Ene 27 2013
769 lecturas

Política

Cumbre Celac-UE: ¿hacia una “nueva alianza estratégica”?

Los jefes de Estado y de gobierno de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y de la Unión Europea (UE) pusieron en marcha este sábado la primera de dos jornadas de una cumbre encaminada a construir “una nueva alianza estratégica”, al cabo de la cual aprobaron la Declaración de Santiago y el plan de acción común para el periodo 2013-14. | ENRIQUE GUTIÉRREZ.*

 

La Declaración de Santiago, el documento final de la cumbre suscrito por los representantes de 60 países asistentes, se pronuncia por evitar el proteccionismo y promover el comercio entre Europa y América Latina y el Caribe. Se estableció en el documento celebrar la próxima cumbre de la Celac-UE de 2015 en Bruselas.

Al inaugurar la reunión, el presidente chileno, Sebastián Piñera, llamó a las delegaciones de las naciones presentes a integrar una alianza estratégica económica y social. “Somos una comunidad que representa a 60 países, un tercio de los habitantes del mundo, un tercio del producto mundial; tenemos una tremenda responsabilidad con nuestra región y el mundo”, afirmó.

“El tema que nos convoca es la construcción de una nueva alianza estratégica para lograr el desarrollo sustentable en base a inversiones de calidad tanto en lo ambiental como en lo social”, dijo Piñera en la ceremonia de apertura en el centro de eventos Espacio Riesco, rodeado de un inédito despliegue de seguridad con más de 5 mil carabineros.

El gran ausente

La Celac, que aglutina a las naciones americanas salvo Estados Unidos y Canadá, fue constituida en Caracas en diciembre de 2011 a instancias del presidente venezolano, Hugo Chávez, gran ausente a causa de su convalecencia en Cuba. Pero ahora le ha tocado a Chile efectuar esta cita con la UE, la más grande que haya organizado esta nación en su historia.

Si bien Piñera dijo que 43 por ciento de las inversiones extranjeras en América Latina provienen de Europa, esto se ha frenado últimamente debido a la crisis que afronta la mayor economía del planeta. Sin embargo, reconoció que las inversiones vienen de pocos países, como España, Gran Bretaña y Francia, y son pocos los receptores, como Argentina, Brasil y Chile.

En esta séptima cumbre, Europa abogó ante empresarios y mandatarios latinoamericanos por un compromiso político sólido para frenar el proteccionismo y pidió un marco jurídico transparente para las inversiones, de acuerdo con la intervención del presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso.

En la cumbre paralela empresarial, indicó que “es fundamental garantizar un marco jurídico transparente y estable que respete las normas internacionales y evite la arbitrariedad”, de modo que se evite el proteccionismo y se promueva la liberalización. Se trata de constituir socios estratégicos, dijo, frente a los desafíos del desarrollo y crecimiento económico sostenidos.

Destacó el acierto del surgimiento de la Celac como “un paso importante en el proceso de integración regional”, y dijo que estrechar los lazos entre la economía más grande del mundo, Europa, y algunas de las economías en más rápida expansión situadas en América Latina, “redundará en interés de todos nosotros”.

Documento final

Como se sabe, Venezuela, Argentina y Bolivia han expropiado en los últimos años empresas foráneas, incluidas europeas, y Caracas se retiró del Centro Internacional para la Resolución de Disputas sobre Inversiones del Banco Mundial. Entre los mayores conflictos por esa razón los han tenido Argentina y Bolivia con firmas y el gobierno de Madrid.

De hecho, Venezuela exigió que una mención al derecho de los estados a las expropiaciones fuera incluida en el documento final del encuentro, dijo un funcionario venezolano.

“La expropiación es un mecanismo que tienen los estados para intervenir en la economía, como lo son los subsidios. Éste es uno de los puntos que hemos defendido como un mecanismo de los estados para el bienestar común de la sociedad”, señaló una fuente de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba), que integran Cuba, Ecuador, Nicaragua, Bolivia, Antigua y Barbuda, Dominica, y San Vicente y las Granadinas.

La Declaración de Santiago reitera “nuestro compromiso con evitar el proteccionismo en todas sus formas”. Apoya una “inversión celac-ue1productiva que respete del todo los aspectos económicos, sociales y ambientales constitutivos del desarrollo sostenible”.

Asimismo, “rechaza toda medida coercitiva de carácter unilateral con efectos extraterritoriales que sean contrarias a la ley internacional y a las reglas comúnmente aceptadas del libre comercio”, y condena en particular la ley estadunidense Helms-Burton, que fortaleció el embargo estadunidense contra Cuba, el cual cumplió medio siglo.

El presidente cubano, Raúl Castro, participa de la cumbre y asumirá por un año la presidencia pro tempore de la Celac a partir de este lunes.

En otro punto se acordó “fortalecer el mecanismo de coordinación sobre drogas entre la Celac y la UE”, y se reafirma “nuestro compromiso con la universalidad e indivisibilidad de los derechos humanos como están expuestos en la Declaración Universal de Derechos Humanos”.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, había expresado su deseo de que Europa se una al debate tendiente a una revisión de la estrategia de la lucha antidrogas, como lo han reclamado otros gobernantes latinoamericanos y especialistas de la región, que consideran un fracaso la guerra de 40 años contra el narcotráfico impulsada por Estados Unidos.

En la declaración final se insistió en la relevancia de asociaciones estratégicas de cara a la crisis económica y financiera y las exigencias de los pueblos, la adopción de políticas que promuevan el comercio y las inversión entre países de la Celac y la UE. Inversiones productivas que se cumplan plenamente e integren las dimensiones económicas, sociales y ambientales de desarrollo sustentable.

Morales critica el librecambismo

Evo Morales, presidente de Bolivia, criticó el modelo de libre mercado e insistió en su “diplomacia de los pueblos” para hallar solidaridad y complementariedad de los países de la región. Dijo que “estamos acá para compartir nuestras experiencias de trabajo permanente en defensa de la vida, por la igualdad y la dignidad en la unidad de nuestros pueblos”.

Señaló que “cuando nos sometemos al mercado, hay problemas de carácter económico y social, mientras sigue creciendo la pobreza”. Morales abogó por reducir las “profundas asimetrías” entre países y de continente a continente.

Por lo demás, América Latina reprocha a Europa sus gigantescos subsidios a la agricultura, lo que representa uno de los puntos que bloquean las negociaciones para un tratado de libre comercio UE-Mercosur, integrado por dos grandes potencias agrícolas como Brasil y Argentina.

Por eso, ante los llamados de Europa a abrir los mercados, Argentina ha adoptado barreras proteccionistas para mantener su nivel de reservas internacionales, al tener cortado el crédito internacional desde el default en su deuda externa en 2001. Lo mismo ha hecho Brasil, la mayor economía de América Latina, imponiendo barreras comerciales a la importación de productos europeos. La presidenta argentina, Cristina Fernández, antes de la cumbre calificó de “hecho histórico” que Cuba asuma la presidencia pro tempore de la Celac. “Marca una nueva época, una América Latina y el Caribe “muy unidos”, y pese a las “diferencias” y “distintas visiones” en la región se mantiene una “concepción de progreso y de inclusión social”.

Fernández indicó que el Mercosur emprenderá en el último trimestre de este año una oferta a la UE ante el demorado acuerdo de libre comercio. Sin embargo, acotó que el pacto no deberá perjudicar a las industrias del bloque sudamericano.

La canciller alemana, Angela Merkel, consideró que la región puede jugar un papel importante en la recuperación de España y Portugal, que atraviesan el peor momento de sus graves crisis, tras una reunión que tuvo con Piñera.

El vicepresidente venezolano, Nicolás Maduro, declaró que llegaba después de haber estado en Cuba con el presidente Hugo Chávez, de quien traía un mensaje para esta cumbre, referido a un “conjunto de propuestas fundamentales”. Asimismo, dijo que entregó sus felicitaciones al pueblo de Chile por la organización de esta cumbre, así como a los estados que conformaron la Celac.

Anexo
La eurozona “ya no está en riesgo existencial”: Consejo Europeo
Rosa Elvira Vargas/La Jornada

El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rumpoy, aseguró que la eurozona “ya no está en el llamado riesgo existencial” y que 2012 fue un punto de cambio importante para esa región.

Ante participantes en la cumbre empresarial en el marco de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños y la Unión Europea (Celac-UE), el ex primer ministro de Bélgica indicó: “Ahora somos más capaces de lidiar con el tipo de shocks que hemos visto durante la crisis. También estamos mejorando nuestra competitividad y estamos enfrentando los vacíos de nuestra unión económica y monetaria con gran determinación para reforzar nuestro marco monetario y hacer que nuestras políticas económica y presupuestal estén más cercanas”.

La expresión de Van Rumpoy fue seguida por un largo aplauso de los asistentes, pues también señaló que el proyecto de un banco central en la eurozona va por buen camino.

Durante la clausura de esa reunión de inversionistas –quienes sesionaron aquí en forma previa al encuentro de los jefes de Estado y de gobierno de las dos regiones– la canciller de Alemania, Angela Merkel, pidió con vehemencia una cooperación entre América Latina y la Unión Europea, orientada en valores y principios “que siempre han sido exitosos”. En suma, dijo, estimular “la cooperación sin barreras comerciales”.

En tiempos de dificultades, y “los europeos hemos vivido años difíciles y no hemos salido del todo, nadie puede pensar que la mejor manera de superar esas dificultades sea el proteccionismo”.

Dijo que la cooperación sobre la base de libre comercio “está la mejor posibilidad de desarrollar nuestras relaciones económicas” y de ahí que tanto ella como Van Rompuy pusieran énfasis en las negociaciones para un acuerdo de asociación con el Mercosur.

Por la mañana, en su visita al Palacio de la Moneda para reunirse con el anfitrión Sebastián Piñera, la canciller alemana destacó el crecimiento del mercado interno en su país como vía para conseguir el mismo objetivo en la economía europea y lograr una eurozona robusta, y se pronunció por una política económica expansiva, por la cual las naciones de esa región ofrezcan productos competitivos al resto del mundo.

Con los empresarios resaltó: “Como jefa del gobierno de Alemania quiero decir que creemos en una competencia justa, que debe haberla para ver quiénes son los mejores. Para nosotros, la Unión Europea, el mercado interior es una buena patria, pero tenemos que actuar con todo el mundo para mejorar el desarrollo y, por tanto, es importante que entremos en competencia con ustedes. Queremos inversión aquí, pero también que ustedes inviertan allá. Son bienvenidos, ésta es una asociación de igual a igual, un camino en dos direcciones”.
——
* Periodista.
En La Jornada de México (www.jornada.unam.mx).

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario