Nov 22 2006
240 lecturas

Opinión

Cruceros y testamentos: – LA IZQUIERDA Y LAS ORILLAS DEL ATLÁNTICO

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Más de cien mil ejemplares vendidos, The Nation es en la práctica el órgano de la izquierda norteamericana (estadounidense), frente al cual palidecen otras prestigiosas cabeceras como The Progressive, Dissent o In These Times. Pero sin perder de vista que la misma palabra, “izquierda”, cubre realidades muy diversas en los dos lados del Atlántico.

Una página del semanario lleva publicidad de un crucero/seminario del 16 al 23 de septiembre por varias islas del Caribe, en el cual los pasajeros, por el módico precio de 3.000 dólares, tendrán el inefable placer de escuchar a Víctor Navasky, Katrina vanden Heuvel, Katha Pollito, Laura Flanders, Molly Ivins y otras firmas habituales del semanario.

El crucero se pretende ecológicamente correcto y carga a todos los pasajeros 11 dólares adicionales destinados a reforestar un área de Guatemala que sufrió desprendimientos, plantando árboles en magnitud suficiente como para absorber todo el dióxido de carbono que haya podido generar cada pasajero.

The Nation organiza dos cruceros al año que aportan 500.000 dólares a la caja del semanario. ¿Os imagináis al Manifesto organizando un crucero con Alessandro Portelli, Domenico Starnone y Franco Carlini? Parece incongruo, si no bufo: modos muy distintos de ser de “izquierda”.

También la mentalidad es distinta.

En el boletín de la fundación homónima, un recuadro pregunta: “¿Vas a hacer testamento?”. Y la respuesta es: “Es importante para ti y es importante para nosotros que consideres la posibilidad de incluir a The Nation entre tus herederos. Incluyendo a The Nation entre tus herederos contribuyes a asegurar perdurarán por generaciones los principios en que tú y nosotros creemos y el foro en que se lucha por ellos”.

Al Manifesto no le pasaría jamás por la cabeza pedir a sus lectores una cuota de herencia: no podríamos esperar tanto.

——————————–

* Analista político y colaborador habitual de Il Manifesto.
Traducido para Sin permiso de Leonor Març.
www.sinpermiso.info

fotoAddenda

Se trata de una publicación cuyo núcleo promotor –se puede leer en el editorial Propósito de sin permiso– “está compuesto de gentes de tres generaciones y de los dos lados del Atlántico cuya biografía política e intelectual ha estado ligada de diversas formas –incluidas, por ejemplo, en los más veteranos, la experiencia de la militancia revolucionaria bajo las dictaduras militares y en las cárceles políticas latinoamericanas o la resistencia clandestina al franquismo– a distintas corrientes y subculturas de la gran tradición socialista contemporánea”.

(Es posible leer completo el el extenso editorial, correspondiente a junio de 2005, aquí).

Los dos lados del Atlántico son Barcelona, Buenos Aires y Mexico DF; ello podría explicar, y no el hecho de estar sus promotores ligados a las corrientes del socialismo, la ausencia de ensayistas, escritores y periodistas chilenos (¿eso?) en el vendaval de importantes firmas que aparecen colaborando con dicho medio periodístico.

Al parecer la lección del crucero caribeño a que alude D’Eramo fue aprendida. Señala Sin Permiso en la página de entrada de la versión digital: “Si le ha interesado este artículo, recuerde que sinpermiso electrónico se ofrece semanalmente de forma gratuita y considere la posibilidad de contribuir al desarrollo de este proyecto político-cultural con una donación.

Broma aparte, es una publicación de suyo recomendable.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario