Jun 29 2019
111 lecturas

Política

Crece la injerencia militar estadounidense en Argentina

 

La hecatombe económica del gobierno neoliberal de Mauricio  Macri ahoga a la Argentina en el mar de intereses militares y geopolíticos de Donald Trump. Bajo patrocinio de los Estados Unidos la Conferencia de Ejércitos Americanos realiza ejercicios militares en la triple frontera de Argentina, Brasil y Paraguay, y el responsable del Comando Sur, Craig Faller, visita Buenos Aires para cerrar diversos acuerdos y alinear a la Argentina en contra de Rusia, de China y de Venezuela.

Crónica de una Argentina ocupada en “defensa del medio ambiente”Soldados de EEUU

La protección de la biodiversidad está siendo la excusa para la realización de prácticas de ocupación en la triple frontera entre Brasil, Argentina y Paraguay, corazón del Acuífero Guaraní.

La provincia argentina de Misiones fue el epicentro de un “Ejercicio Internacional de Operaciones Interagenciales en Protección del Medio Ambiente y Recursos Naturales”, organizado por la Conferencia de Ejércitos Americanos –organización interamericana surgida luego de la revolución cuban, que cuenta con el patrocinio del Pentágono- el Ejército argentino y la Subsecretaría de Protección Civil de esa provincia.

Esto es posible gracias a las nuevas reglamentaciones que el gobierno de Mauricio Macri impuso para permitir la articulación de las instituciones de protección ciudadana (bomberos, defensa civil, entre otras), de las fuerzas de seguridad interior (policía), las fuerzas armadas argentinas, y su actual alineamiento neoconservador con las fuerzas extranjeras.

El nuevo marco jurídico, como el brindado por la Ley 27287 promulgada en 2016 sobre el Sistema de Gestión de Riesgo, rompe con el entramado jurídico que el país se dio luego del retorno democrático de 1983.

Los ejercicios se realizarán en la localidad de Puerto Libertad, en alrededores de la represa Urugua-í, con la presencia de representantes de ejércitos de quince países, donde destaca la presencia de Canadá, Estados Unidos y España.

Argentina le permitió a Estados Unidos instalar una base militar en la Triple FronteraEn una entrevista con el diario “El Independiente” de Misiones, el subsecretario de Protección Civil de la provincia, Enrique Parra, puso en evidencia la centralidad militar en estos supuestos ejercicios civiles: “hemos trabajado en otras oportunidades con las fuerzas federales, lo que pasa es que el ejército viene con toda su estructura y vamos incorporándonos en su estructura de trabajo”.

El portal Infobae, especializado en informar la agenda neoconservadora en el país, acreditó la participación de 450 civiles y militares en los operativos. Por su parte, la prensa de Misiones detalla la realización de cuatro grandes ejercicios militares que, detrás del relato de la protección al medio ambiente, parecieran estar direccionados a aceitar la acción civil y militar ante un eventual ataque militar o “terrorista”.

El primer ejercicio simuló una fisura de la represa de agua de Urugua-í.  El segundo simulacro, la caída de un avión en plena selva misionera. El tercero fue sobre el hundimiento de una embarcación en el lago Urugua-í, y el último fue el de una simulación de un accidente de un camión con productos químicos de riesgo.

¿“Terrorismo” internacional en el país?

Desde que asumiò Macri la presidencia, en más de una oportunidad en la prensa hegemónica se planteó la existencia de células “dormidas” de Hezbollah en la zona de la triple frontera, la zona donde casualmente se hicieron los ejercicios militares, algo que nunca pudo ser fehacientemente comprobado.

Al contrario de lo que el martilleo mediático informa, Hezbollah es una organización política y militar que surgió en Líbano en 1982 como respuesta a la invasión de Israel a su territorio. Su estatus de organización “terrorista” para los Estados Unidos apareció cuando en 1983, en plena guerra contra esa ocupación israelista y occidental, mediante ataques suicidas mataron a 258 estadounidenses en un cuartel de la Marina de los EU en Beirut.

Lo extraño es que, luego de la guerra, Hezbollah se ha transformado en un partido legalmente constituido que cuenta, actualmente, con una de las bancadas más importantes en el parlamento libanés. Eso lo ha llevado a formar parte, sin inconvenientes, del gobierno de coalición del presidente cristiano, Michel Aoun.

En Argentina, esa organización fue, sin pruebas, reiteradamente acusada de los atentados a la Embajada de Israel y a la AMIA (1992 y 1994) e incluso de hasta haber sido responsable del “asesinato” del fiscal Alberto Nisman (aunque todo indicaba que fue un suicidio).

El Comando Sur estadounidense visita Argentina

Casual o causalmente, los ejercicios militares en Misiones coinciden con la visita del almirante Craig Faller, Jefe del Comando Sur de las Fuerzas Armadas de EU a Argentina, para luego dirigirse a Chile. El objetivo de la gira de Faller es señalar a China, a Rusia y a Venezuela como amenazas para las “democracias” hemisféricas.

“Creo que una alianza fuerte entre nuestros dos países dejará fuera de la competición a otros países, incluidos China y Rusia”, señaló el jefe del comando conjunto de las fuerzas armadas norteamericanas que atienden, controlan e intervienen en Latinoamérica.

Venezuela, como escenario geopolítico central de la región, no escapó del análisis del comandante estadounidense, señalando que la tarea del momento “es estudiar los informes de inteligencia, aprender y conseguir un cierto entendimiento de la situación y de la complejidad de este desastre, para así poder planificar el día después”.

El jerarca militar visitó al ministro de Defensa argentino, el radical Oscar Aguad, y a la secretaria de Estrategia y asuntos militares, Paola Di Chiaro (vinculada al influyente Fulvio Pompeo (1), junto a Liliana Ayalde, una especialista en asuntos latinoamericanos del Departamento de Estado que ofició como embajadora norteamericana en Paraguay, durante el golpe de Estado a Fernando Lugo,  y en Brasil, durante el impeachment (juicio polìtico) a Dilma Rousseff.

La presencia de Craig Miller viene con el ofrecimiento de aviones y vehículos blindados a las Fuerzas Armadas argentinas. En otras palabras, la industria militar estadounidense provee las armas y el Comando Sur los entrenamientos.

Palabras finales

En tiempos de definiciones electorales, pareciera que la estrategia oficial es empujar a discutir sobre Hezbollah y Venezuela y dejar de discutir el hambre, la pobreza, la desocupación de millones de argentinos y argentinas.

Argentina transita una feroz recesión provocada por un proyecto económico que sólo apuesta por las ganancias de los oligopolios locales (energéticas, mineras) las empresas TIC, las cadenas agroalimentarias, y “los mercados”, es decir, la veintena de actores financieros que se llenan de dinero en la “bicicleta” financiera de los bonos  y letras, los LEBAC´s y LELIQ´s.

Este proyecto económico solo se sostiene por la intervención directa del Fondo Monetario Internacional (FMI) y por el alineamiento irrestricto del país a la estrategia neoconservadora de Donald Trump, con quien Macri espera reunirse bilateralmente en el marco de la Cumbre del G20 en Japón.

Pichetto, el senador peronista que ahora acompaña a Mauricio Macri en la fórmula presidencial de cara a las elecciones de octubre, lo pronunció claramente: “Nuestras vinculaciones ya no son con países complejos de Medio Oriente, Rusia, China, con quienes hay que tener relación por supuesto, pero hay que ubicarse definitivamente en un perfil occidental y volver a la relación histórica con los Estados Unidos”.Las bases militares en Colombia, el Comando Sur de EE.UU. y el plan contra Venezuela

El sostenimiento de este modelo económico, regido por la valorización financiera (donde solo ganan los que pueden “trabajar” altas cantidades de dinero especulativo) exige este perverso alineamiento geopolítico. Y es este alineamiento el que obliga a instalar bases extranjeras en nuestro territorio (de la DEA, del Comando Sur) y cumplir con estos descarados ejercicios militares de ocupación.

Desde las fuerzas populares de Misiones ya se han puesto en duda los mecanismos que permiten el ingreso de fuerzas armadas foráneas al país y han denunciado que este tipo de ejercicios militares no han sido debidamente informados al Congreso de la Nación.

“Desde un tiempo a esta parte se han venido utilizando argumentos como el de desastres naturales, prevención del narcotráfico y del terrorismo para producir una mayor injerencia política y militar por parte de Estados Unidos”, afirmó Jorge Almada, militante del Frente Patria de Misiones, a la prensa de la provincia, donde también explica la conformación de “Trinchera Soberana”, una multisectorial que ha convocado diversas movilizaciones populares en contra de la militarización del territorio.

Nota:

Ver: https://www.nodal.am/2019/04/fulvio-pompeo-el-monje-negro-de-la-politica-macrista-por-paula-gimenez-y-matias-caciabue/

* Investigadores argentinos de CLAE-FILA (www.estrategia.la)

 

 

 

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario