May 10 2007
714 lecturas

Cultura

Cine. – DEL OLFATO AL GOCE DE LA MUJER

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Que el protagonista sea un hombre no es ninguna novedad. De esta forma se plasma la neurosis de sus autores, que tampoco eluden las consecuencias de la existencia de la mujer y los interrogantes agalm谩ticos que se desprenden de su existencia. Un viejo cuento dice que Dios creo el mundo y descans贸, luego creo al hombre y descanso, pero cuando creo a la mujer… no descanso ni el mundo, ni el hombre, ni Dios. La vida cotidiana e 铆ntima 鈥揷ubierta por miles de semblantes鈥 nos revela esta verdad nunca a medias.

El film pretende tratar sobre el amor, pero desconoce 鈥揷reo鈥 estar refiri茅ndose al goce femenino. Un misterio afortunado de la vida. Aclaremos ante las dudas: la mujer posee un goce suplementario que ella misma desconoce, no en sus consecuencias, por el cual siempre se pregunta de distintas formas. La saga misma de Ad谩n y Eva pone en juego este juego del goce femenino en el que hombre y mujer quedan sellados a una suerte de vac铆o m谩s all谩 de todo para铆so.

Retomando el film, resalta el tono neur贸tico de la b煤squeda de la 鈥渆sencia de la mujer鈥 a partir del mismo momento en que el protagonista supera los l铆mites de su encierro. Se enfrenta con una bella desconocida que a trav茅s del olfato provoca ese primer encuentro misterioso del amor, se帽uelo del goce.

foto
驴Cu谩l es el valor psicoanal铆tico de este film, digno de ser comentado? La b煤squeda incesante del hombre en ese objeto que se desvanece constantemente en una mujer pero que sirve de se帽uelo para el amor, es decir para la vida. Un objeto que se desvanece, que desconcierta cuando volvemos a la l贸gica de lo cotidiano.

Nos sorprende de ser 鈥渢an puro y original鈥, no por su descubrimiento, sino por sus consecuencias. Es decir las consecuencias que pagamos los humanos por su sola existencia. Si Dios alguna vez existi贸, esa misma manzana de la tentaci贸n qued贸 plasmada en ese goce que lleva a todo hombre a perder para铆sos (l茅ase fortuna, familias, hijos, etc.).

El film irrumpe con el valor del olfato y su relaci贸n con el perfume, y el enlace se concreta entre la mujer y este hombre que las dif铆ciles circunstancias de su vida lo compensan con la posibilidad extrema de esta condici贸n de oler hasta el m谩s m铆nimo de los aromas. Este ser谩 su condici贸n fundamental de goce que lo guiar谩 y fortalecer谩 para una parte del sentido que armar谩 su b煤squeda. Primero un desarrollo de la condici贸n, descubrimientos de su poder, luego la espera del momento mejor. All铆 interviene la mujer, su belleza, el misterio y el descubrimiento fatal del vac铆o del ser. Comienza su b煤squeda, pero s贸lo a condici贸n de dos uniones freudianas: muerte y sexualidad. Ambas representantes del vac铆o del ser, tanto como el amor y el deseo. Cuestiones que tambi茅n ocupan un lugar secundario en el filme.

Tambi茅n debemos destacar, cuando no, la tem谩tica del padre, su funci贸n como omnipresente, casi en todos los filmes. Deber铆amos buscar a veces muy sutilmente, pero parece una constante estructural que se filtra incansablemente en todos.

Retomo el valor del filme: el incesante, constante y perdurable valor de la obra freudiana, y posteriormente lacaniana, de los conceptos que llevan a orientarnos en descubrir la inexorable falta en la que estamos constituidos. Esto no es menor, porque a partir de all铆 se alinea la vida misma de todos aquellos que intentan develar un misterio interior que nos sostiene. Sus sustitutos: las diferentes modalidades de goce que compensan el vac铆o de vivir sin m谩s consuelo que una b煤squeda vana, de una completad imposible, pero que es salvada por esa ficci贸n tranquilizante del amor, y con ella, la mujer.

Por un momento el filme muestra la posibilidad de descubrir un misterio, siempre al borde de la muerte. Esto nos lleva al mito que debemos pagar muy caro, con la vida, descubrir un misterio tan elemental para la existencia de la humanidad.

Entonces鈥β縌ui茅nes son los nuevos alquimistas que buscan el perfume de ese misterio que se paga con la muerte? La ciencia. Nuestro verdadero flagelo contempor谩neo que nos acerca y nos aleja con misterios y descubrimientos nuevos que taponan el goce de la pregunta. Ese saber absoluto que b煤squeda para desalentarnos en una b煤squeda necesaria. Mientras tanto con el se帽uelo del saber nos seduce a los ingenuos, pero produce para el poder, y recogemos las migajas que pagamos muy caras.

Si hemos de trasladar con ojo cr铆tico y actualizado el mismo argumento de ese solo hombre de la antig眉edad (el film est谩 ambientado en 1777 aproximadamente) a nuestros tiempos, la traducci贸n de la b煤squeda queda intacta, el misterio femenino puede so帽arse que ha sido descubierto, al menos por un instante, se desvanece. Gracias que todo sigue tan igual como entonces, es necesario que no descansemos 鈥搉adie鈥 en pos de esa b煤squeda del misterio femenino que nos alienta a seguir en la utop铆a del descubrimiento. Mientras tanto, nos enamoramos cada d铆a, el amor sigue en pi茅. 隆Festejemos!

———————————

* Director del peri贸dico sicoanal铆tico El Otro.
jmendez@comnet.com.ar.

Art铆culo publicado originalmente en
www.psi-elotro.com.ar.

Addenda

La pel铆cula estrenada en 2006, El Perfume, historia de un asesino, basada en la novela El perfume, de Peter S眉skind, publicada hacia 1985, se film贸 en Alemania y Espa帽a.

Dirigi贸 Tom Tykwer. Sus int茅rpretes: Ben Whishaw, Dustin Hoffman, Jessica Schwarz, Alan Rickman. El gui贸n pertenece al realizador en conjunto con Andrew Birkin, guionista de El nombre de la rosa (1986), y Bernd Eichinger, autor del texto del filme Der Untergang (El hundimiento, 2004), con la colaboraci贸n del propio S眉skind.

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A帽adir comentario