Oct 10 2007
564 lecturas

Política

Costa Rica: nada se ha perdido. – EL TRAUMA DEL REFERENDO

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Son muchas y muchos compa√Īeros quienes arrastran una seria depresi√≥n luego de conocer los resultados preliminares del referendo del pasado siete de octubre (2007). Pareciera que hay una especie de trauma en la inmensa cantidad de personas que participaron activamente en ese in√©dito y muy costarricense Movimiento Patri√≥tico.

El trauma se podr√≠a resumir en una sola palabra: impotencia. Porque casi todas y todos sabemos que hubo un fraude pol√≠tico apoyado por la dictadura medi√°tica y por el aparato estatal con toda su maquinaria bipartidista y empresarial. Pero, sabedores de ello, no atinamos a√ļn a respondernos d√≥nde estuvo realmente el fraude, aunque haya demasiadas evidencias. Para decirlo de otra manera, era un fraude anunciado pero nunca lo pudimos detener.

Y lo peor, ahora no podemos probarlo en términos de evidencias electorales, aunque las hubo a granel.

(Ya desde la convocatoria el proceso estaba viciado de nulidad pues se hizo por decreto anulando la iniciativa ciudadana y colocando la pregunta de si estábamos de acuerdo o no con el dictamen de mayoría de la fracción legislativa del partido Libración Nacional, bueno, lo que queda de él.
Esto para no hablar del memorando de la infamia; del psicoterror laboral aplicado en zonas francas, en maquilas y empresas fruteras y de plantas ornamentales, entre otras; de la violación a la tregua electoral por la prensa empresarial y transnacional; de las llamadas amenazando a ancianos pensionados con la pérdida de su pensión; de la inadmisible intromisión del gobierno norteamericano; además de muchas otras violaciones al código electoral y a la ética política).

foto
De todas maneras, si lo hacemos, o tratamos de hacerlo, se nos viene encima nuevamente la maquinaria y la ¬ęopini√≥n p√ļblica¬Ľ, aduciendo que no tenemos derecho al reclamo porque sencillamente somos perdedores y el proceso ya finaliz√≥. Hoy, de nuevo, somos hermaniticos, o como dice un ingenuo, o mal intencionado, por all√≠, ¬ęgan√≥ Costa Rica¬Ľ, como si habl√°semos de f√ļtbol y no del futuro de esta √≠nsula globalitaria.

(Por cierto, y siguiendo la analog√≠a o met√°fora futbol√≠stica: a pesar de jugar en cancha ajena ‚Äďla de ellos‚Äď se logr√≥ un empate, porque es evidente que el breve margen del gane se debe a los fallos del √°rbitro a favor del S√≠, a la ¬ęimparcialidad¬Ľ de la prensa, a la invasi√≥n de la cancha de su barra brava y al apoyo descarado de la FIFA. Imaginemos c√≥mo ser√° el ¬ęmatch¬Ľ cuando ellos vengan a jugar a nuestra cancha sin el apoyo de su prensa empresarial, de su barra, de sus √°rbitros y de la corrupci√≥n de la FIFA).

He allí la impotencia. Nos sabemos burlados y aplastados por un sistema corrupto que ha envilecido la práctica política porque se ha alineado con el poder transnacional y con el mercado neoliberal sin reparar en sus retorcidos métodos y tenebrosas acciones. Burlados por una maquinaria mercenaria muy bien aceitada que, una vez cumplida su tarea, se retira a sus cuarteles hasta la próxima contienda.

Pero lo terrible de todo: nos sabemos burlados porque hicimos las cosas bien, porque respetamos el código electoral, porque confiamos en la imparcialidad de los tribunales y del gobierno, porque nos dejamos llevar por la alegría manifiesta en cada marcha y en cada acción del movimiento social y de la amplia alianza política que se construyó. Es decir, estamos cargados de impotencia porque desarrollamos una lucha leal y patriótica, firme pero legal, fuerte pero respetuosa, militante pero siempre con profunda tolerancia ante el adversario y con las premisas de la solidaridad, la fraternidad y la utopía. Todo lo contrario de la propuesta del Sí.

He all√≠ lo que nos produce el trauma: saber que las ¬ęarmas del bien¬Ľ no pudieron contra lo maquiav√©lico y desfachatado de un r√©gimen desp√≥tico con careta democr√°tica. Que fuimos objeto de las m√°s grandes vilezas de las que tengamos memoria en la vida pol√≠tica moderna de nuestro pa√≠s. Esa sensaci√≥n de saber que tenemos la raz√≥n pero no as√≠ la eficacia para concretarla porque el poder es precisamente lo contrario: la irracionalidad, la fuerza, la mezquindad, el soborno, el golpe en la oscuridad. Ese leve desasosiego porque la lucidez y la creatividad no han podido contra la infamia.

Resta poner a prueba nuestra tolerancia ante el fracaso. A√ļn a sabiendas de que esto no ha sido un fracaso. Todo lo contrario: ha sido un avance inusitado en la conciencia pol√≠tica del costarricense que pudo comprobar los niveles de intransigencia y autoritarismo que alcanzan los grupos poderosos al defender sus intereses, y en la construcci√≥n de una alternativa social y pol√≠tica ante la entente neoliberal. El proceso nos permiti√≥ observar en toda su crudeza, la acci√≥n concertada de los partidos de derecha (el poquito de PLN de los hermanos Arias, la Unidad de unos cuantos angurrientos, el Movimiento Libertario prepotente y las turecas parlamentarias).

Ese nivel de tolerancia nos debe permitir comprender que hoy Costa Rica es otra. Que, como bien lo dijera el colega Alfonso Chase, el TLC ha sido el mejor despertador que hemos tenido en los √ļltimos cien a√Īos. En otras palabras, que toda la energ√≠a y el vigor desplegados no han sido en vano.

Una nueva Costa Rica est√° naciendo. El parto ser√° doloroso, pero cada vez nos acercamos m√°s una patria donde la soberan√≠a, la equidad, el desarrollo hol√≠stico y la fraternidad no ser√°n un sue√Īo. Porque el mundo tambi√©n est√° cambiando. Lo que nos toca es recuperar fuerzas, analizar bien lo sucedido y trazar nuevos rumbos para la consecuci√≥n de los grandes objetivos, que, sab√≠amos, no terminaban con el referendo.

El trauma será superado con la capacidad de trabajo e inteligencia que podamos exhibir en adelante. Por ahora lo fundamental es hacer esfuerzos para mantenernos unidos y para sostener y desarrollar los niveles de conciencia y organización social y política que hemos alcanzado. Debemos superar el trauma con reflexión, acción y conciencia. No hay duda, lo mejor de nuestro pueblo posee la convicción y la entereza para ello.

—————————

foto

*Escritor.

cazadelpoeta@yahoo.com.

Addenda

ORGANIZACIONES SOCIALES DENUNCIAN FRAUDE POR TLC

Equipo Comunic√°ndonos*

foto

Diversas organizaciones sociales de base, a lo largo y ancho de todo el país, han denunciado la comisión sistemática de irregularidades durante el proceso de votación que culminó con un conteo de votos favorable al SI, el domingo siete de octubre, durante el referéndum convocado para que la población costarricense definiera sobre la ratificación o rechazo del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos.

Todo tipo de irregularidades

Entre las denuncias que se han presentado se cuentan pagos por votos a favor del Si; intimidación de fiscales y simpatizantes del Si para que los votantes emitieran su voto a favor del TLC; distribución ilegal de propaganda en los centros de votación; manipulación de cédulas de votantes por parte de fiscales, guías y simpatizantes del Si; presión en la puerta de las mesas electorales para que se votara por el Si; intentos de cambiar el numero de votos del No por los del Si en mesas en donde el NO obtuvo mayoría, entre muchas otras.

Además se han denunciado agresiones verbales de simpatizantes del Si a los votantes del No en las mesas de votación (diversos lugares), prohibición de la entrada al centro de votación a guías del NO (Palmares, Alajuela) pago de 30 mil colones (unos 60 dólares) para que la gente vote por el Si (Turrialba y Corredores), amenazas a trabajadoras para que no llegaran a trabajar si ganaba el NO (empresas de exportación de flores en Poasito de Alajuela) y cierre prematuro de juntas de votación (Tejar del Guarco).

En la escuela Los Pinos en Alajuelita, al sur de la capital, fiscales del TSE (Tribunal supremo electoral) procedieron a sacar con polic√≠a a la √ļnica representarte del NO en una mesa, despu√©s de que pidiera que se llevara el correcto proceso al momento de realizar el cierre.

También se denunció la no tramitación, por parte del TSE, de 62 credenciales para fiscales del NO en Cariari de Pococí, Limón (provincia en la que gano el SI), mientras que en Palmares de Alajuela se denunció el cierre 5 minutos después de la hora establecida oficialmente, para permitir la votación de dos fiscales del Si.

Adicionalmente, se denunció la presencia de guardias de seguridad armados en las inmediaciones de los centros de votación, uniformados con signos del Si, que intimidaron a los votantes en general, y del NO en particular, en diferentes partes del Valle Central del país, especialmente en Cartago (provincia ganada por el Si). Un caso especial se denunció en Guápiles (en la Zona Atlántica, Limón), donde el alcalde
ingres√≥, en compa√Ī√≠a de partidarios del SI, al puesto de gu√≠as del NO, golpeando a las personas all√≠ presentes y donando una computadora.

Negligencia de delegados del TSE

La mayor√≠a de las denuncias se√Īaladas fueron debidamente presentadas ante el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE). Sin embargo, en todos los casos denunciados se menciona como una constante la completa negligencia de los delegados y delegadas del TSE, quienes, lejos de actuar para prevenir o evitar las anomal√≠as, se prestaron para que se continuaran repitiendo.

Mas all√° de las denuncias correspondientes a la jornada de votaciones del 7 de octubre, diferentes representantes del movimiento del NO denunciaron la violaci√≥n ilegal de la tregua de campa√Īa decretada por el TSE, as√≠ como la ausencia de acciones de este √≥rgano para regular la comisi√≥n de estos delitos y para imponer las sanciones correspondientes, en lo que se considera una clara toma de posici√≥n a favor del Si por parte del √≥rgano electoral.

Entre las denuncias se cuenta la pauta de publicidad a favor del Si en canal 4 de televisi√≥n el d√≠a 5 de octubre, un d√≠a despu√©s de que empez√≥ a regir la tregua obligatoria. Tambi√©n se denuncia la programaci√≥n y repetici√≥n permanente, el d√≠a s√°bado 6, a trav√©s de los canales 6, 7 y 11 ‚Äďque asumieron una posici√≥n favorable al Si a lo largo de todo el proceso‚Äď, de una entrevista de Alberto Padilla, de CNN, en la que se presento una opini√≥n favorable al Si, con informaci√≥n considerada como falsa y tendenciosa. Al respecto, el presidente del TSE indic√≥ que aquello no se trataba de una violaci√≥n la tregua, ya que ¬ęlo que proh√≠be la tregua es la pauta publicitaria¬Ľ, reafirmando a s√≠ el posicionamiento a favor de los intereses del Si.

Injerencia de Estados Unidos

Los simpatizantes del movimiento del No tambi√©n denunciaron la ingerencia del gobierno de Estados Unidos, el cual, en un acto violatorio de la tregua decretada a partir del 5 de octubre, emiti√≥ y difundi√≥ dos cartas diferentes, en las cuales se indicaba que este pa√≠s no renegociar√≠a un nuevo tratado con Costa Rica, en caso de que triunfara el No. Estas cartas fueron presentadas a solicitud expresa del movimiento del Si, seg√ļn lo reconoci√≥ Otto Guevara, dirigente del Partido Libertario, que forma parte del movimiento del Si.

Las declaraciones del gobierno de George Bush habían sido desmentidas un día antes por varios senadores del partido Demócrata. Sin embargo, los medios nacionales no dieron difusión a estas declaraciones.

A lo largo de la campa√Īa, adem√°s, se hab√≠a denunciado la participaci√≥n reiterada del embajador de Estados Unidos en Costa Rica en actos de campa√Īa a favor del Si, en acto de evidente intromisi√≥n e ingerencia en los asuntos internos, que es prohibido en Costa Rica.

Todos los elementos mencionados configuran una situación a todas luces irregular, que fundamenta la posición sobre un fraude electoral de amplias dimensiones.

—————————-

* Del Movimiento para la Salud de los Pueblos РLatinoamérica.
msp-latinoamerica@etapanet.net.

Imagen de apertura; Adonay Arrieta.

Im√°genes:

X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A√Īadir comentario