Nov 24 2004
494 lecturas

Opinión

Costa Rica: la cumbre borrosa y perdida

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

El término es deslucida. La XIV Cumbre Iberoamericana realizada en Costa Rica el fin de semana pasado será recordada por tres hechos: la acotada “rebeldía” contra EEUU de Ecuador y el país anfitrión por un asunto de bananas -tamaños, tasas y gravámenes- ; la presencia del presidente argentino, Néstor Kirchner -se afirma que a petición expresa del rey de España para “limar” las futuras conversaciones entre los gobiernos español y argentino (el peso de la petrolera REPSOL y de Telefónica, entre otras empresas)- y el terremoto que estremeció a San José.

El terremoto fue de los respetables, y más respetables sus casi tres decenas de réplicas, algunas realmente impresionantes: algo para que los delegados cuenten en casa.

Convocada coincidente con el cierre de las deliberaciones del Foro de Corporación Económica Asia-Pacífico (FCEAP, APEC sus siglas en inglés) que se realiza en Santiago de Chile, la reunión -que reúne a representantes de 21 países, incluidos España y Portugal- fue convocada bajo la consigna Educar para Progresar.

Según el enviado de Prensa Latina a San José, el periodista Luis Enrique González, ha sido notoria la falta de “compromiso” de los dignatarios asistentes. “El vicepresidente cubano Carlos Lage consideró que el punto principal de la Cumbre, el de la educación, carece de la profundidad necesaria y las causas de la grave situación tampoco recibieron la seriedad requerida”.

Como -lamentablemente- suele ocurrir en estos encuentros, formal y diplomáticamente consensuados, no es mostrar la realidad el principal interés, sino procurar una imagen de preocupación e “intenso trabajo” por parte de los gobernantes.

En América Latina el analfabetismo afecta a un mínimo de 45 millones de habitantes, número que supera con creces los 110 millones si se consideran los analfabetos por desuso y semialfabetos, sin embargo ellos están ausentes de la Declaración final de una cumbre llamada, precisamente, a tratar temas de educación.

No todo está perdido; uno de los pronunciamientos es de rechazo al bloqueo de Cuba por parte de EEUU -la Ley Helms-Burton-. Otro, la voluntad expresada para contribuir a la normalización de Haití, convertido en la práctica en un protectorado franco-estadounidense con participación de algunos Estados latinoamericanos, como la Argentina, Brasil y Chile. Naturalmente el terrorismo -puesto en las agendas políticas del mundo por A y refrendado en especial por los atentados en Madrid- ocupó parte del tiempo de las deliberaciones.

Entre los asuntos a formalizar en 2005 sobresale la puesta en marcha de una Secretaria General Iberoamericana, que intentarán concretar los ministros de RREE del área.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario