Ene 31 2005
304 lecturas

Economía

Costa Rica: una batalla por el agua

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Enfrentamientos, bloqueos, manifestaciones y más, son parte de las reacciones generadas por las concesiones otorgadas a un grupo de ocho empresarios de la zona de Monteverde y que les autoriza la extracción de un total de 17.65 litros por segundo de agua de dos de sus quebradas.

La situación llegó hasta tal punto que varios vecinos se vieron obligados a acostarse frente a la maquinaria pesada que estaba zanjeando para colocar la tubería que trasportaría el agua y de esta manera evitar la acción.

Los concesionarios solicitaron estas aguas para ser destinadas, supuestamente, a sistemas de irrigación en diversas plantaciones de la zona. Pero la molestia de los vecinos se acrecentó al descubrir que los beneficiarios se presentaron ante las diferentes instancias gubernamentales como “pequeños agricultores”, tratándose realmente de reconocidos empresarios de mucho dinero. La información brindada por los vecinos señala que entre estos adinerados figuran hoteleros, propietarios de restaurantes, operadores de tours y hasta empresarios del área de transporte.

Los habitantes de Monteverde se lanzaron a las calles a fin de detener las obras de rompimiento de las vías, generándose enfrentamientos que han dado lugar a agresiones físicas, detenciones por parte de la policía y a la intervención de oficiales de tránsito.

La labor de estos últimos consistió en forzar a los manifestantes a movilizar sus vehículos, ya que estos impedían el paso de la maquinaria. Un informe de los manifestantes señala que los funcionarios de la Policía de Tránsito fueron hospedados en el Hotel Claro de Luna y su alimentación estuvo a cargo de La Pizzería de Johnny, ambas propiedad de uno de los concesionarios.

Defienden el agua con su vida

Los vecinos señalaron que ante los hechos de las autoridades y como una acción desesperada, algunos se atrevieron a impedir el paso de la maquinaria con su propio cuerpo. Finalmente, un grupo de mujeres y niños se dieron a la tarea de cerrar la zanja y apostarse con pancartas y cintas blancas como símbolo de oposición.

Mientras tanto, ayer un grupo de vecinos de Monteverde se reunieron con funcionarios de las Defensoría de Habitantes, quienes, luego de analizar la situación acogieron los planteamientos y el próximo 4 de febrero se estarían apersonando en la zona, para estudiar el caso en el campo.

Además, esa institución solicitó al Ministerio de Energía y Minas (Minae) parar las concesiones de agua otorgadas, mientras se realiza la respectiva investigación.

——————————–
En: Pacificar.com

Tomado de diario Extra de Costa Rica. La fotografía pertenece a Richard Laval.

 

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario