Jun 4 2016
1206 lecturas

Pol铆ticaSociedad

Colombia: el paro agrario, tres asesinados y la mano negra del negocio petrolero

Un para铆so en la tierra. Lugar para la vida digna de las comunidades. Territorio saqueado, negocio millonario de unos pocos. La historia de Ca帽o Lim贸n y sus reclamos populares, la toma ayer en la sede de Ecopetrol en Bogot谩, simbolizando las razones de un nuevo paro nacional en Colombia que cumple su quinto d铆a y que ya se cobr贸 tres muertos por la represi贸n policial.

En Ca帽o Lim贸n, Arauca, uno de los m谩s de cien puntos bloqueados en todo el territorio colombiano en el marco de la Minga Nacional, el paro agrario y campesino, las mujeres ind铆genas a煤n recuerdan c贸mo era la Laguna de Lip谩, hoy borrada del mapa. El pueblo U鈥檞a sufri贸 all铆 su segunda invasi贸n con la llegada de la Occidental Petroleum (Oxy).

Cuenta la historia que Colombia importaba petr贸leo hasta que encontraron; bajo las tierras f茅rtiles y ricas en yuca, pl谩tano y cacao, apreci贸 el oro negro. Con el hallazgo de petr贸leo en Ca帽o Lim贸n, el pa铆s pas贸 a ser exportador de crudo. M谩s de 30 a帽os de explotaci贸n petrolera muestran una zona militarizada y devastada. La zona productiva campesina se convirti贸 en territorio de prostituci贸n, vandalismo y sicariato. Y, sobre todo, de pobreza.

All铆 donde hab铆a un reservorio de flora y fauna, hoy s贸lo quedan pozos petroleros, c谩maras y militares fuertemente armados. En parte por las voladuras de los pozos, en parte porque las comunidades han intentado recuperar sus tierras. Para atravesar Ca帽o lim贸n hay que pasar varios controles donde las fuerzas de seguridad preguntan ad贸nde vas, de d贸nde ven铆s y por qu茅 pasas por all铆. All铆 es donde el territorio no tiene soberan铆a colombiana sino estadounidense y donde las fuerzas armadas responden directo a los empresarios petroleros. Los estudios indican que a mayor infraestructura petrolera, se incrementa el 铆ndice de violaci贸n de los derechos humanos.

鈥淓st谩n reventando los esteros鈥

Orlando Viveros ya colg贸 su chinchorro en la ruta. Desde la hamaca, que ser谩 lugar de descanso mientras dure el paro, uno de los referentes de la comunidad afro de Arauca detalla el da帽o que gener贸 la explotaci贸n petrolera en la zona. 鈥淎c谩 no hab铆a camino, era una ci茅naga, s贸lo tierra, 谩rboles y las comunidades campesinas asentadas. Cuando encontraron petr贸leo empez贸 el desplazamiento de nuestra gente. El Estado puso todo a favor de las compa帽铆as norteamericanas. Nos quedamos sin tierra, sin laguna, contaminaron el agua y reventaron los esteros. En este punto de concentraci贸n de la Minga Nacional queremos dejar claro: no queremos sembrar petr贸leo, queremos sembrar vida鈥.col paro-agrario

La historia de la Oxy es la historia del saqueo de los pueblos. Corr铆a el a帽o 1984 cuando los t茅cnicos de la compa帽铆a iniciaron la exploraci贸n en la zona. En los a帽os siguientes, con un decreto de reserva petrolera que establec铆a que no pod铆a haber poblaci贸n civil a cinco kil贸metros a la redonda, empezaron a apropiarse de la zona. El objetivo era comprar, a precios irrisorios, las tierras de las familias que viv铆an all铆. Por las buenas o las malas, prendiendo fuego a las casas, quemando los cultivos o mediante dinero, fueron apropi谩ndose de todo el territorio.

El segundo yacimiento petrolero m谩s grande del pa铆s se transform贸 en un monstruo. El oleoducto que atraves贸 las fincas campesinas y los esteros cruza los departamentos de Arauca, Norte de Santander, Cesar, Magdalena, Bol铆var y Sucre hasta llegar al puerto de Cove帽as. Millones de barriles de crudo, millones de d贸lares y una multiplicaci贸n de la pobreza para la poblaci贸n araucana.

Ante esa mina de oro, la empresa y el Estado buscaron, a pesar de las advertencias de los estudios de impacto ambiental, avanzar incluso en el Santuario de Flora y fauna. Devorio de m谩s de 20 hect谩reas y del chig眉iro (animal de la zona), s贸lo queda una imagen en un cartel.

鈥淓l Estado y las empresas trasnacionales tienen una deuda ambiental con Arauca. El primer problema fue que el crudo sal铆a a 92 grados. Para producir un barril de petr贸leo se necesitan 98 barriles de agua, es decir que para los 54 mil barriles de crudo que sacamos diarios necesitamos 2 millones 800 mil barriles de agua. Hoy podemos decir que se est谩n secando los cauces de los r铆os de toda la regi贸n鈥, afirm贸 Oscar Garc铆a, dirigente hist贸rico del Sindicato Petrolero (USO).

La contaminaci贸n fue empeorando con el correr de los a帽os. 鈥淧ara el proceso de refinamiento del crudo se inyectan 3 qu铆micos, para romper la emulsi贸n, luego los inhibidores de corrosi贸n y las clarificados. Despu茅s de ese proceso el agua vuelve a la sabana. Totalmente contaminada. Eso ha generado, entre otras cosas, que los residuos maten los esteros, no haya m谩s pesca en la zona y deje sin actividad a miles de familias鈥, detall贸.

El acuerdo entre la empresa parcialmente nacional Ecopetrol y Oxy fue mejorando en favor de esta 煤ltima. El 1 de enero de 2009 terminaba el contrato y Ca帽o Lim贸n deb铆a volver a manos del Estado. Era una fecha esperada para la poblaci贸n araucana que, finalmente, ten铆a la expectativa de que la explotaci贸n le otorgara beneficios a la gente del lugar.聽 Pero en ese momento se generaban m谩s de 100 mil barriles diarios y el entonces presidente 脕lvaro Uribe decidi贸 entregar los pozos hasta que finalice su rentabilidad a la empresa Oxy. Poco antes 60 marines hab铆an viajado a entrenar militares colombianos y vigilar el oleoducto. No se descarta que haya habido una ayuda de 98 millones de d贸lares por parte de Estados Unidos para proteger los intereses de la Oxy.

Hoy hay cuatrocientos pozos de perforaci贸n en Ca帽o Lim贸n, al que se suman las zonas de Caricare, Banad铆as (donde hay otro punto de la Minga Nacional) y Puerto Gait谩n. Dicen los lugare帽os que paga m谩s impuestos un campesino que la empresa norteamericana. Y que el saqueo nunca volvi贸 ni siquiera como inversi贸n social.

鈥淪omos un pueblo que ha sido olvidado y al que le han mentido en la historia de Colombia. Pedimos respeto por la autonom铆a de territorios para la comunidad afro. A la poblaci贸n negra nos gustar铆a conocer la paz, aun no la conocemos. Mientras en Colombia no se cambie el modelo econ贸mico, no va a cambiar nada鈥, afirm贸 Orlando Viveros.

Los caminos para llegar a Ca帽o Lim贸n siguen da帽ados. Despu茅s de 30 a帽os de saqueo, la Minga Nacional expresa que no hay paz posible con deuda hist贸rica, econ贸mica, social, ambiental y humanitaria con el pueblo araucano y el pueblo colombiano todo.

*Integrante de la Articulaci贸n Continental de Movimientos Sociales hacia el ALBA.

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A帽adir comentario