Abr 26 2007
651 lecturas

Economía

Costa Rica, la ciudadanía – TOMA AL TORO POR LAS ASTAS

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

En entrevista con Informa-tico.com el ex diputado y ex candidato presidencial liberacionista explica por qué lo dice, y por qué considera insoslayable la consulta de constitucionalidad del tratado antes del referendo.

–¿Cómo se están desarrollando los acontecimientos después de la conmoción que ustedes causaron en el país al lograr que el TSE les autorizara la recolección de firmas para convocar a un referéndum sobre el TLC?

–Veo extraordinariamente positiva la situación. La ley del referendo es toda una revolución, una cosa es la democracia costarricense antes del referendo y otra cosa es después, cuando el pueblo se de cuenta de que el poder volvió a él, y que ya no necesita de representantes ni intermediarios para marcar los nortes en el desarrollo de este país.

Con la autorización que dio el TSE la clase política se llevó un mentís como nunca en la vida lo ha tenido, de tal forma que apenas se están reponiendo de este impacto.

–Pero Oscar Arias le pone al mal tiempo buena cara convocando él mismo un referendo, pese a que hasta ahora sostenía que el TLC debía votarse exclusivamente en la Asamblea Legislativa…

–Lo primero que veo es un esfuerzo sobrehumano por parte del señor presidente de la República por hacer fracasar el referendo. ¿Por qué fracasar? Pues porque si usted ve que el referendo es convocado al día siguiente de que el tribunal nos autoriza a nosotros, es muy clara la idea del señor presidente de hacerlo fracasar.

Primero, porque esa convocatoria del Poder Ejecutivo produce confusión. La gente que no conoce los detalles de la ley dice: cómo es eso. Por un lado el tribunal autoriza el referendo ciudadano y por otro lado aparece el Ejecutivo, y ahora ya no nos van a permitir la recolección de firmas, ¿qué es lo que está pasando?

Entonces él pretende con eso hacer que la gente se confunda y no llegue a votar en la proporción de ley.

Dice la ley del referendo que si no se alcanzan los porcentajes de participación, quien le da la votación definitiva (al proyecto) es la Asamblea Legislativa, o sea, el presidente no quiere de ninguna manera que el TLC se vaya de la Asamblea Legislativa, por eso es que hemos dicho que esa convocatoria está hecha con fraude de ley.

Número dos, hemos dicho que en el supuesto caso que se presente la convocatoria del Ejecutivo. que el tribunal no acuse el recibo de esa ley o que la acuse pero que ordene la acumulación. Acumular es unir. Pero la ley también señala que primero en tiempo primero en derecho, entonces nosotros estamos primero. De tal forma que tras el acto que nos autoriza el tribunal, que es la recolecta de firmas, tendría que esperar el referendo ejecutivo en el supuesto caso que se convocara.

Tendría que esperar a que nosotros terminemos la recolecta de firmas, unirlos, y entonces ahora sí decirle al pueblo tal día y a tal hora hay votaciones.

Creo que a los grupos extremos no les ha quedado más camino que aceptar el referendo como la solución, pero con una advertencia muy clara: el Ejecutivo tratará de hacer un referendo a su medida. Eso es humano y es normal. El problema es que las autoridades encargadas del trámite lo complazcan y nosotros nos quedemos callados con los vicios que hemos visto.

Por eso denunciamos los devaneos del señor presidente de tratar de solicitarle a la iglesia que en la celebración del Día de la Virgen de Los Ángeles, el dos de Agosto en Cartago, le diga a la gente que vote favorable al TLC.

Por eso estamos denunciando al tribunal que esa convocatoria se está haciendo con fraude de ley, porque nos parece que debemos estar advertidos.

–¿Confía plenamente en la derrota del TLC con el referendo?

–Creo que hecha la convocatoria por parte del tribunal, con la organización que nosotros tenemos, donde van a estar los educadores, maestros y profesores, donde va a estar evidentemente (la organización campesina) Upanacional y donde van a estar todos los sectores sociales –porque por primera vez en la historia los sectores sociales se unieron todos a una, se unieron al referendo ciudadano– la derrota que va a tener el Ejecutivo con el TLC también va a hacer historia.

–En los últimos días usted ha entregado varios escritos al TSE. ¿Qué es lo que está pidiendo?

–En el escrito que entregamos últimamente, porque han sido varios, le estamos diciendo al TSE, con copia al presidente de la Asamblea Legislativa, que la ley del referendo es muy clara en el articulo 12, el cual dice que las solicitudes de referendo, tanto legislativo como ejecutivo, deben ser hechas en sesiones ordinarias, y ellos (el gobierno) lo están haciendo en sesiones extraordinarias.

Eso quiere decir que no pueden discutirlo, de acuerdo con la ley, la semana entrante (esta semana para los lectores). La otra semana ya estamos en el 1 de mayo. Ese día el señor presidente de la República tiene que dar su mensaje y las sesiones siguientes tienen que ser de análisis del discurso presidencial, es un asunto reglamentario. Entonces legalmente la solicitud tiene que estar entrando en la segunda semana de mayo.

Por eso le estamos diciendo: tengan cuidado, porque si eso lo convocan a lo aprueban en fecha distinta, en sesiones extraordinarias, eso es nulo.

Le dijimos además que en La Gaceta que publicó la ley del referendo hay un error que no fue corregido. El proyecto de ley tiene que estar en la corriente legislativa -dice la ley del referendo- pero en la publicación de La Gaceta dice en la «comente» legislativa. Evidentemente es corriente, y la ley dice que es corriente, pero el artículo 7 del Código Civil dice que las leyes entran en vigencia en el plazo que diga el proyecto de ley, o en su defecto diez días después de su correcta, repito, correcta publicación, y hasta donde yo tengo entendido comente no es un término que está en nuestra lengua.

Ahora, revisamos y no hay fe de erratas ni en esa Gaceta ni en las posteriores, eso quiere decir que tiene que ser publicado de nuevo correctamente.

–Usted ha alegado también que antes de convocarse al referendo se debe consultar a la Sala IV si el TLC es o no inconstitucional.

–Sí, dijimos que no puede soslayarse el pronunciamiento de constitucionalidad. Mire, cuando nosotros hicimos la ley de la jurisdicción constitucional (como diputado Corrales fue proponente del proyecto), Luis Fishman y yo somos autores de una moción por medio de la cual debía preguntarse obligatoriamente al tribunal, y lo que el tribunal dijera en materia de violaciones constitucionales es obligatorio para la Asamblea Legislativa. Es decir, la Asamblea tiene que corregir si es que tiene violaciones constitucionales un texto de ley de convenio o tratado internacional aprobado en primer debate.

Eso se hizo en primer lugar por una economía procesal parlamentaria. Nosotros veníamos en esa legislatura de conocer lo que en aquel tiempo se dio por llamar el convenio atunero, que precisamente en esos devaneos que le dan al presidente de la República (en su anterior administración) quería regalar a las transnacionales todo el atún que nosotros en Costa Rica tenemos en el Océano Pacífico.

Y principalmente el debate se centró sobre la constitucionalidad del texto, porque decía que un organismo internacional iba a tener atribuciones que le competían al poder judicial, es decir una transferencia de competencias, y eso requería 38 votos, pero algunos decían que no, que no era cierto, que eso requería simple mayoría.

Siempre reclamamos que hubiera un ente especializado que pudiera guiar a la Asamblea Legislativa en esas materias técnicas, porque los diputados no son técnicos, los diputados son políticos, eso es otra cosa. Entonces se nos ocurrió que el ente especializado era la sala constitucional, a la que se le consulta.

La segunda razón es que en estos temas que son de relevancia internacional, es decir, Costa Rica en el mundo, una cosa es la ley del referendo, que nos afecta a los costarricenses nada más, pero otra cosa es un tratado internacional, es Costa Rica en el mundo, nos afecta con respecto otros países. Deberíamos tener muchísimo cuidado y ser analizado con mucho detenimiento que no hubiera violaciones a la constitución, entonces se autorizó la consulta.

Por ello es que no es de recibo que digan quienes no quieren la consulta, que no está autorizada en la ley de la jurisdicción constitucional. Es que los jueces no pueden alegar laguna de la ley para no aplicarla. Y lo que están diciendo es que hay una laguna. Evidentemente hay una laguna, pues el referendo se aprobó hace poco y la ley de la jurisdicción constitucional se aprueba en el 90.

Entonces los jueces tienen que llenar esa laguna y esa laguna se llena haciendo la consulta de constitucionalidad. Sería sumamente grave que 57 diputados con poder delegado tengan la facultad de consultar y dos millones trescientos y tanto miles de electores, que son los dueños de la soberanía, como es el pueblo en las democracias, no tengan derecho a que sean ilustrados con el pronunciamiento técnico de la Sala Constitucional. Caeríamos en el contrasentido de presentar un proyecto de ley para votar en el referendo siendo inconstitucional.

–¿También solicitan la suspensión del trámite de la agenda complementaria del TLC?

–Le dijimos al TSE también que debería de aclarar –porque lo habíamos solicitado en la petitoria inicial y no dijeron nada– por qué razón no se pronunció con respecto a la suspensión de la votación de la agenda complementaria del TLC.

¿Por qué? Porque como la palabra lo dice, ésta es un complemento de algo principal, es la cara y la cruz de una moneda, el as y el envés de la hoja. Por Dios, si me están diciendo que no debe votarse el tratado de libre comercio, y siendo la agenda complementaria complemento del TLC, lo lógico es que el tribunal hubiera dicho también suspéndase la votación de la agenda complementaria. Esos fueron los extremos que nosotros le pedimos al tribunal que se nos aclare.

–¿Por qué es importante que se mantenga el referendo por iniciativa ciudadana y no por convocatoria del Ejecutivo?

–La idea es que todo Costa Rica participe, en todos los procesos, incluso en la recolección de las firmas que es de lo más hermoso, porque es un pueblo diciéndole al poder: nosotros, pueblo, queremos votar eso, no ustedes, y queremos convocar a referendo, que sea todo un pueblo en todos los lugares de nuestro país, de frontera a frontera y de mar a mar, el que tenga la posibilidad de firmar. Si no quiere firmar pues no firma, pero que tenga la posibilidad.

——————————————-

* www.informa-tico.com.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    Añadir comentario