Abr 3 2014
861 lecturas

Política

Cristina: Malvinas es la base nuclear de la OTAN en el Atlántico Sur

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner ratificó ayer la soberanía argentina sobre las islas del Atlántico Sur e insistió en que la diplomacia y la paz son los únicos medios válidos para llevar adelante ese reclamo: fue durante el acto que protagonizó en el Patio Malvinas Argentinas de la Casa Rosada, en el Día del Veterano de Guerra, a 32 años del comienzo de la guerra con el Reino Unido. Durante su discurso, CFK volvió a condenar el “doble estándar” de las potencias mundiales respecto del colonialismo y denunció que el principal motivo por el que Gran Bretaña permanece en el archipiélago es que “constituye la base militar nuclear de la OTAN en el Atlántico Sur” y lo vinculó con los episodios de vigilancia electrónica por parte de los Estados Unidos denunciados en el último tiempo. “Malvinas es una causa regional”, agregó. Ante funcionarios, autoridades militares, legisladores y las titulares de Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, la Presidenta anunció además la creación de un nuevo billete de 50 pesos con la imagen de las islas (ver aparte).

“La historia de la humanidad demuestra claramente que siempre se terminan recuperando los enclaves coloniales, más tarde o más temprano, por eso tengo una infinita confianza en la historia, en el pueblo, para la recuperación de esas islas”, señaló la jefa de Estado en su mensaje, transmitido por cadena nacional, en el que sostuvo “el compromiso con la necesidad de una recuperación pacífica” del archipiélago. Pero, en un giro novedoso respecto del mensaje de años anteriores, no hizo énfasis en “el uso y abuso de los recursos naturales que son tomados indiscriminadamente” por los británicos en el territorio en disputa, sino que apuntó a otro aspecto de la importancia estratégica de las islas: “La verdad sobre Malvinas es que constituye la base militar nuclear de la OTAN en el Atlántico Sur, ésta es la verdad que no pueden seguir ocultando y que quiero leerlo. Porque por eso nuestro mensaje no solamente tiene que ver con la soberanía, con un reclamo de soberanía. Nuestro mensaje también tiene que ver con un mensaje de paz, en un mundo desquiciado por los enfrentamientos militares, étnicos y religiosos”, señaló.

En ese sentido, explicó que Malvinas es “la mayor base militar existente al Sur del paralelo 50”, desde donde “se maneja todo el despliegue militar británico, ma non troppo”, en referencia a la utilización de ese enclave por otras potencias, principalmente Estados Unidos. Allí, agregó, están montados “los sistemas de inteligencia electrónica” que podrían tener vinculación con el espionaje a presidentes de la región difundido el año pasado. También denunció la presencia de submarinos con capacidad para armas nucleares y de misiles que pueden alcanzar a todo el Cono Sur, “hasta Ecuador”. “Hay casi un 20 por ciento de jóvenes desocupados en Inglaterra, sería bueno que se dedicaran menos a guerrear y más a ocuparse de los propios ingleses y del propio pueblo inglés”, añadió Fernández de Kirchner, que estimó en 31 mil dólares al año por inglés el costo del mantenimiento de las bases militares.

CFK agregó que “en realidad lo que domina la política internacional es la relación de fuerzas, no es el derecho internacional, no son los derechos humanos, no es el respeto a la paz, no es el respeto a la integridad territorial. Es la ley del más fuerte; el que puede pisarle la cabeza al otro se la pisa y nadie reclama” e hizo un llamado a “abandonar estos dobles estándares que finalmente luego se terminan volviendo en contra, como un boomerang. Porque (es) lo único que nos permite, no solamente a una sociedad nacional, sino también a la sociedad global, poder convivir racionalmente, evitar muertes, conflictos, miserias”. Durante el acto, la Presidenta estuvo acompañada por su gabinete de ministros y por el vicepresidente Amado Boudou. A un lado estaban también autoridades legislativas y militares y un puñado de dirigentes y funcionarios. ARG MALVINAS SON ARGENTINAS

El Patio Islas Malvinas, de tamaño reducido, estaba abarrotado de invitados y militantes.

Otro anuncio de CFK estuvo relacionado con los 123 cuerpos argentinos no identificados que están enterrados en las islas. “Hay una obligación moral y patriótica de identificar a cada uno de ellos para honrarlos como se honra la memoria de los héroes”, dijo, y en ese sentido se convocó a la Cruz Roja y al Equipo Argentino de Antropología Forense para avanzar en la tarea. “Estamos recorriendo el país con recursos del Estado también, y ya hemos logrado obtener 65 muestras de sangre de más de 145 familias, precisamente para lograr esa identificación”, dijo CFK.

Por último, inauguró una vitrina en la que se exhibe una de las siete banderas que flamearon en 1966 en Malvinas, durante la llamada Operación Cóndor, en la que militantes peronistas secuestraron un avión de Aerolíneas Argentinas y lo dirigieron al archipiélago.

La última de las banderas que queda por ubicar tendrá su lugar en el museo sobre Malvinas que se inaugurará en junio en el espacio de la ex Escuela de Mecánica de la Armada (centro de detención, tirtura y desaparición durante la dictadura), mientras que las restantes se encuentran en el Mausoleo de Néstor Kirchner, en Río Gallegos; en el Salón de los Pasos Perdidos del Congreso; en el Museo del Bicentenario; y en las basílicas de Luján y de Itatí.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

1 Comentário

Comentarios

  1. Antonio Casalduero Recuero
    10 abril 2014 21:29

    Por más que algunos la denuesten, que traten de denigrarla, Cristina ha sido y es una mujer íntegra, latinoamericanista, consecuente y profundamente argentina. Las valientes palabras que expresara en este acto -de repercuciones internacionales- así lo demuestran.
    Acusa de paso la hipocrecía norteamericana, que con sus medios tecnológicos ayudó decisivamente a los ingleses en la guerra de las Malvinas, metiéndose al bolsillo el TIAR (tratado intercontinental de asistencia recíproca), formulado exclusivamente para actuar contra la URSS de ese entonces. Aunque también colaboró con los ingleses la vergonzosa y cobarde ayuda de las FF.AA. chilenas, especialmente la Fuerza Aérea, prestando territorio chileno para que se reabastecieran los aviones de guerra ingleses, un hecho desvergonzado contra un país hermano y limítrofe. Esto fue reconocido públicamente por el Gral. Matthey en una entrevista por televisión. Así funcionan las dictaduras, tanto la argentina como la chilena, ambas instaladas gracias a los Estados Unidos.