Ago 20 2016
654 lecturas

Economía

Cuba y la economía de mercado

Las 274 nuevas reglas para el funcionamiento de la economía, que el Partido Comunista Cubano, ha establecido hace pocos días, renuevan el debate sobre las tendencias que encierra la evolución económica de ese país. Esas disposiciones están enmarcadas en las Resoluciones del último Congreso partidario y particularmente en el discurso del Presidente Raúl Castro, durante su inauguración el 16 de abril de este año.

Allí Raúl sostenía que “la producción no satisface la demanda… el reconocimiento del mercado en el funcionamiento de la economía socialista no implica que el Partido, el gobierno y las organizaciones de masas, dejen de cumplir su papel en la sociedad… las reglas de la oferta y la demanda no están reñidas con el concepto de planificación…  los salarios siguen siendo insuficientes para satisfacer las necesidad de las familias cubanas… aumenta el sector no estatal, en tanto el empleo estatal se reduce. Los trabajadores por cuenta propia prestan servicios que generan producciones muy necesarias… reafirmamos el principio socialista del predominio de la propiedad de todo el pueblo sobre los fundamentales medios de producción, así como la necesidad de descargar al Estado de otras actividades no determinantes en el desarrollo de la Nación… el trabajo por cuenta propia y la microempresa privada no son por esencia antisociales y la mayoría de los que allí trabajan son revolucionarios”. cuba raul castro

Estas 274 normas recientemente difundidas y que actualizan el discurso de Raúl,  llaman la atención sobre el lento avance de las medidas propuestas, más allá que son decenas de miles los emprendimientos creados al amparo de esa tendencia. También advierten que no se permitirá la concentración de propiedades y riqueza, recordando el valor central que tiene para el gobierno cubano el mantenimiento de una economía centralizada. Se lamentan por el bajo crecimiento económico alcanzado en el primer semestre. Se llegó al 1%, a pesar del boom turístico desatado luego de la reanudación de relaciones con los Estados Unidos, habiéndose duplicado el número de turistas. Entre las causas de este lento crecimiento están las dificultades en materia energética, relacionadas con la grave situación por las que atraviesa su principal aliado, Venezuela.

El modelo cubano se acerca, dentro de las diferentes condiciones y posibilidades de ambos países, al vietnamita. Una economía centralizada, con fuerte presencia del mercado y un partido único de gobierno. En ese marco Viet Nam ha crecido rápida y sostenidamente, en las últimas  décadas.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario