Dic 3 2004
1829 lecturas

Opinión

Consumismo cultural o la cultura del consumo

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Sorprendente resulta, por decir lo menos, que el se√Īor ministro de Cultura, Jos√© Weinstein, aparezca diciendo al pa√≠s que la cultura se consume y que se est√°n haciendo encuestas para medir su consumo, con el fin de crear mejores pol√≠ticas culturales. ( El Mercurio, Artes y letras, 28 nov. 04).

Con este lenguaje e iniciativas para medir ¬ęel gasto de consumo cultural¬Ľ entramos de lleno en la l√≥gica del mercado, donde todo se consume, incluso las intangibles e intransables expresiones del esp√≠ritu. Con este predicado ma√Īana para ser artistas los chilenos deberemos fijarnos en la demanda del mercado.

Y todo esto se presenta como un gran logro. Incluso hay quienes lo aplauden. Se dice que la intenci√≥n de estas encuestas es la de estimular el ¬ęconsumo de cultura¬Ľ.
¬Ņ A d√≥nde nos lleva esto se√Īor ministro? ¬ŅSe da cuenta de lo que dice y postula con sus palabras?

¬ŅEso es la cultura para usted?

Nadie se opone a que se incentive la creaci√≥n y difusi√≥n de la Cultura. Y es cierto que hace falta pero, ¬Ņ a qu√© precio? Hubiese preferido que usted hablara de los h√°bitos culturales o de las preferencias culturales de los chilenos. Ese ser√≠a mejor lenguaje para un ministro de la Cultura. Lo otro da temor. Desconcierta.

Porque parece incre√≠ble que usted quiera convertirnos en meros ¬ęconsumidores culturales¬Ľ.

Mire que el hecho de consumir significa por sí solo gastar, destruir. Y la cultura debiera quedar atesorada en cada uno, convertirse en un bien permanente y permitir a los chilenos crecer como personas. Todo lo contrario del consumo, que es por esencia efímero, pasajero.

Con este tipo de lenguaje y predicado el Consejo de la Cultura y su ministro corren el riesgo de reprobar en la consecución de esta tarea de difusión y motivación cultural y debieran recapacitar profundamente sobre sus fines y destino.

Esto es una prueba de que la cultura en Chile vive en el más profundo desamparo y desintegración, en éste, nuestro nuevo país progresista. ¡Perdón! debí decir: consumista.

——————–
* En:www.escritores.cl/base.php?f1=varios/editorial/edito_dic04.htm

 

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A√Īadir comentario