Nov 18 2007
305 lecturas

Política

Comunicado público. – LA IMPLACABLE PERSECUSIÓN

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

1.- En la madrugada del día viernes 9 de noviembre, las autoridades tradicionales mapuches, machi Pascual Catrilaf Curiche, el zugumachife, Patricio Catrilaf Curiche, el tayilfe Jesús Curiche, el Lonko Miguel Curiche, el guillatufe Moisés Curiche, y el yankán Martín Damián Curiche Curiqueo, todos pertenecientes al territorio de Ragintuleufú, comuna de Nueva Imperial fueron violentamente allanados en sus domicilios y posteriormente traslados en calidad de detenidos por efectivos policiales pertenecientes a la 4ª Comisaria de Nueva Imperial en la novena Región.

Las autoridades tradicionales no fueron respetadas ni en sus derechos civiles como tampoco en sus roles tradicionales que demanda un trato distinto en la cultura mapuche.

El accionar extremadamente violento que aplicó carabineros al momento de allanar los hogares, fue absolutamente desproporcionado a los hechos, no respetando en absoluto la religión mapuche en tanto efectivos de carabineros arrasó y destruyó sus instrumentos espirituales tales como kultrún, cuchillos, weske, Rewe y todo lo competente a la actividad religiosa de las autoridades ancestrales mapuches.

2.- Posteriormente, para efectos de informarse sobre la situación, se presentaron en la 4ª Comisaria de Nueva Imperial, el Machi Fidel Lautaro Tranamil Nahuel de la comunidad José Jineo Ñanco, de Rofue, comuna de Padre las Casas y el Lonko Diego Saldivia Manquilef del sector Zullinco, comuna de Freire, quienes, informados por los familiares de los detenidos de la situación, se aprestaron a apoyar a sus hermanos mapuches.

Sin embargo, al momento de presentarse a la policía como autoridades mapuche, carabineros procedió a detenerlos e ingresarlos al interior del recinto policial, para luego golpearlos violentamente, ejerciendo torturas y maltratos físicos mientras los insultaban en forma racista señalando que “para nosotros la religión y cosmovisión mapuche no vale ni sirve para nada”. Todos los mapuches son unos delincuentes:”todos ustedes deben ser eliminados”.

3.- Luego de cuatro horas de privación de la libertad y de maltratos físicos y psicológicos, el machi Lautaro Fidel Tranamil y el Lonko Diego Saldivia Manquilef, fueron dejados en libertad por no existir acusaciones formales en su contra.

Para efectos de dejar constancia de las lesiones y heridas provocadas, las autoridades mapuche se dirigieron al hospital Intercultural de Nueva Imperial, en donde el personal médico constató el daño provocado por la brutal golpiza que recibieron de parte de los efectivos policiales de Nueva Imperial.

4.- Durante la tarde del día viernes 9, las autoridades mapuche fueron trasladados a la cárcel pública de Nueva Imperial permaneciendo recluidos por cargos de robo con violencia que existirían en su contra.

Dichos cargos han sido presentados por personas, quienes amparados en la persecución y represión que efectúa el estado chileno a través de sus aparatos policiales, buscan descalificar y criminalizar el trascendental rol que ejercen las autoridades y personalidades tradicionales mapuche, en el actual contexto de ejercicio y demanda de sus derechos religiosos, culturales, sociales y políticos.

5.- Cabe señalar que el machi Pascual Catrilaf, quien permanece recluido en la cárcel pública de Nueva Imperial, en su calidad de autoridad religiosa dependiente de las fuerzas naturales que le otorga su espacio sagrado que es el Rewe, no debe permanecer fuera de su comunidad ni estar alejado de su Rewe.

Las personas que han propiciado esta demanda, además de lucrarse económicamente con la accion, buscan provocar una situación, que, de no remediarse con la libertad inmediata del machi podría tener consecuencias irreparables.

Frente a los hechos anteriormente mencionados, queremos denunciar que esta acción violentista efectuada por organismos policiales del estado chileno y propiciadas por personas afines al gobierno de la concertación, no están aisladas de la constante represión e injusticia que implementa el actual sistema estatal chileno, cuyo objetivo central es reprimir y exterminar a todo un pueblo junto a su religión y cultura actuando con una violencia, racismo y prepotencia desmedida, buscando generar el temor y miedo en nuestro pueblo, al igual que lo hicieran en los tiempos de la dictadura.

6.- Denunciamos y rechazamos los abusos cometidos en contra del Machi Fidel Lautaro Tranamil de Rofue, comuna de Padre las Casas y del lonko Diego Saldivia Manquilef, quienes sufrieron vejaciones y maltratos no solo físicos y sicológicos sino que también atentaron contra su rol de autoridad religiosa, lo cual constituye una grave violación a la normativa religiosa y cultural mapuche.

7.- Exigimos que se depongan estos actos de montaje y persecución política y religiosa al machi Pascual Catrilaf Curiche, el zugumachife, Patricio Catrilaf Curiche, el tayilfe Jesús Curiche, el Lonko Miguel Curiche, el guillatufe Moisés Curiche, y el yankán Martín Damián Curiche Curiqueo y que sean dejados en libertad inmediata por no existir ninguna prueba concreta en su contra.

Hacemos un llamado al pueblo mapuche para que no se deje amedrentar por estas acciones represivas que se están implementando en contra de nuestro pueblo y llamamos a la sociedad chilena a expresar su solidaridad y apoyo a un pueblo y una cultura que está viviendo no tan solo la usurpación de sus territorios en manos de intereses económicos privilegiados sino que también está sufriendo la persecución ideológica hacia su religión y cultura desde las instituciones represivas chilenas.

Firman:

Familia Catrilaf Curiche, Territorio Ragiñtuleufu;
Lautaro Fidel Tranamil Nahuel, Machi territorio Rofue;
Lonko Diego Saldivia Manquilef, Territorio Zullinko.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario