Sep 10 2016
382 lecturas

EconomíaPolítica

Datos y debates económicos en Argentina: ¿salimos o no salimos?

 

Más allá de sus variadas y feroces internas, en el gobierno coinciden que su futuro depende de lo que pase con la economía. Después de los festejos del triunfo electoral, con los globos amarillos, vino la alegría porque el fin del cepo al dólar resultaba un éxito.

El gobierno empezó perder su sonrisa cuando comprobó que gobernar no es lo mismo que dar órdenes y que las reglas de juego de las empresas privadas no se pueden trasladar al Estado y la política. Los “gerentes”, que ocuparon varios ministerios y cargos de jerarquía, después de aquel intento de meter dos jueces de la Corte Suprema por la ventana, percibieron que la cosa no es tan sencilla. Cómo todavía no asimilaron del todo esa “novedad” algunos de ellos siguieron metiendo la pata.

Aunque –pensándolo bien- más que equivocarse parece que se tiran un lance, si camina… bien, si no… retroceden. Esa parece ser la regla del actual gobierno, Por cierto que está en las antípodas de lo que hacían los Kirchner, que frente a un cuestionamiento redoblaban la apuesta. Creo que ambos mecanismos no son los mejores, pero sirven para llevar adelante políticas que no tienen el suficiente trabajo previo de elaboración y consulta. En el modo de obrar del kirchnerismo y macrismo, el consenso es una palabra que no está en uso, claro está que los efectos lo pagamos los millones de compatriotas.

Hay otro tema que devela los sesos y produce rictus de preocupación en la cara de los funcionarios de Macri. Se trata del “aluvión de dólares” que iban a llover sobre nuestra economía ni bien se terminara con el cepo y la devaluación. Las cosas se hicieron pero los dólares no están apareciendo. De eso ya hablaremos, pero no es una cuestión secundaria.

Por eso la pregunta que brota por los cuatro costados es ¿arrancamos o no arrancamos?, ¿salimos o no salimos? Porque, independientemente de las buenas intenciones la economía sigue cayendo al igual que los puestos de trabajo y los ingresos de millones de familias, aunque la inflación digan que es casi “0” porque surge de eliminar los aumentos de gas que se habían incorporado y que ahora –más leves- aparecerán nuevamente. De todos modos ese “0” de inflación en las góndolas no se ve.

Tarifasar no al tarifazo11

Están transcurriendo días decisivos respecto a la cuestión de las tarifas. La Suprema Corte dio dos fallos distintos. Cuando lo hizo respecto al gas opinó sobre el fondo del tema y resolvió que, para los consumidores domiciliarios (30% del total del consumo), todo volviera al 30 de marzo. El gobierno se quedó con la cara larga, masticando bronca por la macana que se habían mandado. No solo eso sino que la Corte le advirtió al gobierno que los aumentos debían ser razonables y previa audiencia pública, la que fue convocada para el viernes que viene. De modo que, siendo muy optimistas, el incremento para esos sectores recién se podrá aplicar a partir de octubre (6 meses después del 30 de marzo previsto por el gobierno)

En cuanto a las tarifas de luz, de la Provincia de Buenos Aires, la resolución fue distinta. En ese caso la Corte rechazó el reclamo por cuestiones de forma porque –según su decisión- quienes lo hicieron (diputados provinciales del justicialismo y ese mismo Partido) no estaban legitimados para ello, pero no dijo nada sobre la cuestión de fondo. Con ello dejó abierto el camino para que vengan reclamos los reclamos de particulares, pymes y clubes de barrio.

Las importaciones y las “variables Sergio Massa”

Sergio Massa

Sergio Massa

Un importante crecimiento de las importaciones de bienes de consumo desató la alarma en los productores locales y motivó la crítica política de variados sectores, al frente de los cuales se puso Sergio Massa (ex candidato presiencial de la derecha peronista y hoy apoyo crítico del gobierno de Mauricio Macri).

Quienes más se quejaron fueron las Cámaras de empresarios textiles y del calzado. Argumentan que este año está ingresando un 6% más de productos que el año pasado y la propuesta que están debatiendo con Francisco Cabrera, Ministro de la Producción, es achicar en un 20% (pero respecto al 2015) el ingreso de ese tipo de productos.

Massa, por su lado, tuvo dos opiniones contradictorias. Por la primera proponía suspender -por 120 días- la importación de bienes de consumo. Esta propuesta motivó una airada respuesta de Cabrera, luego se hizo público el proyecto de ley presentado por diputados massistas del Frente Renovador. Allí proponía dos medidas: Declarar -por 4 meses- la emergencia del sector y obligar que –durante  ese período- todos los productos de consumo debían ser revisado por la Aduana (“canal rojo”) haciendo mucho más complejos, burocráticos y difíciles los trámites de importación de esos productos.

Reclamos y posicionamientos sindicales

Se está produciendo una reconfiguración de los encuadramientos sindicales. Ello repercute en los reclamos de los diferentes sectores.

Las CTA, encabezadas por Hugo Yasky y Pablo Micheli, ganaron espacio con su reciente reclamo y movilización. Pero dentro de la CTA, que dirige Micheli, hay muchos –demasiados- problemas internos. Ambas CTA tienen una buena relación con la Corriente Político Sindical Federal (bancarios, gráficos, molineros, curtidores, entre otros) y otros gremios como camioneros, peaje, UOCRA. Todos ellos parte de la CGT y estos últimos, inclusive, ocupando cargos directivos como los hijos de Hugo Moyano (camioneros y peaje). Este espacio aparece como la formación sindical peronista más combativa. Luego está la CGT “unificada” y por fuera de todos ellos algunos sectores como el que acaudilla el taxista Omar Viviani.ar marcha federal1

Lo cierto es que las CTA y sus “gremios amigos” de la CGT están instando a la CGT para acordar la fecha de un paro general, al mismo tiempo convocan -para el próximo viernes- una movilización con motivo de las Audiencias Públicas  vinculadas a las tarifas de gas. Será, sin lugar a dudas, otra movilización multitudinaria, cabe hacer notar que gremios petroleros están acordando con el diseño de las tarifas que está anunciando el gobierno. Mientras que la conducción de la CGT aún no ha tomado definido su posición al respecto de ambas cuestiones: La propuesta del paro y la movilización.

La deuda pública y el déficit fiscal

El déficit de Caja del año pasado fue cercano al 7% del PBI. El macrismo pensaba reducirlo en un par de puntos. Está lejos de ese objetivo, la estimación actual es que rondaría el 6,6%. La pregunta es ¿porqué no está logrando alcanzar su objetivo? Ello responde a dos causas: Una está vinculada a la resistencia que van encontrando las medidas de ajuste planteadas, como lo ocurrido con las tarifas de gas. La otra tiene que ver con cuestiones de “alta” política o negocios.

Por ejemplo dejar de comprar gas boliviano a 3,02 dólares el BTU (Unidad de medida del gas) y comprárselo a empresas que operan en Chile a 6,90 dólares (un 128% más), incluyendo cláusulas de confidencialidad y la intervención de los Tribunales de Nueva York. Una de esas empresas “chilenas” regasifica lo que importa y le provee la British Gas, propiedad de la anglo holandesa Shell, empresa en la cual el Ministro Juan José Aranguren tiene acciones y por lo cual ha sido imputado por un Fiscal argentino. El Ministro Aranguren justificó esa compra, que nos produce una pérdida millonaria, diciendo que Bolivia no podía proveerlo, lo que ha sido desmentido por el gobierno de ese país. Este es uno de los mecanismos que explica la necesidad de endeudamiento y esta forma de hacer negocios es un ejemplo de porqué es muy difícil bajar el déficit fiscal.

inflacion1¿Cómo se cubre ese déficit? El kirchnerismo, en el último período, lo cubría dándole a la “maquinita”, emitiendo más y más. El macrismo compensa el déficit tomando mayor deuda. Es por eso que ésta crece a razón de 4 mil millones de dólares mensuales. La duda es ¿cuánto tiempo se puede aguantar este juego?

Otras “perlas” de economía

El “blanqueo” no lava bien:   ya está en marcha el nuevo “blanqueo” de capitales. Hasta ahora todo está por verse. Por ahora sus resultados son bastante limitados, ni cerca de los 20, 30 ó 60 mil millones que están esperando. De todos modos estas operaciones se suelen concretar sobre el final del plazo previsto.

Llegan los ómnibus eléctricos, después de arduos y conflictivos debates entre miembros del gabinete está resuelto el llamado a licitación para la compra de 50 unidades, lejos de las 400 unidades originalmente pensadas, de colectivos eléctricos que serían incorporados al paisaje porteño y bonaerense el próximo año.

Crecen las exportaciones de bio diesel y ello motiva un notable crecimiento en la producción de bio diesel. Ese avance estaría dado por el incremento de las exportaciones hacia los Estados Unidos, que absorben el 80% de todo lo que va al exterior. En el orden interno hubo una baja muy importante en el primer trimestre que ahora comienza a recuperarse.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario