ en la prensa israel√≠, Dennis Ross, Elliott Abrams y otros ¬ęex consejeros de alto nivel de Obama y Bush¬Ľ aseguraron a los presentes que ¬ęel presidente atacar√° (a Ir√°n) si la diplomacia no funciona¬Ľ: un muy atractivo regalo de fiestas decembrinas.

Es dif√≠cil que los estadunidenses est√©n enterados de c√≥mo la diplomacia volvi√≥ a fallar, por una sencilla raz√≥n: virtualmente no se informa nada en Estados Unidos sobre el destino de la forma m√°s obvia de lidiar con la ¬ęm√°s grave amenaza¬Ľ: instaurar una zona libre de armas nucleares en Medio Oriente.

*Profesor em√©rito de ling√ľ√≠stica y filosof√≠a en el Instituto Tecnol√≥gico de Massachusetts, en Cambridge, Mass.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

A√Īadir comentario