Nov 6 2019
620 lecturas

Pol铆tica

Colombia: Botero, un ministro que quiere justificar los falsos positivos y el asesinato de ni帽os

La revelaci贸n de que siete ni帽os murieron en un bombardeo militar y que contin煤an las ejecuciones extrajudiciales vendidas como muertes en combate, deton贸 malestar tanto en los detractores como los defensores del ministro colombiano de Defensa Guillermo Botero, tras la moci贸n de censura presentada en su contra, que lo dej贸 con un pie fuera del gabinete.

Muy golpeado sali贸 el ministro Botero de su debate de moci贸n de censura. La oposici贸n, los liberales y Cambio Radical anunciaron que pedir谩n su salida del cargo. Al concluir el debate en el Senado, se qued贸 sentado por media hora, rodeado por la c煤pula militar, sus asesores, para luego recibir la arenga del muy contrariado expresidente y ahora senador 脕lvaro Uribe

Era la segunda moci贸n de censura que el ministro de Defensa afrontaba en los 14 meses desde que ocupa el cargo. El senador Roy Barreras, que hace dos semanas hab铆a puesto contra las cuerdas al ministro a quien calificara de haber fracasado al frente de la pol铆tica de seguridad, se destap贸 con dos informes de Medicina Legal que lo destrozaron.

Uno, del caso de Flower Trompeta, un l铆der campesino que apareci贸 muerto en el Cauca a quien las autoridades lo dieron como muerto en un combate contra disidencias de la guerrilla. Barreras se帽al贸 que se trat贸 de otro falso positivo, de otra ejecuci贸n extrajudicial 鈥渧endida como muerte en combate鈥. El dictamen de Medicina Legal demuestra que lo mataron 鈥渇usilado por la espalda con tiros de uno en uno鈥.

Pero el golpe mayor fue la revelaci贸n sobre un bombardeo contra las disidencias de las Farc, en el que fallecieron al menos siete menores de edad, presentados como 鈥渄elincuentes muertos en desarrollo de operaciones militares鈥. En su momento, el presidente Iv谩n Duque calific贸 de 芦impecable禄 y 芦meticulosa禄 la operaci贸n en la que murieron siete ni帽os

En medio de las reacciones adversas por el rearme de Iv谩n M谩rquez y otros jefes de las Farc, el 30 de agosto el presidente Iv谩n Duque y el ej茅rcito anunciaron un operativo exitoso en San Vicente del Cagu谩n: fue bombardeado un campamento de una disidencia de las Farc en el que muri贸 su jefe Rogelio Bol铆var C贸rdoba, alias Gildardo Cucho, junto a 14 de sus hombres.

鈥淢inistro, usted le escondi贸 a Colombia que ese d铆a de septiembre bombarde贸 siete ni帽os y quiz谩s son cuatro m谩s, porque las pruebas de Medicina Legal muestran que otros cuatro cuerpos llegaron tan despedazados, que solo pudieron identificar que ten铆an menos de 20 a帽os. Llegaron restos de cad谩veres que se calculan est谩n entre los 15 y 20 a帽os鈥, dijo Barreras.

El expresidente Uribe ratific贸 la validez del bombardeo en Caquet谩 en septiembre, que dej贸 como saldo siete menores muertos, advirtiendo que se desconoc铆a su presencia al momento de hacer el operativo. Eso s铆, dijo que 茅l s铆 hubiera comunicado los hechos. 鈥淪i hay unos ni帽os que est谩n en el campamento de un terrorista, 驴qu茅 supone uno? 驴Llegar铆an all谩 por su curiosidad a jugar f煤tbol o fueron reclutados por el terrorista?鈥, manifest贸.

Extra帽amente, en los 45 minutos que tuvo el ministro Botero para defenderse, nunca se refiri贸 al caso de Flower Trompeta ni al bombardeo en el que murieron los menores de edad. Fue el mismo Uribe que pidi贸 una moci贸n de orden para que Botero se pronunciara y entonces Botero reconoci贸 que el ministerio no ten铆a conocimiento de la presencia de ni帽os en dicho campamento, pero advirti贸 que el operativo se desarroll贸 bajo las reglas del Derecho Internacional Humanitario.

Para que el ministro sea destituido de su cargo se necesita la mayor铆a absoluta de la plenaria del Senado que se constituye con 55 votos (de 108). Se da por descontado que la oposici贸n votar谩 por la salida de Botero, a los que se debe sumar los votos del Partido Liberal y Cambio Radical.

El asesinato de Dimar Torres

El d铆a en que el ministro Guillermo Botero dijo a los medios de comunicaci贸n que el desmovilizado excombatiente de las FARC Dimar Torres hab铆a muerto en medio de una refriega, el subteniente John Javier Blanco Barrios se debat铆a entre contar la verdad o quedarse callado. Opt贸 por lo primero, y lo echaron del Ej茅rcito.

El 24 de abril, dos d铆as despu茅s de la muerte del desmovilizado de las Farc, Botero sostuvo que Dimar le hab铆a intentado arrebatar el fusil a Daniel Eduardo G贸mez Robledo, cabo segundo del Ej茅rcito. La Fiscal铆a desvirtu贸 esa primera versi贸n del ministro: a G贸mez Robledo le imput贸 el delito de homicidio en persona protegida, ya que entre 茅l y la v铆ctima no hubo refriega alguna. Se trat贸 de un asesinato a sangre fr铆a y en estado de indefensi贸n.

Seg煤n la revista Semana, la Fiscal铆a tiene en sus manos chats, testimonios y documentos que indicar铆an que detr谩s de la ejecuci贸n extrajudicial hubo un plan macabro liderado por el teniente coronel Jorge Armando P茅rez Am茅zquita, hoy en libertad.

鈥淎 ese 鈥榤an鈥 no hay que capturarlo, hay que matarlo porque no aguanta que se vaya de engorde a la c谩rcel鈥, escribi贸 el oficial en un grupo de WhatsApp, que G贸mez Robledo cre贸 con el nombre de 鈥淒imar Torfres鈥 para reportar los seguimientos. No ten铆an una orden judicial para ello.
El subteniente Blanco y varios soldados m谩s entregaron a la Fiscal铆a pantallazos de chats y contaron lo que sab铆an del plan para asesinar a Dimar. De ese modo, el coronel P茅rez y los soldados Alarc贸n, Buritic谩 y Casilimas quedaron en el radar como coautores del asesinato.

* Economista y docente universitario colombiano, analista asociado al Centro Latinoamericano de An谩lisis Estrat茅gico (CLAE, www.estrategia.la)

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A帽adir comentario